/ domingo 10 de octubre de 2021

Fernando Trueba pide un alto a las historias de crímenes y superhéroes

El cineasta español Fernando Trueba habla del papel del cine en la sociedad

Cada uno estamos condenados a ser quienes somos dice el director de cine Fernando Trueba, quien con su reciente película El olvido que seremos, ganó las categorías principales de los Premios Platino que reconocen lo mejor del cine Iberoamericano: Película, Dirección, Guion, Actor y Edición.

En el filme, que protagoniza el actor Javier Cámara, narra una historia de la vida real, la del médico colombiano Héctor Abad, que dedicó toda su vida a su familia y a ayudar al prójimo en su natal Medellín y fue asesinado por sicarios cuando después de su jubilación decidió aspirar a un puesto político, fue amenazado de muerte tras sus denuncias contra grupos paramilitares.

Hablar de un hombre bueno, es fundamental en esta época, explica en entrevista exclusiva con El Sol de México el cineasta de 66 años, ganador del premio Oscar por Belle époque (1992).

“Estamos en una especie de época en la que hay una estetización del mal, incluso si escuchas hablar de una buena persona… es tonto, qué inteligente es… que malo. Yo creo que hay una especie de subversión de valores en la sociedad que tenemos que enderezar, no podemos estar perennemente glorificando al mal y el cine tiene una gran parte en eso, una gran culpa, en hacer esa estética de la maldad, del crimen.

“No es que yo pretenda que el cine o el arte tiene que ser moralista, no para nada, bueno yo creo que sí tiene que serlo en un sentido profundo, no en un sentido aleccionador, pero creo que debemos volver a colocar los valores en su sitio”, explica el múltiple ganador del Premio Goya.

-El olvido que seremos llegó a México directo a una plataforma de streaming, es difícil acceder a estas historias…

-Lo que pretende el negocio y el mercado es que los colombianos y los mexicanos estén viendo cine americano, que no veáis el vuestro, pero sobre todo, que no vean el de los otros países, eso sería un muy mal negocio para ellos, a eso hay que darle la vuelta, no sé cómo, pero hay que darle la vuelta.

Lo que quieren es que todos estén viendo una película americana de asesinos en serie o de superhéroes de Marvel, vale ya… vale ya de tanta estupidez, no digo que el cine no tiene que ser entretenido y divertido, por supuesto, pero hay demasiado culto a la imbecilidad, a la violencia, al crimen, lo cual es un poco agotador.

-¿Cómo podemos cambiar esto?

-Esto empieza desde la educación, tenemos que educar a los chicos, a nuestros hijos y a los que no son nuestros, para otro mundo, no para ser unos consumidores, no para ser rehenes de nadie, sino para que piensen por sí mismos, esto es uno de los conflictos más graves que tenemos en la sociedad, porque si te das cuenta, muchos cambios en la enseñanza son para que la gente no piense, para educarlos para ser fuerza laboral, para que se conviertan en trabajadores de empresas, pero no en individuos pensantes, independientes y libres.

-¿Cómo ve la relación del cine con las plataformas de streaming?

-Todo es bueno. Yo no estoy en contra de las plataformas para nada, porque acercan el cine a la gente, hay gente que no puede ir al cine, pero lo puede ver ahí, por razones de todo tipo, familiares, hijos, geográficas, las plataformas en ese sentido son estupendas, lo que tenemos es que domesticarlas.

En la comunidad europea se están haciendo leyes para que puedan operar en nuestros países y tengan que contribuir a la financiación del cine local, pero eso no significa apoderarse de él, ni que nos digan qué cine tenemos que hacer. Tienen que pagar un peaje por usar las redes y usar nuestro país para sus productos, el público y los ciudadanos.

-¿Los premios ayudan?

-Los premios son para eso, tienen un interés promocional, dar premios a una película lleva más público, y a ti personalmente siempre te ayuda un poco a ir trabajando de una manera independiente, que al final es de lo que se trata, de no ser un mercenario sometido a no sé qué empresas, incluso si te equivocas, que sean tus errores.

El olvido que seremos, basada en el libro homónimo de Héctor Abad Faciolince, hijo de Héctor Abad, formó parte de la selección oficial del Festival de Cannes 2020, se puede ver a través de la plataforma Netflix.


Te invitamos a escuchar el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcast, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Cada uno estamos condenados a ser quienes somos dice el director de cine Fernando Trueba, quien con su reciente película El olvido que seremos, ganó las categorías principales de los Premios Platino que reconocen lo mejor del cine Iberoamericano: Película, Dirección, Guion, Actor y Edición.

En el filme, que protagoniza el actor Javier Cámara, narra una historia de la vida real, la del médico colombiano Héctor Abad, que dedicó toda su vida a su familia y a ayudar al prójimo en su natal Medellín y fue asesinado por sicarios cuando después de su jubilación decidió aspirar a un puesto político, fue amenazado de muerte tras sus denuncias contra grupos paramilitares.

Hablar de un hombre bueno, es fundamental en esta época, explica en entrevista exclusiva con El Sol de México el cineasta de 66 años, ganador del premio Oscar por Belle époque (1992).

“Estamos en una especie de época en la que hay una estetización del mal, incluso si escuchas hablar de una buena persona… es tonto, qué inteligente es… que malo. Yo creo que hay una especie de subversión de valores en la sociedad que tenemos que enderezar, no podemos estar perennemente glorificando al mal y el cine tiene una gran parte en eso, una gran culpa, en hacer esa estética de la maldad, del crimen.

“No es que yo pretenda que el cine o el arte tiene que ser moralista, no para nada, bueno yo creo que sí tiene que serlo en un sentido profundo, no en un sentido aleccionador, pero creo que debemos volver a colocar los valores en su sitio”, explica el múltiple ganador del Premio Goya.

-El olvido que seremos llegó a México directo a una plataforma de streaming, es difícil acceder a estas historias…

-Lo que pretende el negocio y el mercado es que los colombianos y los mexicanos estén viendo cine americano, que no veáis el vuestro, pero sobre todo, que no vean el de los otros países, eso sería un muy mal negocio para ellos, a eso hay que darle la vuelta, no sé cómo, pero hay que darle la vuelta.

Lo que quieren es que todos estén viendo una película americana de asesinos en serie o de superhéroes de Marvel, vale ya… vale ya de tanta estupidez, no digo que el cine no tiene que ser entretenido y divertido, por supuesto, pero hay demasiado culto a la imbecilidad, a la violencia, al crimen, lo cual es un poco agotador.

-¿Cómo podemos cambiar esto?

-Esto empieza desde la educación, tenemos que educar a los chicos, a nuestros hijos y a los que no son nuestros, para otro mundo, no para ser unos consumidores, no para ser rehenes de nadie, sino para que piensen por sí mismos, esto es uno de los conflictos más graves que tenemos en la sociedad, porque si te das cuenta, muchos cambios en la enseñanza son para que la gente no piense, para educarlos para ser fuerza laboral, para que se conviertan en trabajadores de empresas, pero no en individuos pensantes, independientes y libres.

-¿Cómo ve la relación del cine con las plataformas de streaming?

-Todo es bueno. Yo no estoy en contra de las plataformas para nada, porque acercan el cine a la gente, hay gente que no puede ir al cine, pero lo puede ver ahí, por razones de todo tipo, familiares, hijos, geográficas, las plataformas en ese sentido son estupendas, lo que tenemos es que domesticarlas.

En la comunidad europea se están haciendo leyes para que puedan operar en nuestros países y tengan que contribuir a la financiación del cine local, pero eso no significa apoderarse de él, ni que nos digan qué cine tenemos que hacer. Tienen que pagar un peaje por usar las redes y usar nuestro país para sus productos, el público y los ciudadanos.

-¿Los premios ayudan?

-Los premios son para eso, tienen un interés promocional, dar premios a una película lleva más público, y a ti personalmente siempre te ayuda un poco a ir trabajando de una manera independiente, que al final es de lo que se trata, de no ser un mercenario sometido a no sé qué empresas, incluso si te equivocas, que sean tus errores.

El olvido que seremos, basada en el libro homónimo de Héctor Abad Faciolince, hijo de Héctor Abad, formó parte de la selección oficial del Festival de Cannes 2020, se puede ver a través de la plataforma Netflix.


Te invitamos a escuchar el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcast, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Local

Alista Guanajuato éxodo hacia vehículos eléctricos

El estado buscará adecuar el ecosistema para la proveeduría y armado de estos automóviles

Local

Van por destrabar la obra pública pendiente

Son obras no mayores a un millón y medio de pesos

Finanzas

Incentivos fiscales de EU a autos eléctricos puede desatar guerra comercial: AMIA

El director de la AMIA consideró que de aprobarse la propuesta estadounidense, el gobierno de México responderá con aranceles de importación

Sociedad

Migrantes se enfrentan a elementos del INM y la Guardia Nacional en Pijijiapan

Los migrantes se enfrentaron a golpes usando piedras y palos también contra los oficiales

Mundo

Detectan los dos primeros casos de Ómicron en Rusia

Rusia ha impuesto además una cuarentena de 14 días para los viajeros procedentes de Sudáfrica

Mundo

EU reporta 17 casos Covid en crucero que hizo escala en México; uno es Ómicron

El crucero pertenece a la compañía Norwegian que llegó este domingo a Nueva Orleans, incluyendo escalas en puertos de México, Belice y Honduras

Deportes

Salmantino anota y avanza a semifinal en Liga Premier MX

En la semifinal enfrentarán al equipo Inter Playa del Carmen