/ miércoles 4 de enero de 2023

Denuncian presuntos malos manejos de Fragoso con CF Salamanca

Sus ex compañeros de proyecto deportivo se han deslindado de él

Excolaboradores de Román Fragoso Rodríguez, exdirectivo del Club de Futbol Salamanca, acusaron a éste de presuntos malos manejos tanto del equipo que jugaría en la Tercera División Profesional, con la escuela de futbol que sería filial de dicha escuadra y hasta con jóvenes oriundos de Sinaloa y a quienes llevó para visorías con el Club León.

La historia de cómo el proyecto con el que Salamanca volvería a tener un equipo de futbol profesional, después de más de 15 años de contar con un equipo en ligas del balompié mexicano, se remonta a julio pasado, cuando fue presentado el proyecto Club de Futbol Salamanca como nuevo inquilino del inmueble petrolero y que jugaría en el Estadio Olímpico de la Sección 24, para el torneo de la Tercera División Profesional.


Personas que trajeron franquicia de tercera división se deslindan de actos cometidos por Román Fragoso.


Este equipo que jugaría en Salamanca llegó proveniente de Cuerámaro. Allá estaba a cargo de Salvador González y como representante legal de la franquicia Juan Manuel Gutiérrez de Jaral del Progreso.

La idea de traer futbol profesional a Salamanca nació con David Pereyra, Salvador González y Ángel Soria, misma que materializaron con el apoyo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana de la Sección 24, con la condición de traer un equipo de la Liga Premier.

Para ello, contó con dos inversionistas, uno de ellos fue Felipe Montemayor, persona que tenía la intención de traer al equipo de la Segunda Premier para Salamanca, y Román Fragoso Rodríguez, con recurso para invertir en el equipo de la Liga de Tercera División Profesional.

Sin embargo, por diferentes cuestiones, no se pudo concretar la franquicia que jugaría en la Liga Premier Serie B, que era el equipo Pacifico, por lo que tomaron la decisión de sólo enfocarse en el proyecto de Tercera División Profesional y dejar para otro momento el de la otra categoría.

Fue entonces que David Pereyra fue presentado como director deportivo del proyecto, con la consigna de devolver a Salamanca su identidad y personalidad futbolística a nivel profesional.

De la euforia al desencuentro

En entrevista con El Sol de Salamanca, David Pereyra recordó que se decidió no traer el equipo de la Liga Premier o de segunda división, puesto que su costo se elevó, lo cual hacía incosteable para los interesados en el proyecto.

“Al ver que de siete millones se va a 11 millones de pesos el costo de la franquicia de Liga Premier, decidimos esperar un año e iniciar con el equipo de tercera división, además de atender el tema de la certificación del estadio Olímpico Sección 24 para el equipo de la Liga Premier, mientras tanto arrancamos con participación en Tercera División Profesional”.

Sin embargo, contó que con el paso de los días, Román Fragoso Rodríguez, como gestor e inversionista principal del equipo de la Tercera División Profesional, asume rol de director general y presidente del proyecto y posteriormente fue disputado un partido con motivo del 420 aniversario de la fundación de Salamanca entre jugadores que fueron leyendas del América y Chivas, evento que en teoría sonaba rentable, pero que terminó con deudas y que fueron cubiertas con dinero que varios involucrados en el proyecto pagaron desde sus cuentas personales.

Suscríbete a nuestra edición digital

Por si fuera poco, surgió un desencuentro entre Román Fragoso y Felipe Montemayor, por lo que éste último quedó fuera del proyecto.

Sandra Velazco, otra de las colaboradoras en el proyecto y quien para ese entonces ya se encontraba ofreciendo servicio como administradora y secretaria, contó en entrevista con El Sol de Salamanca que ella fue testigo del presunto abuso de confianza, falta de pago a integrantes del cuerpo técnico e incluso del incumplimiento con proveedores y padres de familia de niños inscritos en la escuelita de futbol, que sería formativa del Club de Futbol Salamanca.

“Debido a mal manejo de la presidencia, Román Fragoso fue retrasando pagos e incumpliendo compromisos adquiridos por el club, como inversionista, pues aseguraba que en diciembre se pagarían deudas acumuladas con federación y proveedores”.

A decir de Sandra Velazco, de julio a diciembre el cuerpo técnico, administrativo y deportivo no cobró un solo peso, aspecto que en su momento desesperó al entrenador, Marco Ruiz, y le llevó a dejar el equipo, pues presuntamente sólo alcanzó a cobrar el 50% de lo que se le debía, mientras que al resto se le adeudaron diferentes cantidades.

“Román Fragoso creó la escuelita de futbol para tener un ingreso, puso Chava como encargado de la misma, sin embargo, él era quien manejaba el recurso y disponía de todo lo que iba entrando por dicho concepto”, relató Sandra Velazco.

Sin dinero suficiente

Sandra Velazco comentó que para el último viaje de 2022 que el equipo realizaría a Michoacán para jugar contra Chavinda, Román Fragoso sólo depositó 466 pesos para viáticos, por lo que fue la propia Sandra Velazco quien terminó pagando todo con dinero prestado y es ahí en donde ella decide dejar el proyecto

“Le pedí a los padres de familia para que todo lo relacionado con inscripciones, colegiaturas, uniformes lo vieran directamente con Román e incluso alcancé alertar a algunos proveedores para que ya no le soltarán nada; aun así terminé cubriendo con recursos propios la renta del departamento donde él se encontraba viviendo, al ser la arrendadora mi conocida”, señaló Sandra Velazco.


David Pereyra asegura que también fueron víctimas del ahora indiciado Ramón Fragoso.


Y abundó: “desconocemos a cuánto asciende el monto exacto del dinero que él recibió de inscripciones y uniformes de la escuelita, los papás tienen sus recibos, aunque por este concepto, en su momento se le hizo un depósito por 25 mil pesos, además de dejar una deuda por 150 mil pesos ante Federación (Mexicana de Futbol)”.

Por otro lado señaló que con la empresa MKO se aclaró un mal entendido por un cheque en garantía que era de su cuenta personal, “uno por 32 mil pesos y otro por nueve mil pesos, que no entraron en cobro, al no corresponder al adeudo real que se tiene con ellos, que es de 20 mil pesos; ya se les habían entregado 12 mil pesos del cheque de 32 mil, sin embargo, esos uniformes maquilados por ellos nunca llegaron con nosotros, dado que Román se comunicó con ellos y el pidió que se los mandaran a Sinaloa y sabemos que vino una persona de MKO, la entregó a otra persona en Salamanca y ésta dice que se los envió”.

Detectan inconsistencias

A lo largo de este tiempo, Salvador González, encargado de la franquicia, estuvo ausente por motivos de salud, pero a su regreso, dos fechas antes de jugarse el último partido de 2022, comenzó a detectar dichas inconsistencias.

“Ramón Fragoso fue dando la espalda a su equipo de trabajo y terminó huyendo, dejando a todos embarcados, arrasó con todo y todos, desde la escuelita de futbol de niños hasta con las expectativas del equipo, pasando por León, trajo chavos de Sinaloa a visoría, cobró a cada jugador, cuando éstas son gratuitas, la directiva se enteró por testimonio de los propios padres de familia que acompañaron a sus hijos y ahora tiene las puertas cerradas ahí, además de dejar una deuda de 22 mil pesos en hotel donde se hospedó”, contó David Pereyra durante la entrevista.


Incluso, dieron a conocer que actualmente José Román Fragoso Rodríguez tiene una denuncia penal en su contra radicada en la agencia investigadora 20-UIPATO1, de León, por “disponer de una cosa mueble ajena”, la cual presuntamente fue empeñada para pagar con el dinero de esta operación deudas que dejó el partido de leyendas del América contra Chivas, pero que presuntamente Román Fragoso habría vendido.

“Nos faltó darnos cuenta a tiempo de la debacle a la cual nos llevó Román Fragoso y el tipo de persona que es, nos confiamos y nos puso al borde del precipicio, abusó de la confianza y amistad que le brindamos, creímos en él, sin embargo, se fue cerrando las puertas y quedando al descubierto, al grado que el Sindicato Sección 24 de Pemex termina por quitar el estadio al equipo, además de salir mal con el representante legal de la franquicia”, dijo David Pereyra.

Para terminar, David Pereyra comentó que Román Fragoso “nos llevó al desfiladero, fuimos también víctimas de él, nosotros siempre hemos dado la cara, estamos al pendiente de todo, estamos más unidos que nunca”.



Excolaboradores de Román Fragoso Rodríguez, exdirectivo del Club de Futbol Salamanca, acusaron a éste de presuntos malos manejos tanto del equipo que jugaría en la Tercera División Profesional, con la escuela de futbol que sería filial de dicha escuadra y hasta con jóvenes oriundos de Sinaloa y a quienes llevó para visorías con el Club León.

La historia de cómo el proyecto con el que Salamanca volvería a tener un equipo de futbol profesional, después de más de 15 años de contar con un equipo en ligas del balompié mexicano, se remonta a julio pasado, cuando fue presentado el proyecto Club de Futbol Salamanca como nuevo inquilino del inmueble petrolero y que jugaría en el Estadio Olímpico de la Sección 24, para el torneo de la Tercera División Profesional.


Personas que trajeron franquicia de tercera división se deslindan de actos cometidos por Román Fragoso.


Este equipo que jugaría en Salamanca llegó proveniente de Cuerámaro. Allá estaba a cargo de Salvador González y como representante legal de la franquicia Juan Manuel Gutiérrez de Jaral del Progreso.

La idea de traer futbol profesional a Salamanca nació con David Pereyra, Salvador González y Ángel Soria, misma que materializaron con el apoyo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana de la Sección 24, con la condición de traer un equipo de la Liga Premier.

Para ello, contó con dos inversionistas, uno de ellos fue Felipe Montemayor, persona que tenía la intención de traer al equipo de la Segunda Premier para Salamanca, y Román Fragoso Rodríguez, con recurso para invertir en el equipo de la Liga de Tercera División Profesional.

Sin embargo, por diferentes cuestiones, no se pudo concretar la franquicia que jugaría en la Liga Premier Serie B, que era el equipo Pacifico, por lo que tomaron la decisión de sólo enfocarse en el proyecto de Tercera División Profesional y dejar para otro momento el de la otra categoría.

Fue entonces que David Pereyra fue presentado como director deportivo del proyecto, con la consigna de devolver a Salamanca su identidad y personalidad futbolística a nivel profesional.

De la euforia al desencuentro

En entrevista con El Sol de Salamanca, David Pereyra recordó que se decidió no traer el equipo de la Liga Premier o de segunda división, puesto que su costo se elevó, lo cual hacía incosteable para los interesados en el proyecto.

“Al ver que de siete millones se va a 11 millones de pesos el costo de la franquicia de Liga Premier, decidimos esperar un año e iniciar con el equipo de tercera división, además de atender el tema de la certificación del estadio Olímpico Sección 24 para el equipo de la Liga Premier, mientras tanto arrancamos con participación en Tercera División Profesional”.

Sin embargo, contó que con el paso de los días, Román Fragoso Rodríguez, como gestor e inversionista principal del equipo de la Tercera División Profesional, asume rol de director general y presidente del proyecto y posteriormente fue disputado un partido con motivo del 420 aniversario de la fundación de Salamanca entre jugadores que fueron leyendas del América y Chivas, evento que en teoría sonaba rentable, pero que terminó con deudas y que fueron cubiertas con dinero que varios involucrados en el proyecto pagaron desde sus cuentas personales.

Suscríbete a nuestra edición digital

Por si fuera poco, surgió un desencuentro entre Román Fragoso y Felipe Montemayor, por lo que éste último quedó fuera del proyecto.

Sandra Velazco, otra de las colaboradoras en el proyecto y quien para ese entonces ya se encontraba ofreciendo servicio como administradora y secretaria, contó en entrevista con El Sol de Salamanca que ella fue testigo del presunto abuso de confianza, falta de pago a integrantes del cuerpo técnico e incluso del incumplimiento con proveedores y padres de familia de niños inscritos en la escuelita de futbol, que sería formativa del Club de Futbol Salamanca.

“Debido a mal manejo de la presidencia, Román Fragoso fue retrasando pagos e incumpliendo compromisos adquiridos por el club, como inversionista, pues aseguraba que en diciembre se pagarían deudas acumuladas con federación y proveedores”.

A decir de Sandra Velazco, de julio a diciembre el cuerpo técnico, administrativo y deportivo no cobró un solo peso, aspecto que en su momento desesperó al entrenador, Marco Ruiz, y le llevó a dejar el equipo, pues presuntamente sólo alcanzó a cobrar el 50% de lo que se le debía, mientras que al resto se le adeudaron diferentes cantidades.

“Román Fragoso creó la escuelita de futbol para tener un ingreso, puso Chava como encargado de la misma, sin embargo, él era quien manejaba el recurso y disponía de todo lo que iba entrando por dicho concepto”, relató Sandra Velazco.

Sin dinero suficiente

Sandra Velazco comentó que para el último viaje de 2022 que el equipo realizaría a Michoacán para jugar contra Chavinda, Román Fragoso sólo depositó 466 pesos para viáticos, por lo que fue la propia Sandra Velazco quien terminó pagando todo con dinero prestado y es ahí en donde ella decide dejar el proyecto

“Le pedí a los padres de familia para que todo lo relacionado con inscripciones, colegiaturas, uniformes lo vieran directamente con Román e incluso alcancé alertar a algunos proveedores para que ya no le soltarán nada; aun así terminé cubriendo con recursos propios la renta del departamento donde él se encontraba viviendo, al ser la arrendadora mi conocida”, señaló Sandra Velazco.


David Pereyra asegura que también fueron víctimas del ahora indiciado Ramón Fragoso.


Y abundó: “desconocemos a cuánto asciende el monto exacto del dinero que él recibió de inscripciones y uniformes de la escuelita, los papás tienen sus recibos, aunque por este concepto, en su momento se le hizo un depósito por 25 mil pesos, además de dejar una deuda por 150 mil pesos ante Federación (Mexicana de Futbol)”.

Por otro lado señaló que con la empresa MKO se aclaró un mal entendido por un cheque en garantía que era de su cuenta personal, “uno por 32 mil pesos y otro por nueve mil pesos, que no entraron en cobro, al no corresponder al adeudo real que se tiene con ellos, que es de 20 mil pesos; ya se les habían entregado 12 mil pesos del cheque de 32 mil, sin embargo, esos uniformes maquilados por ellos nunca llegaron con nosotros, dado que Román se comunicó con ellos y el pidió que se los mandaran a Sinaloa y sabemos que vino una persona de MKO, la entregó a otra persona en Salamanca y ésta dice que se los envió”.

Detectan inconsistencias

A lo largo de este tiempo, Salvador González, encargado de la franquicia, estuvo ausente por motivos de salud, pero a su regreso, dos fechas antes de jugarse el último partido de 2022, comenzó a detectar dichas inconsistencias.

“Ramón Fragoso fue dando la espalda a su equipo de trabajo y terminó huyendo, dejando a todos embarcados, arrasó con todo y todos, desde la escuelita de futbol de niños hasta con las expectativas del equipo, pasando por León, trajo chavos de Sinaloa a visoría, cobró a cada jugador, cuando éstas son gratuitas, la directiva se enteró por testimonio de los propios padres de familia que acompañaron a sus hijos y ahora tiene las puertas cerradas ahí, además de dejar una deuda de 22 mil pesos en hotel donde se hospedó”, contó David Pereyra durante la entrevista.


Incluso, dieron a conocer que actualmente José Román Fragoso Rodríguez tiene una denuncia penal en su contra radicada en la agencia investigadora 20-UIPATO1, de León, por “disponer de una cosa mueble ajena”, la cual presuntamente fue empeñada para pagar con el dinero de esta operación deudas que dejó el partido de leyendas del América contra Chivas, pero que presuntamente Román Fragoso habría vendido.

“Nos faltó darnos cuenta a tiempo de la debacle a la cual nos llevó Román Fragoso y el tipo de persona que es, nos confiamos y nos puso al borde del precipicio, abusó de la confianza y amistad que le brindamos, creímos en él, sin embargo, se fue cerrando las puertas y quedando al descubierto, al grado que el Sindicato Sección 24 de Pemex termina por quitar el estadio al equipo, además de salir mal con el representante legal de la franquicia”, dijo David Pereyra.

Para terminar, David Pereyra comentó que Román Fragoso “nos llevó al desfiladero, fuimos también víctimas de él, nosotros siempre hemos dado la cara, estamos al pendiente de todo, estamos más unidos que nunca”.



Local

Vecinos piden a las autoridades que monitoreen los niveles de los cuerpos de agua

A 24 horas de la inundación, habitantes de la comunidad de El Divisador presentaron ingreso de agua en sus hogares

Local

Llevará a cabo DIF Municipal rifa en beneficio del centro gerontológico

Los ganadores se estarán dando a conocer a través de la página oficial del DIF Salamanca

Local

Generan intercambios de libros respuesta favorable

En la Casa de la Cultura, actualmente cuentan con alrededor de 300 libros gracias a las donaciones

Local

Centro de lecturas seguirá trabajando de manera normal de vacaciones

Ofrecerá diversas actividades además de las del curso de verano.

Local

Implementan nuevos proyectos para agremiar a más profesionales del Trabajo Social

El Colegio de Trabajo Social de Salamanca A.C. es una asociación sin fines de lucro

Local

Lluvias intensas este fin de semana para Guanajuato

Las precipitaciones pluviales para este fin de semana serán de consideración, ya que serán del orden de los 75 a 150 milímetros.