imagotipo

Agoniza campo vallense

VALLE DE SANTIAGO, GTO.- Se muere el campo, ante el ataque de las plagas y la falta de lluvias. Las lloviznas esporádicas que han caído, han sido insuficientes para combatir las plagas del gusano cogollero y el gusano trozador, que siguen diezmando las cosechas de maíz blanco en este municipio ante la desesperación de los productores, que en algunos casos, no ha tenido más remedio que volver a resembrar, con el gasto que esto implica.

Y aunque en otros lados está lloviendo con intensidad, desgraciadamente en Valle de Santiago las lluvias han sido escasas. De hecho, platicando con algunos productores, nos manifestaban que las lluvias prácticamente en Valle de Santiago se han limitado a unas cuantas lloviznas que sólo han embravecido a los termómetros.

El calor se ha vuelto sofocante y esto, propicia la propagación de las placas del gusano cogollero y el gusano trozador. Lamentablemente, mencionaron que en el caso de Valle de Santiago las lluvias han sido escasas para un mes de junio pues en otros tiempos, ya las lluvias se habían generalizado.

Hace unos días, se dejaron sentir algunos aguaceros. Sin embargo, señalaron que estos sólo se registraron por zonas muy limitadas. Por ejemplo en el caso de la cabecera, llovió con intensidad hace unos días, pero de nada sirve cuando el agua se necesita en el campo. Por si fuera poco, las lluvias que se han presentado tienen una duración mínima.

Es decir, que no tienen tiempo suficiente para humedecer la tierra, para provocar encharcamientos en las milpas y para ahogar a la plaga que siguen diezmando el campo en Valle de Santiago. Así de difícil esta la situación para los productores que desgraciadamente, tienen que enfrentar estas dos placas que parecen bíblicas.

Mientras que en otros lados del Estado y del país, llueve con intensidad en Valle de Santiago las lluvias brillan por su ausencia, sembrando devastación en el campo a consecuencia del ataque de estos dos plagas nocivas y desesperación entre los productores, que definitivamente no hayan qué hacer para contener el avance de estas plagas.