imagotipo

Un error haber contratado al padre Raúl: Superiora

  • El Sol de Salamanca
  • en Local

Oscar Reyes Rodríguez

Irapuato, Guanajuato (OEM-Informex).- Como un error, así calificó la directora del colegio privado donde laboraba el sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, quien reconoció que no investigó el antecedente de esta persona, la cual contaba con una inhabilitación por parte de la Arquidiócesis de León.

Carmen Carbajal Méndez, directora del plantel, explicó que fue hace dos años cuando conoció al sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, mientras oficiaba una misa en el templo de San Cayetano, ubicada en la calle Primo Verdad, de Irapuato.

La madre superiora dijo que a ella y a las religiosas que administran el colegio se les hizo una persona buena gente.

Que lo habían visto muy cercano a la gente y que les podría servir de bastante en el colegio.

No fue sino hasta el ciclo escolar 2016-2017 que las religiosas decidieron contratar al sacerdote, para que tomara la confesión a los alumnos y diera la orientación psicológica a los estudiantes, en las llamadas sesiones “acompañamientos”, como lo informó de manera exclusiva El Sol de Irapuato desde el pasado 13 de febrero.

Fue un error”, dijo la madre superiora, Carmen Carbajal, quienes fueron citadas a dar su versión sobre este hecho.

Ahí, las religiosas admitieron que no investigaron los antecedenes del sacerdote.

También reconocieron que las asesorías psicológicas privadas que Jorge Raúl Villegas Chávez presuntamente daba tampoco fueron autorizadas por los padres de familia.

Jorge Raúl Villegas Chávez fue presentado ante los padres de familia al inicio del curso escolar 2016.

Norma Nolasco, representante legal de las familias de las dos niñas que fueron abusadas y que pusieron ya su denuncia, confirmó que el sacerdote Jorge Raúl Villegas sí estaba contratado por parte del colegio, pero no daba clases: daba los “acompañamientos” y las confesiones, pese a estar inhabilitado por la Arquidiócesis de León por haber sido encontrado responsable de la paternidad de una niña que tuvo con una mujer mientras era sacerdote. Desde 2014 fue la inhabilitación, a pesar de que en 2012 el ex vocero de la Arquidiócesis de León había abandonado esta sede.

De acuerdo con los tiempos, en 2014, cuando la demanda de paternidad que tenía causó efecto, el religioso aparentemente ya se encontraba en Irapuato, a pesar de que el Obispo de la Diócesis local, José de Jesús Martínez Zepeda, indicó que él no lo conocía, a pesar de que supuestamente Jorge Raúl Villegas oficiaba misas en el templo de San Cayetano.