imagotipo

Simeón de Bulgaria celebra su 80 cumpleaños con todos sus hijos

Simeón de Sajonia-Coburgo, último monarca de Bulgaria y exprimer ministro del país, celebró ayer su 80 cumpleaños con una recepción a la que acudieron todos sus hijos y unos 500 invitados, entre ellos miembros de la realeza europea como Sofía de España y su hermana, Irene de Grecia.

Simeón recibió a los invitados en el Palacio de Vrana, su residencia oficial, situado a unos 20
kilómetros de la capital.

En esta fiesta Simeón y su esposa, la aristócrata española Margarita Gómez-Acebo, están acompañados de sus hijos y la práctica totalidad de sus nietos.

Los hijos del matrimonio -los príncipes Kiryl, Kubrat, Konstantin y Kalina- llegaron ayer al palacio acompañados de sus respectivas familias.

El primogénito, Kardam, murió en 2015 debido a las graves secuelas que le dejó un accidente de tráfico que sufrió en Madrid siete años antes.

Fuentes cercanas a la familia real indicaron que es la primera vez que toda la familia de Simeón se reúne en Bulgaria en los últimos diez años.

Además de la reina emérita de España y su hermana, la princesa Irene de Grecia, están presentes Radu y Margarita de Rumanía, Alejandro y Catalina de Serbia, Leka y Elia de Albania y Nicolás de Montenegro, entre otros.

También ha acudido a la fiesta el presidente del país, Rumen Radev, y varios ministros, mientras que el jefe del Gobierno, Boiko Borisov, no ha podido asistir por motivos de salud.

Además, Simeón ha invitado a todos los que fueron miembros de su Ejecutivo cuando fue primer ministro de Bulgaria entre 2001 y 2005, así como a quienes fueron diputados del partido que creó, la Alianza Nacional Simeón II.

Simeón de Sajonia-Coburgo, hijo y nieto de reyes, subió al trono de Bulgaria en 1943 a los 6 años, tras morir su padre, Boris III.

Mantiene estrechas relaciones con España, país al que se exilió en 1951 después de que en 1946 el régimen comunista organizase un referéndum que proclamó la República en Bulgaria.