/ domingo 7 de enero de 2024

Sequía, el principal problema para el campo en 2024

Las presas del estado sólo tienen 23% de agua almacenada, suficiente sólo para un ciclo agrícola: Francisco Escobar

Este 2024 inicia sin esperanzas para el campo en Guanajuato, pues trabajadores de las tierras se enfrentarán a un año más de sequía, aunado a que hay poca agua en las presas del estado, que en conjunto sólo tienen almacenado 23.64% de toda la capacidad con que cuentan, uno de los promedios más bajos en la última década.

Suscríbete a nuestra edición digital

Francisco Escobar Osornio, quien es dirigente de la Unión Demócrata Campesina (UDC) en Guanajuato, señaló en entrevista con Organización Editorial Mexicana que la situación es poco prometedora para la gente que trabaja en los campos, principalmente para quienes tienen tierras de temporal, que es la que genera la mayor producción de alimentos en la entidad.

“Una gran cantidad de lo que se siembra en Guanajuato es temporal y tiene baja productividad, hubo bajas precipitaciones durante el año pasado”, explicó el dirigente campesino.

Sin embargo, Francisco Escobar señaló que la expectativa no cambia mucho para quienes tienen tierras en zonas de riego, pues éstos dependen también del agua que se haya almacenado en las presas, y debido a la poca lluvia, éstas también se encuentran vacías.

“Las presas no tienen agua, aunque las zonas de riego tienen un alto potencial productivo, pues también dependen del agua que haya almacenada en las presas del estado”.

De acuerdo con datos oficiales de la Comisión Nacional del Agua, con corte al dos de enero de 2024, el nivel de las presas en Guanajuato es crítico, pues en conjunto sólo tienen almacenado 23.64% de todo lo que podrían tener de agua captada.

Por ejemplo, la presa La Soledad tiene un 8.02%, El Palote tiene 8.51%, la presa Peñuelitas tiene 1.52%, La Begoña tiene almacenado sólo 14.54%, la Laguna de Yuriria está a 11.33%, La Golondrina está a 14.69%, la presa San Antonio de Aceves, en Pénjamo, está al 42%.

Las presas Solís y La Purísima, las dos más importantes para garantizar los riegos en el estado, están a 55.03% y 42.31%, agua suficiente para garantizar el ciclo agrícola primavera-verano de 2024, pero a decir de Francisco Escobar, “si no llueve, la situación se va a poner difícil, porque el estado tendrá que sacar agua del subsuelo y ya estamos en el límite”.

Cae el precio de los granos

Por esta situación, el dirigente campesino lamentó la situación en la que se ven actualmente las familias que subsistencia de la actividad de las tierras, pues en el campo hay malas expectativas, no solo las de las tierras, pues solo poco que ya se produjo ha ido pagándose a una precio más bajo del que los agroproductores consideraban para esta temporada.

Por ejemplo, el maíz es uno de estos alimentos pagado en bajo precio, pues de pagarse en alrededor de siete mil pesos por tonelada en otros años, durante el 2023 lo estuvieron pagando en cinco mil pesos por tonelada, lo cual se traduce en una gran inversión por parte de los productores para sacar adelante sus cosechas y poca o nula recuperación del recurso al momento de la venta.

Como ha sido informado por Organización Editorial Mexicana, durante el pasado 2023 los campesinos se quedaron esperando la temporada de lluvias, desesperados observando cómo sus tierras nunca reverdecieron, con una esperanza vacía cuando comenzó a lloviznar, vacía pues las lluvias nunca nutrieron sus tierras lo suficiente, ni siquiera fue la cantidad de agua necesaria para alimentar las borderías y que su ganado tuviera alimento o agua para tomar. Aun así, quienes trabajan el campo deben seguir adelante con el pronóstico en su contra y luchar por recuperar un tanto de lo perdido.

Este 2024 inicia sin esperanzas para el campo en Guanajuato, pues trabajadores de las tierras se enfrentarán a un año más de sequía, aunado a que hay poca agua en las presas del estado, que en conjunto sólo tienen almacenado 23.64% de toda la capacidad con que cuentan, uno de los promedios más bajos en la última década.

Suscríbete a nuestra edición digital

Francisco Escobar Osornio, quien es dirigente de la Unión Demócrata Campesina (UDC) en Guanajuato, señaló en entrevista con Organización Editorial Mexicana que la situación es poco prometedora para la gente que trabaja en los campos, principalmente para quienes tienen tierras de temporal, que es la que genera la mayor producción de alimentos en la entidad.

“Una gran cantidad de lo que se siembra en Guanajuato es temporal y tiene baja productividad, hubo bajas precipitaciones durante el año pasado”, explicó el dirigente campesino.

Sin embargo, Francisco Escobar señaló que la expectativa no cambia mucho para quienes tienen tierras en zonas de riego, pues éstos dependen también del agua que se haya almacenado en las presas, y debido a la poca lluvia, éstas también se encuentran vacías.

“Las presas no tienen agua, aunque las zonas de riego tienen un alto potencial productivo, pues también dependen del agua que haya almacenada en las presas del estado”.

De acuerdo con datos oficiales de la Comisión Nacional del Agua, con corte al dos de enero de 2024, el nivel de las presas en Guanajuato es crítico, pues en conjunto sólo tienen almacenado 23.64% de todo lo que podrían tener de agua captada.

Por ejemplo, la presa La Soledad tiene un 8.02%, El Palote tiene 8.51%, la presa Peñuelitas tiene 1.52%, La Begoña tiene almacenado sólo 14.54%, la Laguna de Yuriria está a 11.33%, La Golondrina está a 14.69%, la presa San Antonio de Aceves, en Pénjamo, está al 42%.

Las presas Solís y La Purísima, las dos más importantes para garantizar los riegos en el estado, están a 55.03% y 42.31%, agua suficiente para garantizar el ciclo agrícola primavera-verano de 2024, pero a decir de Francisco Escobar, “si no llueve, la situación se va a poner difícil, porque el estado tendrá que sacar agua del subsuelo y ya estamos en el límite”.

Cae el precio de los granos

Por esta situación, el dirigente campesino lamentó la situación en la que se ven actualmente las familias que subsistencia de la actividad de las tierras, pues en el campo hay malas expectativas, no solo las de las tierras, pues solo poco que ya se produjo ha ido pagándose a una precio más bajo del que los agroproductores consideraban para esta temporada.

Por ejemplo, el maíz es uno de estos alimentos pagado en bajo precio, pues de pagarse en alrededor de siete mil pesos por tonelada en otros años, durante el 2023 lo estuvieron pagando en cinco mil pesos por tonelada, lo cual se traduce en una gran inversión por parte de los productores para sacar adelante sus cosechas y poca o nula recuperación del recurso al momento de la venta.

Como ha sido informado por Organización Editorial Mexicana, durante el pasado 2023 los campesinos se quedaron esperando la temporada de lluvias, desesperados observando cómo sus tierras nunca reverdecieron, con una esperanza vacía cuando comenzó a lloviznar, vacía pues las lluvias nunca nutrieron sus tierras lo suficiente, ni siquiera fue la cantidad de agua necesaria para alimentar las borderías y que su ganado tuviera alimento o agua para tomar. Aun así, quienes trabajan el campo deben seguir adelante con el pronóstico en su contra y luchar por recuperar un tanto de lo perdido.

Local

Registra IMSS la creación de dos mil 294 puestos de trabajo en Guanajuato durante mayo

Al cierre del mes se alcanzó un registro de un millón 110 mil 492 empleos en el estado

Local

Registra nueva escalada precio del cilantro, se oferta en 120 pesos el manojo

El chayote, la lechuga y el aguacate también incrementaron su costo al pormenor

Local

Promoverán empresarias GIFF en Salamanca

El GIFF, reconocido internacionalmente, representa una oportunidad significativa para las empresarias de Salamanca

Deportes

Salmantino impone récord en salto de altura de Juegos CONADEMS 2024

Rompe con sequía de una década sin medalla en atletismo para la Preparatoria

Local

Evento en beneficio de Jonathan, salmantino con problemas auditivos

En apoyo con ciudadanía salmantina se pudo llevar a cabo este concierto musical

Local

Convocan a empresas para la compra de luminarias y reflectores

Las bases se encuentran disponibles en la Dirección de Recursos Materiales