/ domingo 10 de marzo de 2019

100 Días AMLO | Acabar con la corrupción es tarea de todos: López Presa



José Octavio López Presa

Presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA)


Como mexicanos aspiramos a tener un país donde cada persona cuente, tenga derechos y oportunidades, y cumpla con la ley. Lamentablemente, aún estamos lejos del país que anhelamos porque todos los días se viola el Estado de Derecho y se cometen actos de corrupción que en su mayoría quedan impunes. Y nada hay más pernicioso para una sociedad que la impunidad de los actos de corrupción.

Es alentador y de la mayor importancia que el Presidente de la República esté comprometido con esta causa. La lucha contra la corrupción y la impunidad no será fácil ni breve, y no es tarea de una sola persona. En esta lucha debemos participar la mayoría de los mexicanos, sobre todo quienes ocupamos posiciones de dirección en gobierno y el sector privado.

El objetivo último es mejorar la vida de los ciudadanos, en particular la de los más pobres, pues son precisamente ellos los más afectados por la corrupción y la impunidad.

Es necesario que desde el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción se trabaje en 4 ejes, que he denominado las 4I: Instituciones, Individuos, Información e Índices.

Los mexicanos necesitamos creer en las instituciones del Estado responsables del combate a la corrupción.

Para consolidarse, las instituciones del SNA y los SEAs deben demostrar con hechos concretos que cumplen con la ley, a la vez que imparten justicia sin sesgos políticos, partidistas o en favor de algún grupo de poder; es decir, que actúan con independencia.

A mi juicio, son tres los factores que definen el grado de independencia de una institución: 1) los perfiles y las formas de nombrar y remover a sus cuerpos directivos; 2) la existencia y calidad del servicio profesional de carrera; y, 3) su gestión y resultados.

También es necesario impulsar la integridad de los profesionistas y servidores públicos. El control de pares ha sido el mejor método para generar la ética entre los profesionistas en los países que más avances han logrado en el combate a la corrupción, y donde los abogados y los contadores han sido punta de lanza en este empeño. A México le falta adoptar mejores prácticas internacionales en esta materia.

Además, el uso de tecnologías de la información y las firmas electrónicas con validez legal para eliminar el papel y asegurar el registro, la trazabilidad y dejar huella electrónica de los actos de gobierno y de autoridad permitiendo que queden testados de forma inviolable. Ello mejorará de forma muy significativa la rendición de cuentas, el resguardo de la información confidencial y reservada, y la generación ágil de versiones públicas disponibles en internet.

Los índices de corrupción deben disminuir en el país y en cada estado de la república. Ese debe ser uno de los principales objetivos del SNA y los SEAs.

Propondré al SNA y a los SEAs iniciar un diálogo nacional para la elaboración de una propuesta de Ley General de Contrataciones, Adquisiciones y Obras Públicas con el acompañamiento de las cámaras empresariales, centros educativos y académicos, organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema.

En esta tarea nos convoca un objetivo común: construir un México donde los actos de corrupción sean la excepción y no la regla. Un México donde quienes osen cometer actos de corrupción sepan que con una muy alta probabilidad sus actos serán detectados y sancionados.



José Octavio López Presa

Presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA)


Como mexicanos aspiramos a tener un país donde cada persona cuente, tenga derechos y oportunidades, y cumpla con la ley. Lamentablemente, aún estamos lejos del país que anhelamos porque todos los días se viola el Estado de Derecho y se cometen actos de corrupción que en su mayoría quedan impunes. Y nada hay más pernicioso para una sociedad que la impunidad de los actos de corrupción.

Es alentador y de la mayor importancia que el Presidente de la República esté comprometido con esta causa. La lucha contra la corrupción y la impunidad no será fácil ni breve, y no es tarea de una sola persona. En esta lucha debemos participar la mayoría de los mexicanos, sobre todo quienes ocupamos posiciones de dirección en gobierno y el sector privado.

El objetivo último es mejorar la vida de los ciudadanos, en particular la de los más pobres, pues son precisamente ellos los más afectados por la corrupción y la impunidad.

Es necesario que desde el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción se trabaje en 4 ejes, que he denominado las 4I: Instituciones, Individuos, Información e Índices.

Los mexicanos necesitamos creer en las instituciones del Estado responsables del combate a la corrupción.

Para consolidarse, las instituciones del SNA y los SEAs deben demostrar con hechos concretos que cumplen con la ley, a la vez que imparten justicia sin sesgos políticos, partidistas o en favor de algún grupo de poder; es decir, que actúan con independencia.

A mi juicio, son tres los factores que definen el grado de independencia de una institución: 1) los perfiles y las formas de nombrar y remover a sus cuerpos directivos; 2) la existencia y calidad del servicio profesional de carrera; y, 3) su gestión y resultados.

También es necesario impulsar la integridad de los profesionistas y servidores públicos. El control de pares ha sido el mejor método para generar la ética entre los profesionistas en los países que más avances han logrado en el combate a la corrupción, y donde los abogados y los contadores han sido punta de lanza en este empeño. A México le falta adoptar mejores prácticas internacionales en esta materia.

Además, el uso de tecnologías de la información y las firmas electrónicas con validez legal para eliminar el papel y asegurar el registro, la trazabilidad y dejar huella electrónica de los actos de gobierno y de autoridad permitiendo que queden testados de forma inviolable. Ello mejorará de forma muy significativa la rendición de cuentas, el resguardo de la información confidencial y reservada, y la generación ágil de versiones públicas disponibles en internet.

Los índices de corrupción deben disminuir en el país y en cada estado de la república. Ese debe ser uno de los principales objetivos del SNA y los SEAs.

Propondré al SNA y a los SEAs iniciar un diálogo nacional para la elaboración de una propuesta de Ley General de Contrataciones, Adquisiciones y Obras Públicas con el acompañamiento de las cámaras empresariales, centros educativos y académicos, organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema.

En esta tarea nos convoca un objetivo común: construir un México donde los actos de corrupción sean la excepción y no la regla. Un México donde quienes osen cometer actos de corrupción sepan que con una muy alta probabilidad sus actos serán detectados y sancionados.

Local

Guanajuato llegó a los 14 mil 629 contagios y a las 829 muertes a causa de Covid-19

Con estas nueve defunciones, Irapuato llegó a 73 muertes por Covid-19

Justicia

Mansión en Florida puso en la mira a García Luna

El inmueble, localizado en una zona de lujo de Florida, fue comprada por empresarios ligados al exsecretario

Política

Conago se reunirá en medio de divisiones internas

Mañana, los gobernadores se juntarán con la titular de Segob para hablar de Covid, economía y T-MEC

Salud

Dona tu tos y ayuda a la detección de Covid-19

La UDG y el MIT compilan una base de datos de miles de toses para detectar el sonido del virus

Finanzas

Compiten cinco consultoras por contrato de SCT para revisar concesiones carreteras

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes definirá el viernes a la empresa ganadora de la licitación

Finanzas

Acusan desde EU al gobierno de CDMX de expropiar concesión de taxímetros

Robert Lighthizer, el negociador de EU, atiende el caso relacionado con la filial Servicios Digitales Lusad

Mundo

París elimina el agua purificada

Desde 2010, la producción y distribución de agua en París, no es del sector privado, sino provista por un operador público