/ viernes 24 de julio de 2020

La Mañanera vista por Reyes Razo | Hacer de la democracia "un hábito"

"Vengo de una dilatada lucha por la democracia" - se pintó López Obrador.

Pugna el presidente Andrés Manuel López Obrador por hacer de la democracia "un hábito". Uno que penetre la conciencia de cada mexicano. Práctica que torne "limpios inmaculados" los procesos electorales. Ejercicio que expulse de la vida nacional el fraude electoral. Que impida la manipulación de la población. Facilite expresión de voluntad. Borre todo vestigio de acarreo, entrega de obsequios, mal disimulada compra de votos. Democracia para que nadie altere actas de votación ni roce las urnas o pretenda robarlas.

"Vengo de una dilatada lucha por la democracia" - se pintó López Obrador. El mío es un movimiento que empujón por décadas la simulación, la descalificación, el trueque de votos por despensas, láminas de metal, balones de futbol, muñecas chinas ¡Hasta cubetas de plástico! ¿Dadivas? Ofensa para el pueblo. Asfixia a la libertad”.

El presidente López Obrador echó la vista al pasado de México. Hallo que la democracia no está en la conciencia nacional. No tiene arraigo. Es casi una desconocida. "Tres siglos de ser colonia de la corona de España. Siglo XIX tan turbulento. Independencia y la poderosa presencia de Antonio López de Santa Anna. Infinidad de veces presidente de la República. Hizo de México país de un solo hombre.

"Y luego Porfirio Díaz. Décadas en el poder. Su mano dura. Burla la no reelección. Se eterniza.

“Y Francisco I. Madero. Asumió a la democracia. Sufragio Efectivo. No reelección. Revolución. Y un partido único. Cerrazón. Movimientos que derivaron en pérdida de vidas. En cárcel. Persecución. Fueron muchos los que se nos adelantaron. El fraude de 1988. Y luchadores que no cejamos”.

En el año 2000 el pueblo impulso el cambio. Esperanzó la llegada de otros personajes. Se fio en su buena fe y promesa de mudanza. Inspiro alientos. Y a buena hora resulto lo mismo. Prefirió el fraude el engaño. Violentarlo Todo antes que ceder.

López Obrador exhorto a los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral a servir a "un único amo: el pueblo". Honestidad. Rectitud. Generosidad. Renuncia a amistades.

“Impulso la democracia - confesó- porque sufrí la ofensa el fraude electoral. Antes de llegar a la presidencia de la República sufrí el robo de la elección. ¡A mí me robaron la Presidencia de la República!”.

Fragmentos de la conferencia " mañanera" de este jueves en el Palacio Nacional.

Pugna el presidente Andrés Manuel López Obrador por hacer de la democracia "un hábito". Uno que penetre la conciencia de cada mexicano. Práctica que torne "limpios inmaculados" los procesos electorales. Ejercicio que expulse de la vida nacional el fraude electoral. Que impida la manipulación de la población. Facilite expresión de voluntad. Borre todo vestigio de acarreo, entrega de obsequios, mal disimulada compra de votos. Democracia para que nadie altere actas de votación ni roce las urnas o pretenda robarlas.

"Vengo de una dilatada lucha por la democracia" - se pintó López Obrador. El mío es un movimiento que empujón por décadas la simulación, la descalificación, el trueque de votos por despensas, láminas de metal, balones de futbol, muñecas chinas ¡Hasta cubetas de plástico! ¿Dadivas? Ofensa para el pueblo. Asfixia a la libertad”.

El presidente López Obrador echó la vista al pasado de México. Hallo que la democracia no está en la conciencia nacional. No tiene arraigo. Es casi una desconocida. "Tres siglos de ser colonia de la corona de España. Siglo XIX tan turbulento. Independencia y la poderosa presencia de Antonio López de Santa Anna. Infinidad de veces presidente de la República. Hizo de México país de un solo hombre.

"Y luego Porfirio Díaz. Décadas en el poder. Su mano dura. Burla la no reelección. Se eterniza.

“Y Francisco I. Madero. Asumió a la democracia. Sufragio Efectivo. No reelección. Revolución. Y un partido único. Cerrazón. Movimientos que derivaron en pérdida de vidas. En cárcel. Persecución. Fueron muchos los que se nos adelantaron. El fraude de 1988. Y luchadores que no cejamos”.

En el año 2000 el pueblo impulso el cambio. Esperanzó la llegada de otros personajes. Se fio en su buena fe y promesa de mudanza. Inspiro alientos. Y a buena hora resulto lo mismo. Prefirió el fraude el engaño. Violentarlo Todo antes que ceder.

López Obrador exhorto a los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral a servir a "un único amo: el pueblo". Honestidad. Rectitud. Generosidad. Renuncia a amistades.

“Impulso la democracia - confesó- porque sufrí la ofensa el fraude electoral. Antes de llegar a la presidencia de la República sufrí el robo de la elección. ¡A mí me robaron la Presidencia de la República!”.

Fragmentos de la conferencia " mañanera" de este jueves en el Palacio Nacional.

Local

Nombra gobernador a Libia Denisse García como Secretaria de Gobierno

Una vez que se le autorice su licencia como diputada local tomará el cargo

Mundo

A debate, futuro de la realeza británica

Laboristas piden indagar los dichos de los duques de Sussex; republicanos urgen a “abolir la monarquía”

Finanzas

Scotiabank dio apoyos por más de 100 mil mdp durante pandemia: Adrián Otero

Adrián Otero, director general del banco, asegura que en la pandemia respaldaron a 200 mil clientes