/ domingo 11 de febrero de 2018

PALABRAS


POR HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRÁN

“EL DELICADO TEMA DEL INCESTO”

En la antigüedad, al inicio de la humanidad, las razas se mezclaban entre sí, como ejemplo las tribus del África o en los campamentos de los indios americanos de Estados Unidos y según datos históricos, en las principales ciudades de Europa, era frecuente la presencia del INCESTO. Y pensaras querido lector ¿qué es esto? ¿en qué consiste el tema del INCESTO?, pues bien es la relación sexual entre familiares en línea directa.

Esto viene repitiéndose a través de los siglos, cuando se da a conocer que determinados individuos de un círculo familiar, abusan sexualmente de sus hijos, de sus hermanos o hermanas, los tíos, los primos y los abuelos forman parte de este esquema sumamente vergonzoso, que sin embargo, dado los años y las centurias, esto se viene repitiendo, algunos de los casos se denuncian ante el C. Agente del Ministerio Público y dichos sujetos que abusan a diario de sus hijos en forma brutal, dejarán para siempre el recuerdo de tan fuerte agresión, quedando en la mente de los afectados. Recordando, el caso del famosísimo Michael Jackson quien fue víctima de abuso por parte de su progenitor, y así miles de casos que son dados a conocer por los medios de la información.

Además del daño mental puede haber consecuencias graves de salud, como paréntesis en los tiempos de los Zares Rusos, pues bien, se mezclaban entre los mismos familiares de la realeza y algunos llegaron a portar la enfermedad llamada Hemofilia. Esta enfermedad la padeció un niño hijo de un Zar que hizo que un monje llamado Rasputín ejerciera un grandísimo poder de sugestión, de sanación, de un verdadero poder en lograr que el hijo amado del Zar o Rey Ruso lograra por semanas restablecerse de esa enfermedad. De tal manera que el casarse parientes con parientes es y era muy peligroso pues el choque de la sangre los hacia propensos a contraer la terrible enfermedad de la Hemofilia.

Pues bien hoy en día, hay padres de familia que usan a sus hijos como concubinos o los obligan a tener relaciones sexuales con sus propios padres llámese padre o llámese madre. Se dice que hay prostitutas que tienen relaciones sexuales son sus mismos hijos, esto lo afirma la colección española Aguilar. Hoy en día, aún se presentan estos casos en que gente sin escrúpulos usan a sus hijos y los hacen víctimas inocentes de sus perversidades.

Otro ejemplo en Europa, los llamados Borgías, gente de la más alta alcurnia que obligaba a sus hijas a encuentros sexuales. Esto también se vio en las razas indígenas que poblaron nuestro México, y aún continua esta práctica en las selvas del Amazonas, en Brasil. En la actualidad, este acto es castigado por la ley y existen severas sanciones a individuos que abusan de sus hijos, o parientes en línea directa, que violan a la fuerza a sus descendientes. Recordemos como se pobló la tierra pero ya pasaron cientos de miles de años y esta práctica se volvió un tabú regido por leyes y son severamente castigados los individuos que realizan estas prácticas sexuales con su propia familia, los cuales son considerados en la sociedad como gente enferma y degenerada en exageración en el seno de cualquier familia.


POR HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRÁN

“EL DELICADO TEMA DEL INCESTO”

En la antigüedad, al inicio de la humanidad, las razas se mezclaban entre sí, como ejemplo las tribus del África o en los campamentos de los indios americanos de Estados Unidos y según datos históricos, en las principales ciudades de Europa, era frecuente la presencia del INCESTO. Y pensaras querido lector ¿qué es esto? ¿en qué consiste el tema del INCESTO?, pues bien es la relación sexual entre familiares en línea directa.

Esto viene repitiéndose a través de los siglos, cuando se da a conocer que determinados individuos de un círculo familiar, abusan sexualmente de sus hijos, de sus hermanos o hermanas, los tíos, los primos y los abuelos forman parte de este esquema sumamente vergonzoso, que sin embargo, dado los años y las centurias, esto se viene repitiendo, algunos de los casos se denuncian ante el C. Agente del Ministerio Público y dichos sujetos que abusan a diario de sus hijos en forma brutal, dejarán para siempre el recuerdo de tan fuerte agresión, quedando en la mente de los afectados. Recordando, el caso del famosísimo Michael Jackson quien fue víctima de abuso por parte de su progenitor, y así miles de casos que son dados a conocer por los medios de la información.

Además del daño mental puede haber consecuencias graves de salud, como paréntesis en los tiempos de los Zares Rusos, pues bien, se mezclaban entre los mismos familiares de la realeza y algunos llegaron a portar la enfermedad llamada Hemofilia. Esta enfermedad la padeció un niño hijo de un Zar que hizo que un monje llamado Rasputín ejerciera un grandísimo poder de sugestión, de sanación, de un verdadero poder en lograr que el hijo amado del Zar o Rey Ruso lograra por semanas restablecerse de esa enfermedad. De tal manera que el casarse parientes con parientes es y era muy peligroso pues el choque de la sangre los hacia propensos a contraer la terrible enfermedad de la Hemofilia.

Pues bien hoy en día, hay padres de familia que usan a sus hijos como concubinos o los obligan a tener relaciones sexuales con sus propios padres llámese padre o llámese madre. Se dice que hay prostitutas que tienen relaciones sexuales son sus mismos hijos, esto lo afirma la colección española Aguilar. Hoy en día, aún se presentan estos casos en que gente sin escrúpulos usan a sus hijos y los hacen víctimas inocentes de sus perversidades.

Otro ejemplo en Europa, los llamados Borgías, gente de la más alta alcurnia que obligaba a sus hijas a encuentros sexuales. Esto también se vio en las razas indígenas que poblaron nuestro México, y aún continua esta práctica en las selvas del Amazonas, en Brasil. En la actualidad, este acto es castigado por la ley y existen severas sanciones a individuos que abusan de sus hijos, o parientes en línea directa, que violan a la fuerza a sus descendientes. Recordemos como se pobló la tierra pero ya pasaron cientos de miles de años y esta práctica se volvió un tabú regido por leyes y son severamente castigados los individuos que realizan estas prácticas sexuales con su propia familia, los cuales son considerados en la sociedad como gente enferma y degenerada en exageración en el seno de cualquier familia.