/ domingo 22 de noviembre de 2020

Marihuana abre puerta a drogas más peligrosas: jerarquía católica

“Exhortamos a los jóvenes a no dejarse llevar por la permisividad levantada por estas normas que permiten narcotizar a la ciudadanía’’, dijo el CEM

La jerarquía católica planteó a la Cámara de Diputados modificar la iniciativa que crea la ley del cannabis, “privilegiando la salud y la seguridad pública, así como atender el bienestar de los ciudadanos y de sus familias que se ven afectados por estas y otras sustancias’’.

“Esta iniciativa es la puerta de entrada para drogas más peligrosas y adictivas con graves incidencias en la degradación del tejido social’’.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vemos una señal de una política de estado que ignora al débil y descarta a quienes deberían ser más tutelados. La legalización de un estupefaciente, sea este u otro, significa voltear la vista e ignorar las necesidades reales de la sociedad, y más aún en el contexto actual de la pandemia de Covid-19, la crisis económica y la crisis de inseguridad.

En ese contexto, la Conferencia del Episcopado Mexicano llamó a sus fieles, y a la sociedad en general, a participar activamente para colaborar con los legisladores para encontrar soluciones reales a los problemas que subyacen al complejo problema de las drogas, que tiene ramificaciones que superan nuestras fronteras.

Advierte que se abandona una política de promoción y protección de la salud por satisfacer los intereses de unos pocos. La salud y el bien común dejan de constituir un bien prioritario, y ceden su lugar a los gustos de individuos aunque pudieran causar un daño a terceros. “Importaron más los reclamos de libertad sin responsabilidad de algunos pocos, por encima del bien general de la salud, subrayó la cúpula religiosa’’.

Foto: Daniel Galeana

“Observamos a la cultura de la muerte que está golpeando fuerte y repetidamente el corazón del pueblo mexicano y que se manifiesta, entre otras formas: (…) En los esfuerzos por legalizar los estupefacientes y otras drogas, a pesar de sus efectos nocivos en las personas y las familias”.

El CEM exhortó a todos los mexicanos a tomar una postura responsable ante las consecuencias que abre esta posible legalización. “De suceder, iniciarán mensajes publicitarios invitando a convertirse en productores y consumidores. Necesitamos ser muy prudentes para no caer en el consumo del cannabis que destruye la salud, ni caer en el negocio que busca obtener ganancias poniendo en riesgo a los ciudadanos’’.

“Exhortamos especialmente a los adolescentes y jóvenes a no dejarse llevar por la permisividad levantada por estas normas que permiten narcotizar a la ciudadanía’’.

La Conferencia del Episcopado también llamó a la sociedad a informarse acerca de las consecuencias que el consumo de cannabis causa en la salud, y a informarse y reflexionar acerca de los fines profundos que este tipo de propuestas buscan e implicaciones que estas decisiones tienen.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México


Caída de en escuestas, angustía

El CEM recordó palabras del Papa Francisco: “Las mayores angustias de un político no deberían ser las causadas por una caída en las encuestas, sino por no resolver efectivamente el fenómeno de la exclusión social y económica, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual, trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado’’.

Asimismo, se exhorto a los responsables de la educación y de la salud de los estados, así como al apostolado eclesial, que propongan campañas de información acerca de las adicciones y de las consecuencias de los narcóticos y otras sustancias en la salud, para favorecer la conciencia y la acción responsable.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

“La iniciativa se votó en medio de manifestaciones exclusivamente de grupos que deseaban su legalización, sin un debate público plural y -sobre todo- sin escuchar a especialistas en la materia. El problema no es poner reglas y condiciones para el uso de la marihuana’’.

Importaron, dicen los obispos del país, más los anhelos individuales de un grupo y se pagó el precio de las consecuencias para todos, pero sobre todo para niños y jóvenes. Importó más la indiferencia de unos que la corresponsabilidad colectiva por el bienestar de la mayoría.

La iniciativa aprobada no atiende los daños a la salud surgidos por el consumo cada vez mayor de la marihuana, no atiende los efectos en las familias, por los jóvenes que consumen drogas, tampoco contribuye a inhibir y reducir la exposición a sustancias estupefacientes.

La jerarquía católica planteó a la Cámara de Diputados modificar la iniciativa que crea la ley del cannabis, “privilegiando la salud y la seguridad pública, así como atender el bienestar de los ciudadanos y de sus familias que se ven afectados por estas y otras sustancias’’.

“Esta iniciativa es la puerta de entrada para drogas más peligrosas y adictivas con graves incidencias en la degradación del tejido social’’.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vemos una señal de una política de estado que ignora al débil y descarta a quienes deberían ser más tutelados. La legalización de un estupefaciente, sea este u otro, significa voltear la vista e ignorar las necesidades reales de la sociedad, y más aún en el contexto actual de la pandemia de Covid-19, la crisis económica y la crisis de inseguridad.

En ese contexto, la Conferencia del Episcopado Mexicano llamó a sus fieles, y a la sociedad en general, a participar activamente para colaborar con los legisladores para encontrar soluciones reales a los problemas que subyacen al complejo problema de las drogas, que tiene ramificaciones que superan nuestras fronteras.

Advierte que se abandona una política de promoción y protección de la salud por satisfacer los intereses de unos pocos. La salud y el bien común dejan de constituir un bien prioritario, y ceden su lugar a los gustos de individuos aunque pudieran causar un daño a terceros. “Importaron más los reclamos de libertad sin responsabilidad de algunos pocos, por encima del bien general de la salud, subrayó la cúpula religiosa’’.

Foto: Daniel Galeana

“Observamos a la cultura de la muerte que está golpeando fuerte y repetidamente el corazón del pueblo mexicano y que se manifiesta, entre otras formas: (…) En los esfuerzos por legalizar los estupefacientes y otras drogas, a pesar de sus efectos nocivos en las personas y las familias”.

El CEM exhortó a todos los mexicanos a tomar una postura responsable ante las consecuencias que abre esta posible legalización. “De suceder, iniciarán mensajes publicitarios invitando a convertirse en productores y consumidores. Necesitamos ser muy prudentes para no caer en el consumo del cannabis que destruye la salud, ni caer en el negocio que busca obtener ganancias poniendo en riesgo a los ciudadanos’’.

“Exhortamos especialmente a los adolescentes y jóvenes a no dejarse llevar por la permisividad levantada por estas normas que permiten narcotizar a la ciudadanía’’.

La Conferencia del Episcopado también llamó a la sociedad a informarse acerca de las consecuencias que el consumo de cannabis causa en la salud, y a informarse y reflexionar acerca de los fines profundos que este tipo de propuestas buscan e implicaciones que estas decisiones tienen.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México


Caída de en escuestas, angustía

El CEM recordó palabras del Papa Francisco: “Las mayores angustias de un político no deberían ser las causadas por una caída en las encuestas, sino por no resolver efectivamente el fenómeno de la exclusión social y económica, con sus tristes consecuencias de trata de seres humanos, comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual, trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado’’.

Asimismo, se exhorto a los responsables de la educación y de la salud de los estados, así como al apostolado eclesial, que propongan campañas de información acerca de las adicciones y de las consecuencias de los narcóticos y otras sustancias en la salud, para favorecer la conciencia y la acción responsable.

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

“La iniciativa se votó en medio de manifestaciones exclusivamente de grupos que deseaban su legalización, sin un debate público plural y -sobre todo- sin escuchar a especialistas en la materia. El problema no es poner reglas y condiciones para el uso de la marihuana’’.

Importaron, dicen los obispos del país, más los anhelos individuales de un grupo y se pagó el precio de las consecuencias para todos, pero sobre todo para niños y jóvenes. Importó más la indiferencia de unos que la corresponsabilidad colectiva por el bienestar de la mayoría.

La iniciativa aprobada no atiende los daños a la salud surgidos por el consumo cada vez mayor de la marihuana, no atiende los efectos en las familias, por los jóvenes que consumen drogas, tampoco contribuye a inhibir y reducir la exposición a sustancias estupefacientes.

Local

Se están equipando 34 municipios en el Estado

Destaca la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

Local

Gobernador entrega equipamiento a policías municipales de la región sur

"Vamos a darle la paz que necesitan los guanajuatenses, pero necesitamos de todos": Diego Sinhue

Local

Confirma Diego Sinhue abatimiento de El Diablo, líder criminal del CJNG

Operaba en Manuel Doblado y en diciembre murió durante un enfrentamiento con elementos del GERI

Local

Solicitan reposición de lámparas y poda de arboles

Alrededor de cuatro lámparas están en mal estado

Local

Sancionarán a quienes realicen llamadas falsas

Integran expedientes de los números que incurren esta problemática

Policiaca

Muere hombre al ser impactado por un auto

El hecho se registró sobre el camino hacia la comunidad Las Conejas

Local

Aumentan de robos en la colonia Fovissste

Piden alumbrado y recorridos policíacos

Local

Disminuyen celebraciones religiosas

Ciudadanos han preferido posponer festejos hasta nuevo aviso