/ jueves 13 de mayo de 2021

Sindicato de GM en Silao perdía en dudosa votación de contrato colectivo, revela informe

EU pidió una investigación sobre las acusaciones acerca de que fueron negados los derechos de los trabajadores durante la votación para ratificar el contrato colectivo que mantienen con la CTM

Los trabajadores de General Motors en México estaban en camino a derrotar a uno de los sindicatos más grandes del país en una votación del contrato colectivo el mes pasado, que detonó una queja de Estados Unidos bajo el nuevo acuerdo comercial regional, TMEC, según un informe del gobierno mexicano.

El miércoles, la administración Biden pidió una investigación sobre las acusaciones acerca de que fueron negados los derechos de los trabajadores en la planta de camionetas de GM en Silao, en el centro de México, durante la votación para ratificar el contrato colectivo que mantienen con la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM).

La CTM, alineada con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó México durante décadas, es uno de varios sindicatos tradicionales acusados por trabajadores y activistas de anteponer los intereses empresariales a los derechos de los empleados.

La Secretaría del Trabajo de México dijo el martes que había encontrado "irregularidades graves" en la votación realizada en abril de más de 6,000 trabajadores sindicalizados de la planta y ordenó repetirla en un plazo de 30 días. Funcionarios han dicho que algunas papeletas fueron destruidas.

Un informe de la secretaría sobre la elección, revisado por Reuters, muestra que mil 784 trabajadores habían votado en contra de mantener el contrato de la CTM, mientras que mil 628 trabajadores habían votado por mantenerlo.

El documento mostró que poco más de la mitad de las personas elegibles para votar lo hicieron en el primero de los dos días posibles, antes de que los inspectores de la Secretaría del Trabajo detuvieran el proceso.

Las acusaciones de interferencia, incluidas las conclusiones de la secretaría de que algunas boletas en blanco en poder del sindicato se redujeron a la mitad, han levantado sospechas entre algunos activistas y expertos de que la CTM podría haber estado encaminada hacia una derrota más profunda.

La reposición de la votación, que se hará dentro de un mes, podría generar un margen más amplio en contra de preservar el contrato actual, especialmente si más trabajadores que fueron apáticos o tuvieron miedo de votar se presentaran esta ocasión, dijo el académico experto en temas laborales Alfonso Bouzas, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

"Toda esta nueva oportunidad va a despertar la conciencia y el interés", dijo Bouzas.

Muchos contratos colectivos en México consisten en acuerdos entre sindicatos y empresas sin la aprobación de los trabajadores, un factor que ha mantenido los salarios mexicanos por hora muy por debajo de los de Estados Unidos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Ahora se requieren votos de ratificación de esos contratos debido a una reforma laboral de México de 2019, que sustenta el renovado tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, para garantizar que los trabajadores no estén sujetos a contratos que se firmaron a sus espaldas.

GM no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, pero ha dicho que respeta los derechos de sus empleados a tomar decisiones sobre la negociación colectiva y que no estuvo involucrado en ninguna presunta violación laboral.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Acast

Los trabajadores de General Motors en México estaban en camino a derrotar a uno de los sindicatos más grandes del país en una votación del contrato colectivo el mes pasado, que detonó una queja de Estados Unidos bajo el nuevo acuerdo comercial regional, TMEC, según un informe del gobierno mexicano.

El miércoles, la administración Biden pidió una investigación sobre las acusaciones acerca de que fueron negados los derechos de los trabajadores en la planta de camionetas de GM en Silao, en el centro de México, durante la votación para ratificar el contrato colectivo que mantienen con la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM).

La CTM, alineada con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó México durante décadas, es uno de varios sindicatos tradicionales acusados por trabajadores y activistas de anteponer los intereses empresariales a los derechos de los empleados.

La Secretaría del Trabajo de México dijo el martes que había encontrado "irregularidades graves" en la votación realizada en abril de más de 6,000 trabajadores sindicalizados de la planta y ordenó repetirla en un plazo de 30 días. Funcionarios han dicho que algunas papeletas fueron destruidas.

Un informe de la secretaría sobre la elección, revisado por Reuters, muestra que mil 784 trabajadores habían votado en contra de mantener el contrato de la CTM, mientras que mil 628 trabajadores habían votado por mantenerlo.

El documento mostró que poco más de la mitad de las personas elegibles para votar lo hicieron en el primero de los dos días posibles, antes de que los inspectores de la Secretaría del Trabajo detuvieran el proceso.

Las acusaciones de interferencia, incluidas las conclusiones de la secretaría de que algunas boletas en blanco en poder del sindicato se redujeron a la mitad, han levantado sospechas entre algunos activistas y expertos de que la CTM podría haber estado encaminada hacia una derrota más profunda.

La reposición de la votación, que se hará dentro de un mes, podría generar un margen más amplio en contra de preservar el contrato actual, especialmente si más trabajadores que fueron apáticos o tuvieron miedo de votar se presentaran esta ocasión, dijo el académico experto en temas laborales Alfonso Bouzas, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

"Toda esta nueva oportunidad va a despertar la conciencia y el interés", dijo Bouzas.

Muchos contratos colectivos en México consisten en acuerdos entre sindicatos y empresas sin la aprobación de los trabajadores, un factor que ha mantenido los salarios mexicanos por hora muy por debajo de los de Estados Unidos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Ahora se requieren votos de ratificación de esos contratos debido a una reforma laboral de México de 2019, que sustenta el renovado tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, para garantizar que los trabajadores no estén sujetos a contratos que se firmaron a sus espaldas.

GM no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, pero ha dicho que respeta los derechos de sus empleados a tomar decisiones sobre la negociación colectiva y que no estuvo involucrado en ninguna presunta violación laboral.



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Acast

Local

Invertirán 180 millones para rehabilitar escuelas para retorno a clases

Si el panorama epidemiológico continúa como hasta ahora, es posible que el 30 de agosto se vuelva a clases híbridas

Local

Donan órganos tres guanajuatenses

Una mamá celayense, también un papá de Irapuato y un joven de San José Iturbide se convirtieron en héroes de vida

Local

[GALERÍA] Concluye segunda jornada de vacunación contra Covid en Salamanca

Hospital Regional de Pemex aplicará mil 200 dosis más este lunes para quienes no acudieron a la Jornada de vacunación

Local

Guanajuato es el 4to productor de vino

La vitivinicultura se realiza en 10 municipios del estado, que lo ubican como el cuarto productor en el País

Local

Invertirán 180 millones para rehabilitar escuelas para retorno a clases

Si el panorama epidemiológico continúa como hasta ahora, es posible que el 30 de agosto se vuelva a clases híbridas

Sociedad

Aumentan contagios de Covid-19 en el norte del país

La autoridad sanitaria dice que la mayoría tiene entre 30 y 47 años de edad

Justicia

Ratifican proceso contra exsenador panista por caso Odebrecht

La decisión se dio luego de que el magistrado José Alfonso Montalvo Martínez desestimó los argumentos que presentó el exsenador

Mundo

Elección en Irán tensa futuro con Occidente

Raisi será el nuevo presidente de la República Islámica, acusado de violaciones a los derechos humanos