/ jueves 4 de febrero de 2021

Cáncer se mantiene como una de las principales causas de muerte

En los primeros ocho meses de 2020, tumores malignos cobraron la vida de 60 mil 421 mexicanos, por lo que especialistas piden prevenirlos

Entre enero y agosto de 2020, en México se registraron 60 mil 421 fallecimientos por tumores malignos, ubicándose como la cuarta causa de defunción, sólo superada por las enfermedades del corazón, el Covid-19 y la diabetes mellitus, indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Estos tumores, también conocidos como cáncer, son un conjunto de enfermedades principalmente crónico degenerativas, que se presentan, en su mayoría, a partir de los 50 años y muchas de ellas pueden curarse si se detectan tempranamente, expusieron los especialistas universitarios Alejandro Zentella Dehesa y Federico del Río Portilla, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los tumores malignos más comunes entre las mujeres mexicanas son: de mama, tiroides, cervicouterino, cuerpo uterino y colorrectal; en los hombres: el de próstata, colorrectal, testicular, pulmonar y gástrico, de acuerdo con el sitio Infocáncer México.

Para Mauricio Becker, líder del área Médica de Oncología en Pfizer México, al citar un estudio del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) es necesario que las personas mantengan sus chequeos médicos para tener un diagnóstico oportuno, porque tan solo en México, 60 por ciento de los casos de cáncer fueron detectados en estado avanzado en el año 2016 y si se lograra una detección temprana, muchas personas tendrían mayor probabilidad de sobrevivir, así como una posible cura con el tratamiento adecuado.

Se estima que entre 30 y 50 por ciento de los cánceres se pueden evitar, para ello es necesario estar atentos y aplicar estrategias preventivas.

La prevención abarca desde la detección temprana de la enfermedad hasta el tratamiento de las personas. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

Un estudio de la revista médica JAMA Network Open señala también que durante la pandemia el número semanal de diagnósticos cayó 46.4 por ciento en seis tipos de cánceres, incluidos mama, pulmón y colorrectal, con descensos significativos en todos los tipos, lo cual no significa que los casos estén bajando, sino que no están siendo diagnosticados oportunamente debido al confinamiento.

“Hoy sabemos que el cáncer no está en cuarentena. Por ello, recomendamos atender la necesidad de continuar con el diagnóstico oportuno y atención de pacientes con esta enfermedad”, explicó Mauricio Becker

El cáncer no está en cuarentenaMauricio Becker / Líder del área médica de oncología de Pfizer México

El cáncer es considerado “un problema de salud pública relacionado con la sobrevida que como sociedad hemos logrado; nos confronta a procesos degenerativos y enfermedades que no sabíamos que existían en esa proporción, pues antes no vivíamos tanto tiempo”, dijo Zentella Dehesa, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM.

“Covid ha dado al traste con todo el tratamiento de cáncer de manera global, ha pasado a un segundo plano y esto ha afectado muy seriamente a los pacientes”, aseguró.

“Lo mejor es encontrarlo en etapas tempranas para extirparlo, atacar con quimioterapia o radiación para que estas células no puedan migrar, que es lo que se conoce como metástasis y es el verdadero problema del cáncer”, añadió del Río Portilla, académico del Instituto de Química (IQ).

Para ello se requieren campañas para promover que la población se realice estudios, al menos una vez al año. “La prevención es lo principal contra el cáncer”, remarcó.

José Antonio Omaña Rivera, un paciente de 62 años de edad relata que a partir del resultado de análisis clínicos le detectaron cifras altas del antígeno prostático. Ello encendió la alerta, era fines del año 2015. Acudió a sus estudios preliminares y en enero del siguiente año le hicieron una biopsia para corroborar la sospecha de cáncer, la que efectivamente fue positiva. La cirugía se programó y realizó en abril de 2016 en el área de Urología del Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI.

En su familia hay antecedentes de cáncer: su padre, madre y tres hermanos fallecieron por este padecimiento. “Yo afortunadamente me hice el estudio, me salió el antígeno alto y de ahí se desprende la cirugía que me hicieron”.

José Antonio es un convencido promotor de la detección temprana, e invita a las personas de 40 años de edad, a que se hagan los estudios.

“Que no tengan miedo, porque es una enfermedad muy difícil que causa la muerte y si no se atiende uno a tiempo ya no hay nada qué hacer, más que esperar lo peor que puede pasar”.

En México el cáncer en el hombre es la primera causa de mortalidad. A nivel mundial se considera que hay más de un millón 200 mil hombres afectados.

Juan Carlos Huerta Gómez, especialista en Urología Oncológica del Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI, invitó a los varones para que desde los 40 años de edad se realicen estos análisis, cuyo resultado es básico para el diagnóstico precoz, principalmente aquellos con antecedente familiar directo, que aunque no presenta síntomas, cuando existen factores genéticos pueden predisponer la enfermedad.

El especialista añadió que este cáncer es progresivo; la próstata crece a partir de los 50 años, hay cambios en la forma de orinar, el chorro miccional disminuye de fuerza, de calibre, y puede incrementar el número de veces de ir a orinar.

Del Río Portilla, integrante del departamento de Química de Biomacromoléculas del Instituto de Química de la UNAM explicó que el cáncer se presenta cuando hay células “que se niegan a morir”; normalmente son reemplazadas por otras, pero hay algunas que no mueren y empiezan a multiplicarse en diferentes órganos.

Remplazar las células de nuestro organismo por células cancerosas, es lo que provoca la muerte del individuo. “A ciencia cierta no se sabe por qué las células no se mueren: algunas no lo hacen por cuestiones virales, otras por incidencia de radiación, por la exposición a diferentes compuestos, o por mutaciones de la célula. Son enfermedades multifactoriales”.

En los últimos 15 o 20 años en México se crearon grupos de especialistas que trabajan con autoridades de salud para emitir recomendaciones y atender el problema; muestra de ello es la Norma Mexicana para la Prevención y Tratamiento del Cáncer de Mama que está en su tercera revisión. Además surgieron campañas dirigidas a reducir el sobrepeso y la obesidad, con el fin de impactar en la prevención de cáncer y otras enfermedades.

Entre enero y agosto de 2020, en México se registraron 60 mil 421 fallecimientos por tumores malignos, ubicándose como la cuarta causa de defunción, sólo superada por las enfermedades del corazón, el Covid-19 y la diabetes mellitus, indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Estos tumores, también conocidos como cáncer, son un conjunto de enfermedades principalmente crónico degenerativas, que se presentan, en su mayoría, a partir de los 50 años y muchas de ellas pueden curarse si se detectan tempranamente, expusieron los especialistas universitarios Alejandro Zentella Dehesa y Federico del Río Portilla, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los tumores malignos más comunes entre las mujeres mexicanas son: de mama, tiroides, cervicouterino, cuerpo uterino y colorrectal; en los hombres: el de próstata, colorrectal, testicular, pulmonar y gástrico, de acuerdo con el sitio Infocáncer México.

Para Mauricio Becker, líder del área Médica de Oncología en Pfizer México, al citar un estudio del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) es necesario que las personas mantengan sus chequeos médicos para tener un diagnóstico oportuno, porque tan solo en México, 60 por ciento de los casos de cáncer fueron detectados en estado avanzado en el año 2016 y si se lograra una detección temprana, muchas personas tendrían mayor probabilidad de sobrevivir, así como una posible cura con el tratamiento adecuado.

Se estima que entre 30 y 50 por ciento de los cánceres se pueden evitar, para ello es necesario estar atentos y aplicar estrategias preventivas.

La prevención abarca desde la detección temprana de la enfermedad hasta el tratamiento de las personas. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

Un estudio de la revista médica JAMA Network Open señala también que durante la pandemia el número semanal de diagnósticos cayó 46.4 por ciento en seis tipos de cánceres, incluidos mama, pulmón y colorrectal, con descensos significativos en todos los tipos, lo cual no significa que los casos estén bajando, sino que no están siendo diagnosticados oportunamente debido al confinamiento.

“Hoy sabemos que el cáncer no está en cuarentena. Por ello, recomendamos atender la necesidad de continuar con el diagnóstico oportuno y atención de pacientes con esta enfermedad”, explicó Mauricio Becker

El cáncer no está en cuarentenaMauricio Becker / Líder del área médica de oncología de Pfizer México

El cáncer es considerado “un problema de salud pública relacionado con la sobrevida que como sociedad hemos logrado; nos confronta a procesos degenerativos y enfermedades que no sabíamos que existían en esa proporción, pues antes no vivíamos tanto tiempo”, dijo Zentella Dehesa, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM.

“Covid ha dado al traste con todo el tratamiento de cáncer de manera global, ha pasado a un segundo plano y esto ha afectado muy seriamente a los pacientes”, aseguró.

“Lo mejor es encontrarlo en etapas tempranas para extirparlo, atacar con quimioterapia o radiación para que estas células no puedan migrar, que es lo que se conoce como metástasis y es el verdadero problema del cáncer”, añadió del Río Portilla, académico del Instituto de Química (IQ).

Para ello se requieren campañas para promover que la población se realice estudios, al menos una vez al año. “La prevención es lo principal contra el cáncer”, remarcó.

José Antonio Omaña Rivera, un paciente de 62 años de edad relata que a partir del resultado de análisis clínicos le detectaron cifras altas del antígeno prostático. Ello encendió la alerta, era fines del año 2015. Acudió a sus estudios preliminares y en enero del siguiente año le hicieron una biopsia para corroborar la sospecha de cáncer, la que efectivamente fue positiva. La cirugía se programó y realizó en abril de 2016 en el área de Urología del Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI.

En su familia hay antecedentes de cáncer: su padre, madre y tres hermanos fallecieron por este padecimiento. “Yo afortunadamente me hice el estudio, me salió el antígeno alto y de ahí se desprende la cirugía que me hicieron”.

José Antonio es un convencido promotor de la detección temprana, e invita a las personas de 40 años de edad, a que se hagan los estudios.

“Que no tengan miedo, porque es una enfermedad muy difícil que causa la muerte y si no se atiende uno a tiempo ya no hay nada qué hacer, más que esperar lo peor que puede pasar”.

En México el cáncer en el hombre es la primera causa de mortalidad. A nivel mundial se considera que hay más de un millón 200 mil hombres afectados.

Juan Carlos Huerta Gómez, especialista en Urología Oncológica del Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI, invitó a los varones para que desde los 40 años de edad se realicen estos análisis, cuyo resultado es básico para el diagnóstico precoz, principalmente aquellos con antecedente familiar directo, que aunque no presenta síntomas, cuando existen factores genéticos pueden predisponer la enfermedad.

El especialista añadió que este cáncer es progresivo; la próstata crece a partir de los 50 años, hay cambios en la forma de orinar, el chorro miccional disminuye de fuerza, de calibre, y puede incrementar el número de veces de ir a orinar.

Del Río Portilla, integrante del departamento de Química de Biomacromoléculas del Instituto de Química de la UNAM explicó que el cáncer se presenta cuando hay células “que se niegan a morir”; normalmente son reemplazadas por otras, pero hay algunas que no mueren y empiezan a multiplicarse en diferentes órganos.

Remplazar las células de nuestro organismo por células cancerosas, es lo que provoca la muerte del individuo. “A ciencia cierta no se sabe por qué las células no se mueren: algunas no lo hacen por cuestiones virales, otras por incidencia de radiación, por la exposición a diferentes compuestos, o por mutaciones de la célula. Son enfermedades multifactoriales”.

En los últimos 15 o 20 años en México se crearon grupos de especialistas que trabajan con autoridades de salud para emitir recomendaciones y atender el problema; muestra de ello es la Norma Mexicana para la Prevención y Tratamiento del Cáncer de Mama que está en su tercera revisión. Además surgieron campañas dirigidas a reducir el sobrepeso y la obesidad, con el fin de impactar en la prevención de cáncer y otras enfermedades.

Local

Llega cepa brasileña y mata a uno en Valle

A la fecha van nueve guanajuatenses que mueren por las variantes extranjeras e intensifican vigilancia sanitaria

Local

Adultos van por certificación de primaria y secundaria a través un examen único: INAEBA

Se dijo que en el arranque del programa, se estima atender entre un 15 a un 20% de las personas que buscan acreditar estudios de primaria y secundaria

Local

Ni Celaya ni Irapuato son las ciudades más violentas del mundo: Huett

“Tan no lo son que Estados Unidos no ha emitido alertas de ni viaje para sus ciudadanos”, explica

Sociedad

Michoacán, al borde de la crisis humanitaria

Visita del nuncio apostólico expresa una preocupación personal del papa, señala especialista

Gossip

Canal 5 estrena Club Mundo Kids, nueva serie didáctica con marionetas

El programa sabatino infantil se transmite por el canal 5.1 en su primera temporada

Exposiciones

Inauguran exposición fotográfica de Jonathan Klip "Entre ahuehuetes"

Momentos e historias de este espacio son los que Jonathan Klip presenta en la muestra Entre Ahuehuetes