imagotipo

Participan tablajeros en las Octavas de Corpus

Jorge Andrade

VALLE DE SANTIAGO, GTO.- Ahora si le encontraron ruido al chicharrón. Durante las festividades de las octavas de Corpus Christi, ayer le tocó la organización de las fiestas al gremio de los tablajeros que no se dejaron pisar la sombra por los comerciantes, siendo ambos gremios en Valle de Santiago, los grandes animadores de estas tradicionales festividades profano/ religiosas.

A los comerciantes, les tocó el pasado domingo y ayer hicieron entrega de la estafeta a sus adversarios, gremio de los tablajeros y de nueva cuenta, reavivó la llama de la vieja rivalidad entre “la cáscara” (comerciantes) contra “la mugre” (los tablajeros) quienes, desde hace muchos años, se convierten en los grandes protagonistas de la organización de estas festividades profano/religiosas.

COMPARTEN LO QUE DIOS LES DA.

Y cada quien celebra a su manera. Por ejemplo, algo que no habíamos visto en estas fiestas y que nos resulta inusual, fue que algunos tablajeros, acostumbran a organizar una comida. Especialmente, con sus clientes que los favorecen a lo largo de todo un año como es el caso del señor Manuel Pérez, quien ayer en su tablajería, se reunió con sus trabajadores y con la gente que lo distingue.

Para ello, contrató a un mariachi -que por cierto tocaba muy bien- para amenizar esta fiesta, que se realizó en las afueras de su establecimiento ubicado en la Colonia Lindavista y a donde previamente, había invitado a sus clientes y amigos con el objetivo, de compartir el exquisito chicharrón con las deliciosas carnitas.

Platillos que se sirvieron con generosidad entre las personas que, con su preferencia, lo distinguen. Como señalamos, es una forma de agradecer a la gente que, hasta este momento, no habíamos visto en años anteriores. Por ello, nos llamó la atención pues no únicamente, se trata de consumir bebidas alcohólicas en cantidades industriales. Y que mejor manera de seguir las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, que compartiendo lo que el Señor nos da en abundancia.

También, una forma de celebrar muy cristiana, es compartir el pan y la sal con las personas que aparte de la amistad, desde hace muchos años, distinguen al señor Manuel Pérez, con su preferencia y bajo el compás de la música alegre de los mariachis, Don Manuel Pérez, compartió el pan y la sal con sus clientes y amigos.