/ viernes 27 de mayo de 2022

Hambre rompe récord en Brasil

Saltó de 14% en 2014, cuando fue retirado del mapa mundial del hambre de la ONU, al 36% en 2021

RÍO DE JANEIRO. El porcentaje de familias que dice no tener dinero para garantizar su alimentación en Brasil saltó desde 14 por ciento en 2014, cuando el país fue retirado del Mapa Mundial del Hambre de la ONU, hasta el 30 por ciento en 2019 y hasta el récord de 36 por ciento en 2021, un aumento provocado por la pandemia de Covid.

La tasa brasileña de la llamada inseguridad alimentaria alcanzó en 2021 su mayor nivel desde que el indicador comenzó a ser medido en 2006, cuando era del 20 por ciento, y por primera vez superó el promedio mundial (35 por ciento), según un estudio divulgado por la Fundación Getulio Vargas (FGV).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Según el informe del prestigioso centro privado de estudios económicos y sociales, la inseguridad alimentaria en Brasil afecta principalmente a las familias más pobres, a las mujeres, a las personas de entre 30 y 49 años, cuyos domicilios son los que tienen mayor número de hijos.

El estudio analizó para Brasil los datos de una encuesta que la firma Gallup World Poll realiza anualmente en cerca de 160 países desde 2006, lo que permite la comparación mundial, y que preguntó entre agosto y noviembre del año pasado a 125 mil encuestados en todo el mundo si las personas no tuvieron dinero para alimentarse a sí mismas o a sus familias en algún momento en los últimos doce meses.

Según la FGV, pese a que Brasil consiguió importantes avances en la lucha contra el hambre desde que el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) puso en marcha programas ejemplares para reducir la pobreza, la situación se agravó con la grave recesión que el país vivió en 2015 y 2016 y, más recientemente, con la crisis generada por la pandemia de Covid-19 (2020 y 2021).

La tasa de inseguridad alimentaria en Brasil el año pasado fue similar a la de Argentina (36 por ciento), Paraguay (42 por ciento) y México (43 por ciento), y muy inferior a las de Venezuela (72 por ciento), Ecuador (62 por ciento), Perú (56 por ciento), Bolivia (55 por ciento) y Colombia (52 por ciento). Los países suramericanos con menores tasas son Chile (18 por ciento) y Uruguay (30 por ciento).

Sin embargo, entre el 20 por ciento de brasileños más pobres, la tasa de inseguridad alimentaria saltó de 53 por ciento en 2019 hasta 75 por ciento en 2021, muy por encima del promedio mundial para este segmento (48 por ciento) y equiparada al promedio de los países con mayores tasas, como Zimbabue (80 por ciento).

Por su parte, la tasa de inseguridad alimentaria entre mujeres se elevó a 47 por ciento (contra el 26 por ciento entre los hombres), un porcentaje muy superior al promedio mundial (37 por ciento).

La FGV aclaró que el estudio aún no refleja la disparada de los precios en los últimos meses provocada por la guerra en Ucrania.

RÍO DE JANEIRO. El porcentaje de familias que dice no tener dinero para garantizar su alimentación en Brasil saltó desde 14 por ciento en 2014, cuando el país fue retirado del Mapa Mundial del Hambre de la ONU, hasta el 30 por ciento en 2019 y hasta el récord de 36 por ciento en 2021, un aumento provocado por la pandemia de Covid.

La tasa brasileña de la llamada inseguridad alimentaria alcanzó en 2021 su mayor nivel desde que el indicador comenzó a ser medido en 2006, cuando era del 20 por ciento, y por primera vez superó el promedio mundial (35 por ciento), según un estudio divulgado por la Fundación Getulio Vargas (FGV).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Según el informe del prestigioso centro privado de estudios económicos y sociales, la inseguridad alimentaria en Brasil afecta principalmente a las familias más pobres, a las mujeres, a las personas de entre 30 y 49 años, cuyos domicilios son los que tienen mayor número de hijos.

El estudio analizó para Brasil los datos de una encuesta que la firma Gallup World Poll realiza anualmente en cerca de 160 países desde 2006, lo que permite la comparación mundial, y que preguntó entre agosto y noviembre del año pasado a 125 mil encuestados en todo el mundo si las personas no tuvieron dinero para alimentarse a sí mismas o a sus familias en algún momento en los últimos doce meses.

Según la FGV, pese a que Brasil consiguió importantes avances en la lucha contra el hambre desde que el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) puso en marcha programas ejemplares para reducir la pobreza, la situación se agravó con la grave recesión que el país vivió en 2015 y 2016 y, más recientemente, con la crisis generada por la pandemia de Covid-19 (2020 y 2021).

La tasa de inseguridad alimentaria en Brasil el año pasado fue similar a la de Argentina (36 por ciento), Paraguay (42 por ciento) y México (43 por ciento), y muy inferior a las de Venezuela (72 por ciento), Ecuador (62 por ciento), Perú (56 por ciento), Bolivia (55 por ciento) y Colombia (52 por ciento). Los países suramericanos con menores tasas son Chile (18 por ciento) y Uruguay (30 por ciento).

Sin embargo, entre el 20 por ciento de brasileños más pobres, la tasa de inseguridad alimentaria saltó de 53 por ciento en 2019 hasta 75 por ciento en 2021, muy por encima del promedio mundial para este segmento (48 por ciento) y equiparada al promedio de los países con mayores tasas, como Zimbabue (80 por ciento).

Por su parte, la tasa de inseguridad alimentaria entre mujeres se elevó a 47 por ciento (contra el 26 por ciento entre los hombres), un porcentaje muy superior al promedio mundial (37 por ciento).

La FGV aclaró que el estudio aún no refleja la disparada de los precios en los últimos meses provocada por la guerra en Ucrania.

Local

Movimiento Ciudadano no buscará coalición con PAN en Guanajuato

El dirigente aseguró que cuentan con perfiles para lanzarse de manera independiente en las elecciones del 2024

Local

Se plantan alrededor de 100 árboles en una semana en Salamanca

30 colonias están en espera de mejorar sus áreas verdes

Sociedad

Congelado el fondo de apoyo para desplazados en Sinaloa

En campaña Rubén Rocha Moya tomó de bandera a las víctimas de desplazamiento forzado, como gobernador tiene guardados 60 millones destinados para ayudarlos

Justicia

UIF pone en la mira a familias de El Chapo Guzmán y El Mayo Zambada

Entre las cuentas bloqueadas están las de parientes de “El Mayo” Zambada, “El Chapo” Guzmán y un sobrino de don Neto Fonseca y Rafael Caro Quintero

Sociedad

CFE, la que más agua residual vierte a ríos en Puebla

La producción de energía de Los Humeros puede abastecer de energía a poco más de 13 mil hogares por hasta una hora.

Sociedad

Fuga en Pemex amenaza abasto de agua para más de mil personas en Veracruz

Un derrame de aguas congénitas de tres pozos de Pemex en las comunidades Cues y Cebadilla ponen en riesgo la salud de miles de habitantes

Local

Asesinatos de policías, reflejo del abandono federal a municipios: Alcántara

El extitular del SESNSP dijo que los recortes de los recursos destinados a fortalecer a las policías trajo consigo a municipios debilitados y amenazados por la delincuencia organizada

Gossip

Ni los escándalos de Ezra Miller detendrán la película The Flash

El protagonista de la cinta, es buscado por autoridades en Estados Unidos; el actor no cerró sus redes sociales y prácticamente ha desaparecido de la vida pública