/ domingo 25 de noviembre de 2018

Agresión deja al Boca Juniors en desventaja: Guillermo Barros Schelotto

El martes 27 de noviembre habrá una reunión para definir hora y fecha del partido de la final de la Copa Libertadores

Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca Juniors, señaló que su equipo estaba en desventaja para jugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América ante River Plate, luego de la agresión que sufrieron el pasado sábado.

“Debo decir que no es lo que se vive previo a una final lo que nos tocó vivir ayer, estábamos en desventaja deportiva ayer, hoy también, y creo que lo mejor para Boca es no jugar porque no estábamos en las mismas condiciones que River”, dijo.

Te pude interesar: Ingrid Coronado dice adiós a Venga la Alegría y ¿se va a Televisa?

En conferencia de prensa en su hotel de concentración, el “Mellizo” explicó que “las 24 horas que hemos vivido nada tienen que ver con una final de Libertadores, estábamos en desventaja y no podíamos jugar, no estábamos preparados en la previa de una final y fue lo que manifesté al presidente” del club.

“Todo lo que pasó lo vieron todos, no es necesario que se los cuente, todos saben lo que pasó, lo feo que nos tocó vivir, pero lo que sea legal o administrativo el presidente debe hablar”, apuntó.

Barros Schelotto aclaró que esta negativa por jugar este domingo tal y como lo había anunciado la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), no es porque el rival sea River Plate.

Te pude interesar: Confunden a Celia Lora con escort: Me ofrecen viajes a cambio de favores sexuales

“Sea River el rival o el que sea, debemos llegar en igualdad. Traté de estar enfocado en el partido, que esa situación no superara la concentración, pero era inevitable que estábamos desconcentrados”, sentenció.

El martes 27 de noviembre en Paraguay, sede de la Conmebol, habrá una reunión para definir la fecha y hora que se disputará el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.


Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca Juniors, señaló que su equipo estaba en desventaja para jugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América ante River Plate, luego de la agresión que sufrieron el pasado sábado.

“Debo decir que no es lo que se vive previo a una final lo que nos tocó vivir ayer, estábamos en desventaja deportiva ayer, hoy también, y creo que lo mejor para Boca es no jugar porque no estábamos en las mismas condiciones que River”, dijo.

Te pude interesar: Ingrid Coronado dice adiós a Venga la Alegría y ¿se va a Televisa?

En conferencia de prensa en su hotel de concentración, el “Mellizo” explicó que “las 24 horas que hemos vivido nada tienen que ver con una final de Libertadores, estábamos en desventaja y no podíamos jugar, no estábamos preparados en la previa de una final y fue lo que manifesté al presidente” del club.

“Todo lo que pasó lo vieron todos, no es necesario que se los cuente, todos saben lo que pasó, lo feo que nos tocó vivir, pero lo que sea legal o administrativo el presidente debe hablar”, apuntó.

Barros Schelotto aclaró que esta negativa por jugar este domingo tal y como lo había anunciado la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), no es porque el rival sea River Plate.

Te pude interesar: Confunden a Celia Lora con escort: Me ofrecen viajes a cambio de favores sexuales

“Sea River el rival o el que sea, debemos llegar en igualdad. Traté de estar enfocado en el partido, que esa situación no superara la concentración, pero era inevitable que estábamos desconcentrados”, sentenció.

El martes 27 de noviembre en Paraguay, sede de la Conmebol, habrá una reunión para definir la fecha y hora que se disputará el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.


Local

Con Romero Deschamps se irá huachicoleo: Zárate

El presidente del Consejo Nacional de Energía y Petroquimica dijo que Pemex tendrá nuevos bríos

Local

Culmina taller de conciencia ambiental

Entregó la PAOT reconocimiento a jóvenes participantes

New Articles

“Festejan su 12 aniversario”

Lo conmemoraron con una agradable y emotive reunion.