/ jueves 28 de enero de 2021

La pandemia rebasó el sistema de salud, dicen expertos

Coincidieron en que para que la población use más el cubrebocas es necesario mejorar la comunicación

La estrategia del manejo de la epidemia de Covid-19 “ha fracasado” y el sistema de salud en México está en “niveles críticos” y “rebasado”, fue parte del diagnóstico de directivos de 29 instituciones nacionales e internacionales –como la UNAM, la Cepal y la Organización Panamericana de la Salud– y 38 especialistas, que también hicieron un conjunto de recomendaciones al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y a su zar de la pandemia, Hugo López-Gatell, para corregir el rumbo.

En un documento los expertos coincidieron en la necesidad de mejorar la comunicación de la política de salud para propiciar el uso del cubrebocas, aplicar un mayor número de pruebas antígenas para diagnosticar Covid-19, brindar atención primaria a quienes están contagiados, mejorar los tratamientos en fases primarias para evitar la saturación de hospitales con enfermos graves y enfrentar la corrupción en las adquisiciones.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Demandaron al Gobierno federal que al crear una política nacional de vacunación contra la pandemia se evite la incertidumbre y se brinde certeza y claridad al establecer grupos prioritarios de aplicación que sean respetados por todos.

Las propuestas para la cuatroté incluyen brindar ayuda a la población ante los efectos de la pandemia, como crear un sistema universal de ingreso, un seguro de desempleo, maximizar el teletrabajo con equipos y conectividad, además de reactivar la economía con base en la racionalización de horarios y cuidados en el transporte público, entre otros.

El documento es producto del seminario “Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de Covid-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos”, convocado en noviembre por el propio López-Gatell luego de que varios exsecretarios de Salud realizaran un primer diagnóstico de la epidemia hace más de tres meses, el cual fue descalificado por el funcionario federal.

El subsecretario López-Gatell recibió con “júbilo” las críticas, observaciones y recomendaciones de los especialistas y a nombre del Gobierno dijo que se utilizarán para “hacer un alto en el camino” y establecer un “vuelco” en lo que sea necesario.

Agregó que es recibida no sólo “la observación sistemática, analítica, crítica y propositiva, sino además el compromiso de utilizarla de la mejor manera. Utilizarla para hacer un alto en el camino, una reflexión sobre cómo podemos mejorar en lo inmediato, en el mediano plazo y en el largo plazo las condiciones de salud de México, durante y más allá de la epidemia de Covid-19”.

A diferencia de su respuesta a los exsecretarios, el responsable del manejo de la pandemia en México se dijo dispuesto “sin limitación, a cualquier reflexión por crítica que sea, siempre que tenga la capacidad de tener evidencia sólida, ser formulada de una manera propositiva para que pueda ser resuelta, traducida en acciones concretas en lo inmediato y en el largo plazo. Así estaremos actuando y estaremos convocando a este vuelco en donde sea necesario y a la ratificación de prácticas en lo que se ha logrado”.

Los especialistas convocados al seminario del gobierno de la Cuarta Transformación llegaron a conclusiones de diagnóstico y recomendaciones similares a las que llegaron los exsecretarios de salud, al pedir que se establezcan medidas que impidan la transmisión de contagios, la saturación hospitalaria, que la mejora de la infraestructura sea permanente y que el crecimiento o contratación del personal de salud para atender la emergencia sea aprovechado para fortalecer el sistema.

Durante su participación, el rector de la UNAM, Enrique Graue, aseguró que al inicio de la pandemia se pudo identificar “un sistema de salud históricamente debilitado y fragmentado. Una carencia de camas hospitalarias, especialistas y médicos, así como de personal. De cara a la pandemia, como señala el resumen, nos encontramos con rezagos crónicos, de presupuesto, infraestructura, cobertura, calidad de atención y deficiencia de recursos humanos, nada de lo anterior tenía soluciones sencillas”.

Indicó que a partir de ello mucho se ha hecho y se tiene que reconocer, pero también que hay mucho más por hacer.

“Comentamos que a pesar de las medidas que se habían tomado debíamos estar conscientes que la epidemia podía rebasar al sistema de salud, y de hecho así ha sido. Nuestros más de 150 mil muertos y el exceso de mortalidad general son prueba de ello, son pérdidas irreparables y un gran dolor para México”.

Samuel Ponce de León, integrante de la comisión de atención a Covid-19 en esa casa de estudios, señaló que es necesario establecer una vigilancia nacional ante la evolución del virus.

Respecto a cómo se comunican las acciones y la política para enfrentar la pandemia dijo que “es necesario un proceso de comunicación más efectivo, renovado, entre todos los participantes, la sociedad, la autoridad y los medios. Se requiere de un mensaje coherente que no deje espacio a la especulación, que permee con claridad a todos los estratos sociales”.

El director del Instituto Nacional de Geriatría afirmó que la comunicación debe ser “clara y no politizada”.

Ponce de León insistió en enviar a la población un mensaje del uso de máscaras y cubrebocas, el cual “debe ser contundente y su uso obligatorio en espacios cerrados, en todas las oficinas de Gobierno, es necesario difundir su uso correcto y su distribución donde sea pertinente”.

El investigador de la UNAM, Samuel Ponce de León, también dijo que es importante proporcionar a los infectados cuidados en casa, intervenciones terapéuticas que requieren oxígeno, por lo que será muy útil contar con una guía de atención médica que considere la vigilancia con oxímetro de pulso e intervenciones de diagnóstico y tratamiento.

Reiteró la necesidad de “un análisis de complicaciones y de mortalidad por cada centro de atención individualmente para identificar oportunidades de intervención y prevención”.

Por su parte, Cristian Morales, representante de la OPS, recordó al subsecretario López-Gatell las afirmaciones de la directora de la organización Carissa Etienne, quien señaló que “nuestra región está fracasando en controlar el coronavirus, las políticas no son congruentes con la gravedad de la situación en demasiados lugares y muchos de nosotros hemos relajado las medidas de control que sabemos que funcionan y que nos han ayudado hasta ahora a mantenernos sanos y a los hospitales funcionando”.

Morales aseguró que “la presión sobre los hospitales de Perú, Chile, Argentina, México y Canadá está en niveles críticos, en este contexto nos parece importante resaltar la importancia de concentrarse en acciones de salvar vidas y limitar los niveles de contagio”.

Pidió al gobierno de México recoger buenas prácticas y adaptarlas a las diferentes realidades. “Es saliendo a encontrar los casos sospechosos a la comunidad, prefiriendo aquellos que presentan síntomas graves, antes de que lleguen demasiado tarde a los hospitales como se quitará la presión a hospitales y reducir la letalidad”.

Insistió que es ahí en donde se puede salvar la vida de los mexicanos y a que se requiere comunicar mejor, así como luchar contra la corrupción en los mecanismos de adquisición.

En un video Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Cepal, dijo que es momento de hacer acopio del conocimiento para contar y mejorar políticas públicas, para que sean robustas y eficaces.

Dijo que en el ánimo prospectivo para enfrentar la emergencia, pero también para vislumbrar un mejor futuro, se emitieron una serie de recomendaciones al Gobierno lopezobradorista para mejorar o aminorar los efectos de la pandemia y las medidas de confinamiento en el ingreso, el bienestar y la desigualdad.

Consisten en dotar de un apoyo urgente a la población más vulnerable, a trabajadores de bajos ingresos y empleadas del hogar. Asimismo, planteó ampliar de forma temporal los programas de transferencia existentes y en la medida de lo posible elevar el monto, darle prioridad a la recuperación del empleo, maximizar el teletrabajo con equipos y conectividad, además de reactivar la economía con base en la racionalización de horarios, cuidados en el transporte público y monitoreo de la aplicación de pruebas.

Aseguró que se requiere “hacer de la salud una prioridad de la política social con presupuestos multianuales, fortalecer el sistema de salud y continuar con la implementación de un ingreso básico universal, además de implantar el seguro de desempleo y sentar un sistema de cuidados”.




Puedes conocer más del tema en nuestro podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

La estrategia del manejo de la epidemia de Covid-19 “ha fracasado” y el sistema de salud en México está en “niveles críticos” y “rebasado”, fue parte del diagnóstico de directivos de 29 instituciones nacionales e internacionales –como la UNAM, la Cepal y la Organización Panamericana de la Salud– y 38 especialistas, que también hicieron un conjunto de recomendaciones al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y a su zar de la pandemia, Hugo López-Gatell, para corregir el rumbo.

En un documento los expertos coincidieron en la necesidad de mejorar la comunicación de la política de salud para propiciar el uso del cubrebocas, aplicar un mayor número de pruebas antígenas para diagnosticar Covid-19, brindar atención primaria a quienes están contagiados, mejorar los tratamientos en fases primarias para evitar la saturación de hospitales con enfermos graves y enfrentar la corrupción en las adquisiciones.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Demandaron al Gobierno federal que al crear una política nacional de vacunación contra la pandemia se evite la incertidumbre y se brinde certeza y claridad al establecer grupos prioritarios de aplicación que sean respetados por todos.

Las propuestas para la cuatroté incluyen brindar ayuda a la población ante los efectos de la pandemia, como crear un sistema universal de ingreso, un seguro de desempleo, maximizar el teletrabajo con equipos y conectividad, además de reactivar la economía con base en la racionalización de horarios y cuidados en el transporte público, entre otros.

El documento es producto del seminario “Reflexiones sobre la respuesta de México ante la pandemia de Covid-19 y sugerencias para enfrentar los próximos retos”, convocado en noviembre por el propio López-Gatell luego de que varios exsecretarios de Salud realizaran un primer diagnóstico de la epidemia hace más de tres meses, el cual fue descalificado por el funcionario federal.

El subsecretario López-Gatell recibió con “júbilo” las críticas, observaciones y recomendaciones de los especialistas y a nombre del Gobierno dijo que se utilizarán para “hacer un alto en el camino” y establecer un “vuelco” en lo que sea necesario.

Agregó que es recibida no sólo “la observación sistemática, analítica, crítica y propositiva, sino además el compromiso de utilizarla de la mejor manera. Utilizarla para hacer un alto en el camino, una reflexión sobre cómo podemos mejorar en lo inmediato, en el mediano plazo y en el largo plazo las condiciones de salud de México, durante y más allá de la epidemia de Covid-19”.

A diferencia de su respuesta a los exsecretarios, el responsable del manejo de la pandemia en México se dijo dispuesto “sin limitación, a cualquier reflexión por crítica que sea, siempre que tenga la capacidad de tener evidencia sólida, ser formulada de una manera propositiva para que pueda ser resuelta, traducida en acciones concretas en lo inmediato y en el largo plazo. Así estaremos actuando y estaremos convocando a este vuelco en donde sea necesario y a la ratificación de prácticas en lo que se ha logrado”.

Los especialistas convocados al seminario del gobierno de la Cuarta Transformación llegaron a conclusiones de diagnóstico y recomendaciones similares a las que llegaron los exsecretarios de salud, al pedir que se establezcan medidas que impidan la transmisión de contagios, la saturación hospitalaria, que la mejora de la infraestructura sea permanente y que el crecimiento o contratación del personal de salud para atender la emergencia sea aprovechado para fortalecer el sistema.

Durante su participación, el rector de la UNAM, Enrique Graue, aseguró que al inicio de la pandemia se pudo identificar “un sistema de salud históricamente debilitado y fragmentado. Una carencia de camas hospitalarias, especialistas y médicos, así como de personal. De cara a la pandemia, como señala el resumen, nos encontramos con rezagos crónicos, de presupuesto, infraestructura, cobertura, calidad de atención y deficiencia de recursos humanos, nada de lo anterior tenía soluciones sencillas”.

Indicó que a partir de ello mucho se ha hecho y se tiene que reconocer, pero también que hay mucho más por hacer.

“Comentamos que a pesar de las medidas que se habían tomado debíamos estar conscientes que la epidemia podía rebasar al sistema de salud, y de hecho así ha sido. Nuestros más de 150 mil muertos y el exceso de mortalidad general son prueba de ello, son pérdidas irreparables y un gran dolor para México”.

Samuel Ponce de León, integrante de la comisión de atención a Covid-19 en esa casa de estudios, señaló que es necesario establecer una vigilancia nacional ante la evolución del virus.

Respecto a cómo se comunican las acciones y la política para enfrentar la pandemia dijo que “es necesario un proceso de comunicación más efectivo, renovado, entre todos los participantes, la sociedad, la autoridad y los medios. Se requiere de un mensaje coherente que no deje espacio a la especulación, que permee con claridad a todos los estratos sociales”.

El director del Instituto Nacional de Geriatría afirmó que la comunicación debe ser “clara y no politizada”.

Ponce de León insistió en enviar a la población un mensaje del uso de máscaras y cubrebocas, el cual “debe ser contundente y su uso obligatorio en espacios cerrados, en todas las oficinas de Gobierno, es necesario difundir su uso correcto y su distribución donde sea pertinente”.

El investigador de la UNAM, Samuel Ponce de León, también dijo que es importante proporcionar a los infectados cuidados en casa, intervenciones terapéuticas que requieren oxígeno, por lo que será muy útil contar con una guía de atención médica que considere la vigilancia con oxímetro de pulso e intervenciones de diagnóstico y tratamiento.

Reiteró la necesidad de “un análisis de complicaciones y de mortalidad por cada centro de atención individualmente para identificar oportunidades de intervención y prevención”.

Por su parte, Cristian Morales, representante de la OPS, recordó al subsecretario López-Gatell las afirmaciones de la directora de la organización Carissa Etienne, quien señaló que “nuestra región está fracasando en controlar el coronavirus, las políticas no son congruentes con la gravedad de la situación en demasiados lugares y muchos de nosotros hemos relajado las medidas de control que sabemos que funcionan y que nos han ayudado hasta ahora a mantenernos sanos y a los hospitales funcionando”.

Morales aseguró que “la presión sobre los hospitales de Perú, Chile, Argentina, México y Canadá está en niveles críticos, en este contexto nos parece importante resaltar la importancia de concentrarse en acciones de salvar vidas y limitar los niveles de contagio”.

Pidió al gobierno de México recoger buenas prácticas y adaptarlas a las diferentes realidades. “Es saliendo a encontrar los casos sospechosos a la comunidad, prefiriendo aquellos que presentan síntomas graves, antes de que lleguen demasiado tarde a los hospitales como se quitará la presión a hospitales y reducir la letalidad”.

Insistió que es ahí en donde se puede salvar la vida de los mexicanos y a que se requiere comunicar mejor, así como luchar contra la corrupción en los mecanismos de adquisición.

En un video Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Cepal, dijo que es momento de hacer acopio del conocimiento para contar y mejorar políticas públicas, para que sean robustas y eficaces.

Dijo que en el ánimo prospectivo para enfrentar la emergencia, pero también para vislumbrar un mejor futuro, se emitieron una serie de recomendaciones al Gobierno lopezobradorista para mejorar o aminorar los efectos de la pandemia y las medidas de confinamiento en el ingreso, el bienestar y la desigualdad.

Consisten en dotar de un apoyo urgente a la población más vulnerable, a trabajadores de bajos ingresos y empleadas del hogar. Asimismo, planteó ampliar de forma temporal los programas de transferencia existentes y en la medida de lo posible elevar el monto, darle prioridad a la recuperación del empleo, maximizar el teletrabajo con equipos y conectividad, además de reactivar la economía con base en la racionalización de horarios, cuidados en el transporte público y monitoreo de la aplicación de pruebas.

Aseguró que se requiere “hacer de la salud una prioridad de la política social con presupuestos multianuales, fortalecer el sistema de salud y continuar con la implementación de un ingreso básico universal, además de implantar el seguro de desempleo y sentar un sistema de cuidados”.




Puedes conocer más del tema en nuestro podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Local

Bajan niveles de pozos

Siembran sorgo que requiere menos agua

Justicia

Fiscal de Sonora se traslada a Cajeme tras asesinato de Abel Murrieta

La fiscal también manifestó la consternación que hay en Sonora tras el atentado y brindó su solidaridad a la familia del exprocurador

Política

"No debemos permitir este tipo de ataques", Pavlovich condena asesinato de Abel Murrieta

El también exprocurador fue asesinado por un grupo armado mientras se encontraba promocionando su campaña en Cajeme, Sonora

Local

Gestionará Justino Arriaga Rojas recursos para apoyos sociales

Un grupo de más de 80 mujeres recibieron al candidato de coalición para que les compartiera sus propuestas de campaña.