/ lunes 26 de julio de 2021

Bolsonaro va contra el voto electrónico en Brasil

Con su popularidad en picada, se suma a los líderes que ponen en duda el sistema electoral; varios temen golpe

BRASILIA. El presidente Jair Bolsonaro lleva años sembrando dudas sobre la fiabilidad de la urna electrónica en Brasil, pero ahora añadió veladas amenazas sobre la celebración de las presidenciales del próximo año, previendo, según analistas, su eventual derrota.

Asediado por una investigación sobre su caótica gestión de la pandemia y con una marcada caída de popularidad, el mandatario ultraderechista dispara desde hace semanas contra las urnas electrónicas usadas desde 1996 y a favor de un “voto impreso y auditable” en los comicios de octubre de 2022.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El pasado 8 de julio, el exmilitar y exdiputado, de 66 años, subió el tono: “O hay elecciones limpias o no habrá elecciones”. Un día después, dijo que entregará la banda presidencial “a quien gane con un voto verificable y confiable”.

Esta semana, sugirió que si el Congreso no aprueba una enmienda constitucional para incluir el voto impreso podría no presentarse a las elecciones.

“Los comentarios de Bolsonaro sobre las elecciones forman parte de una estrategia para erosionar la confianza en el sistema electoral y facilitar una posible contestación de los resultados si no consigue vencer”, afirma Oliver Stuenkel, de la Fundación Getulio Vargas.

La popularidad de Bolsonaro cayó a 24 por ciento, un mínimo desde su llegada al poder en 2019, y los sondeos indican que sería derrotado por amplio margen por el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

“Este sin lugar a dudas es el peor momento del gobierno de Bolsonaro. Tiene una situación difícil y necesita generar alguna confusión con el sistema político y con las instituciones, porque eso le da tracción y mantiene cohesionada su base”, sostiene Creomar da Souza, de la consultora Dharma.

La oposición y gran parte de la prensa vieron intenciones “golpistas” en las declaraciones de Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985).

Bolsonaro, un admirador de Donald Trump, llegó a decir que, si no se introduce el voto impreso, en Brasil podría ocurrir “algo peor” a lo sucedido en Estados Unidos, donde partidarios del mandatario republicano invadieron el Congreso para denunciar supuestos fraudes en su derrota electoral frente al demócrata Joe Biden.

BRASILIA. El presidente Jair Bolsonaro lleva años sembrando dudas sobre la fiabilidad de la urna electrónica en Brasil, pero ahora añadió veladas amenazas sobre la celebración de las presidenciales del próximo año, previendo, según analistas, su eventual derrota.

Asediado por una investigación sobre su caótica gestión de la pandemia y con una marcada caída de popularidad, el mandatario ultraderechista dispara desde hace semanas contra las urnas electrónicas usadas desde 1996 y a favor de un “voto impreso y auditable” en los comicios de octubre de 2022.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El pasado 8 de julio, el exmilitar y exdiputado, de 66 años, subió el tono: “O hay elecciones limpias o no habrá elecciones”. Un día después, dijo que entregará la banda presidencial “a quien gane con un voto verificable y confiable”.

Esta semana, sugirió que si el Congreso no aprueba una enmienda constitucional para incluir el voto impreso podría no presentarse a las elecciones.

“Los comentarios de Bolsonaro sobre las elecciones forman parte de una estrategia para erosionar la confianza en el sistema electoral y facilitar una posible contestación de los resultados si no consigue vencer”, afirma Oliver Stuenkel, de la Fundación Getulio Vargas.

La popularidad de Bolsonaro cayó a 24 por ciento, un mínimo desde su llegada al poder en 2019, y los sondeos indican que sería derrotado por amplio margen por el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

“Este sin lugar a dudas es el peor momento del gobierno de Bolsonaro. Tiene una situación difícil y necesita generar alguna confusión con el sistema político y con las instituciones, porque eso le da tracción y mantiene cohesionada su base”, sostiene Creomar da Souza, de la consultora Dharma.

La oposición y gran parte de la prensa vieron intenciones “golpistas” en las declaraciones de Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985).

Bolsonaro, un admirador de Donald Trump, llegó a decir que, si no se introduce el voto impreso, en Brasil podría ocurrir “algo peor” a lo sucedido en Estados Unidos, donde partidarios del mandatario republicano invadieron el Congreso para denunciar supuestos fraudes en su derrota electoral frente al demócrata Joe Biden.

Local

En alerta Guanajuato por posibles casos de hepatitis infantil

Es importante llevar a los niños al médico en caso de presentar síntomas como que tengan la piel y ojos color amarillo

Local

Mantiene Salamanca gestiones ante instancias federales y estatales

Se busca fondear proyectos del programa anual de obras

Política

Prepa, tope académico del Cuauh y su círculo

Blanco ha conseguido colocar en su gobierno a familiares y amigos que cuentan con estudios de bachillerato

Finanzas

Foro Davos: “horizonte oscuro” para la economía, advierte el FMI

Aunque descarta una recesión, el organismo asegura que existen riesgos desiguales que impactarán a países golpeados por la guerra

Sociedad

Covid aún no llega a 30 municipios de México

Ha seguido un patrón desde zonas urbanas y periféricas para extenderse a las localidades rurales