/ sábado 2 de diciembre de 2017

Satélite muestra la contaminación vista desde el espacio

Con la información se ha generado un mapa global de monóxido de carbono, el cual detecta una alta presencia en Asia, África y Sudamérica

MADRID, España.- Algunos de los primeros datos del satélite Sentinel 5P de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) se han usado para un mapa global de monóxido de carbono, con alta presencia de este contaminante en zonas de Asia, África y Sudamérica.

Sentinel-5P también revela altos niveles de contaminación procedente de centrales eléctricas en la India.

Lanzado el 13 de octubre, Sentinel-5P ha enviado las primeras imágenes de contaminación del aire. Aunque el satélite aún se está preparando para el servicio, estos primeros resultados muestran que este último satélite de Copernicus está llamado a inaugurar una nueva era en la vigilancia de la calidad del aire, informa la ESA.

Y sus primeros resultados, además de demostrar la sofisticación del instrumento del satélite, han puesto de manifiesto el problema de la contaminación.

Otra de las primeras imágenes muestra el dióxido de nitrógeno en Europa. Generado en gran medida por el tráfico y la combustión de combustibles fósiles en procesos industriales, pueden apreciarse altas concentraciones de este contaminante sobre zonas de los Países Bajos, la cuenca del Ruhr en el oeste de Alemania, el valle del Po en Italia y sobre partes de España.

Josef Aschbacher, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, ha destacado que “Sentinel-5P es el sexto satélite del programa de vigilancia medioambiental Copernicus de la Comisión Europea, pero el primero dedicado a la vigilancia de nuestra atmósfera”.

“Estas primeras imágenes, que ofrecen un sugerente adelanto de lo que está por venir, no solo constituyen un hito importante para la misión Sentinel-5P, sino también para Europa”.

“Datos como estos pronto serán la base del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS), se emplearán para hacer previsiones y, en última instancia, resultarán muy valiosos a la hora poner en marcha políticas de mitigación adecuadas”.

Sentinel-5P aloja el sensor de su clase más avanzado hasta la fecha: Tropomi. Este instrumento ultramoderno puede registrar la presencia de dióxido de nitrógeno, metano, monóxido de carbono o aerosoles, contaminantes que afectan al aire que respiramos y a nuestro clima.

Tras el lanzamiento del satélite, Tropomi se sometió a un proceso planificado de descontaminación. La compuerta que mantenía a Tropomi aislado se abrió recientemente, permitiendo la entrada de luz y la toma de las primeras imágenes.

Estos primeros resultados se desvelaron en el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), donde se procesan los datos de Sentinel-5P.

Además de ofrecer un nivel de detalle sin precedentes, la misión presenta una anchura de barrido de 2.600 kilçometros, lo que permite cartografiar la totalidad del planeta cada 24 horas.

La misión también ha logrado capturar ceniza procedente del volcán Agung en Bali (Indonesia).

“Estas primeras imágenes son asombrosas, especialmente si tenemos en cuenta que el satélite aún está en las primeras fases de puesta en servicio operacional”, reconoce Stefan Dech, director del Centro de Observación de la Tierra del DLR.

“El instrumento Tropomi del satélite prometía ofrecer imágenes de contaminantes en una resolución más alta que nunca, y es evidente que está cumpliendo lo prometido”.

MADRID, España.- Algunos de los primeros datos del satélite Sentinel 5P de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) se han usado para un mapa global de monóxido de carbono, con alta presencia de este contaminante en zonas de Asia, África y Sudamérica.

Sentinel-5P también revela altos niveles de contaminación procedente de centrales eléctricas en la India.

Lanzado el 13 de octubre, Sentinel-5P ha enviado las primeras imágenes de contaminación del aire. Aunque el satélite aún se está preparando para el servicio, estos primeros resultados muestran que este último satélite de Copernicus está llamado a inaugurar una nueva era en la vigilancia de la calidad del aire, informa la ESA.

Y sus primeros resultados, además de demostrar la sofisticación del instrumento del satélite, han puesto de manifiesto el problema de la contaminación.

Otra de las primeras imágenes muestra el dióxido de nitrógeno en Europa. Generado en gran medida por el tráfico y la combustión de combustibles fósiles en procesos industriales, pueden apreciarse altas concentraciones de este contaminante sobre zonas de los Países Bajos, la cuenca del Ruhr en el oeste de Alemania, el valle del Po en Italia y sobre partes de España.

Josef Aschbacher, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, ha destacado que “Sentinel-5P es el sexto satélite del programa de vigilancia medioambiental Copernicus de la Comisión Europea, pero el primero dedicado a la vigilancia de nuestra atmósfera”.

“Estas primeras imágenes, que ofrecen un sugerente adelanto de lo que está por venir, no solo constituyen un hito importante para la misión Sentinel-5P, sino también para Europa”.

“Datos como estos pronto serán la base del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS), se emplearán para hacer previsiones y, en última instancia, resultarán muy valiosos a la hora poner en marcha políticas de mitigación adecuadas”.

Sentinel-5P aloja el sensor de su clase más avanzado hasta la fecha: Tropomi. Este instrumento ultramoderno puede registrar la presencia de dióxido de nitrógeno, metano, monóxido de carbono o aerosoles, contaminantes que afectan al aire que respiramos y a nuestro clima.

Tras el lanzamiento del satélite, Tropomi se sometió a un proceso planificado de descontaminación. La compuerta que mantenía a Tropomi aislado se abrió recientemente, permitiendo la entrada de luz y la toma de las primeras imágenes.

Estos primeros resultados se desvelaron en el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), donde se procesan los datos de Sentinel-5P.

Además de ofrecer un nivel de detalle sin precedentes, la misión presenta una anchura de barrido de 2.600 kilçometros, lo que permite cartografiar la totalidad del planeta cada 24 horas.

La misión también ha logrado capturar ceniza procedente del volcán Agung en Bali (Indonesia).

“Estas primeras imágenes son asombrosas, especialmente si tenemos en cuenta que el satélite aún está en las primeras fases de puesta en servicio operacional”, reconoce Stefan Dech, director del Centro de Observación de la Tierra del DLR.

“El instrumento Tropomi del satélite prometía ofrecer imágenes de contaminantes en una resolución más alta que nunca, y es evidente que está cumpliendo lo prometido”.

Local

Conmemoran Día Nacional de Protección Civil

Honran la memoria de quienes perdieron la vida en los sismos de 1985 y 2017

Local

Se mantiene atención en escuelas

Se han solicitado rondines por parte de los cuerpos policíacos

Deportes

Orgullo Salmantino va por su quinta temporada en Liga de España

La temporada de BSR de España arrancará el 31 de Octubre

México

Por elección en EU se abriría la frontera

La frontera Tijuana-San Diego, en la garita de San Ysidro, cuenta con 25 líneas de cruce, además de ocho a 10 líneas con equipo para los cruces inteligentes

Sociedad

Este lunes, UNAM reinicia las clases a distancia

En esta primera semana se concluirán inscripciones de alumnos de nuevo ingreso

Política

INE le da el pase directo a Yeidckol Polevnsky

El Consejo General modificó las reglas de la encuesta final para que participen 3 mujeres, incluida Polevnsky

México

Inteligencia Nacional mapea vía satélite al crimen organizado

Sedena, Semar y la FGR monitorean las actividades de los grupos delictivos en al menos 15 estados

Sociedad

San Juan Bautista, pueblo sin servicios pero con gasoducto

La comunidad mantiene una lucha contra el proyecto que representa invasión y deterioro del ecosistema

Sociedad

En riesgo, 74% de la captura de camarón por paro de pescadores

Pescadores de Tampico y Alvarado mantienen paro indefinido y prevén que se sumen los del Pacífico cuando levanten la veda