/ jueves 9 de abril de 2020

Por qué nos cuesta tanto dejar de tocarnos la cara

Una de las medidas necesarias para evitar la propagación del coronavirus, pero que a veces hacemos sin pensar

Las medidas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19 son claras y es casi un hecho que ya están presentes en la sociedad; sin embargo, hay algunas que podrían costar un poco de trabajo, no por su complejidad, sino por efectuarlas casi de modo automático, nos referimos a tocarse la cara.

“Tocarse la cara no es un mal hábito, tiene un sentido evolutivo, es una de las partes más importantes del cuerpo; entonces, cuando surge una restricción como la actual, nos cuesta mucho trabajo, pues vamos en contra de nuestros impulsos naturales”, menciona Hugo Sánchez, investigador de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

De acuerdo con el especialista, como especie hemos aprendido a tocarnos el rostro como un reflejo al estornudar o para reconocer al otro.

“Hacerlo tiene un alto valor adaptativo, por ello las caricias en el rostro son altamente deseadas, y ni qué decir de los besos, que implican la interacción de los rostros y tienen una connotación evolutiva. Es placentero sentir ese roce”, enfatiza.

Lo que dice el rostro

A largo de la evolución, aprendimos que cuando tenemos mucho miedo o enfrentamos algo aversivo, debemos cubrirnos la cara. Además, refleja nuestras emociones, como tristeza, alegría, enojo, miedo o ansiedad.

Qué hacer durante tus días en casa: la guía de #LaSeñoritaEtcétera

Qué debes evitar comer en cuarentena y por qué





Las medidas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19 son claras y es casi un hecho que ya están presentes en la sociedad; sin embargo, hay algunas que podrían costar un poco de trabajo, no por su complejidad, sino por efectuarlas casi de modo automático, nos referimos a tocarse la cara.

“Tocarse la cara no es un mal hábito, tiene un sentido evolutivo, es una de las partes más importantes del cuerpo; entonces, cuando surge una restricción como la actual, nos cuesta mucho trabajo, pues vamos en contra de nuestros impulsos naturales”, menciona Hugo Sánchez, investigador de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

De acuerdo con el especialista, como especie hemos aprendido a tocarnos el rostro como un reflejo al estornudar o para reconocer al otro.

“Hacerlo tiene un alto valor adaptativo, por ello las caricias en el rostro son altamente deseadas, y ni qué decir de los besos, que implican la interacción de los rostros y tienen una connotación evolutiva. Es placentero sentir ese roce”, enfatiza.

Lo que dice el rostro

A largo de la evolución, aprendimos que cuando tenemos mucho miedo o enfrentamos algo aversivo, debemos cubrirnos la cara. Además, refleja nuestras emociones, como tristeza, alegría, enojo, miedo o ansiedad.

Qué hacer durante tus días en casa: la guía de #LaSeñoritaEtcétera

Qué debes evitar comer en cuarentena y por qué





Local

Prepara Valtierrilla celebración a su santo patrono

Luego de 22 meses de aislamiento social y restricciones a eventos multitudinarios, este 2022 durante las festividades se espera una afluencia de siete mil feligreses

Local

Retoma Diego Sinhue actividades; da negativo a Covid-19

El gobernador se ha contagiado de Covid-19 en dos ocasiones, la primera fue en diciembre de 2020, en donde incluso tuvo que ser internado en el Hospital General de Silao

Local

Incrementa demanda de productos "naturistas"

En lo que va de enero, incrementa compra de remedios un 15%

Policiaca

Localizan cuerpo de un hombre en estado de descomposición

Los hechos se registraron cerca de un cerro conocido como la tetilla donde hay varios cultivos de maíz

Local

Vuelve a contagiarse de Covid alcalde salmantino

Continuará con sus actividades vía remota

Policiaca

Ataque armado en la colonia Lucio Cabañas de Irapuato deja cuatro muertos y dos lesionados

Un hombre se debate entre la vida y la muerte, recibió heridas en extremidades y una más en la cabeza

Celebridades

Laura Zapata celebra 104 años de su abuelita Eva

La actriz agradeció tenerla como su compañera de vida además de que muy poca gente logra llegar a esa edad

Local

Tianguistas cumplen con protocolos sanitarios

En 2020 su actividad fue restringida por más de cuatro meses