imagotipo

Templo de San Agustín; joya salmantina

  • El Sol de Salamanca
  • en Local

Oswaldo Durán

SALAMANCA, Gto. (OEM-Informex).- El Templo de San Agustín, construcción considerada joya arquitectónica de Salamanca, en su interior se encuentran unos retablos de estilo barroco, su púlpito es de origen oriental con incrustaciones de marfil y tiene un órgano monumental.
Esta majestuosa y añeja construcción situada a escasos metros del río Lerma y antecedida por la plaza Cívica Hidalgo, que anteriormente era el atrio, su construcción se inició en 1642, concluyendo a finales de 1706.
Una de las reliquias arquitectónicas es el templo de San Juan de Sahagún, conocido popularmente como San Agustín; también es llamado “”Casa de Oro Salmantina”, gran joya del Virreinato y una extraordinaria muestra del Barroco Novohispano del bajío.
Su historia
A su llegada a Salamanca, la orden de los agustinos visualizó en el pueblo situado a orillas del río Lerma, una iglesia y un convento que diseñaron conjuntando el esplendor de los conventos europeos.
De acuerdo a los historiadores, se narran que tras oficiar misa en una casa a la cual se le colocó una campana y se revistió con un altar, Fray Juan de San Nicolás, informó a los feligreses del inicio de la construcción de un convento consagrado a San Juan de Sahún, santo patrono de la ciudad española de Salamanca, así como de su iglesia en honor al Patrón de la orden San Agustín.

El templo
Atesora en su interior 11 retablos barrocos dorados con hoja de oro de 23.5 kilates, de la segunda mitad del siglo XVIII, y una interesante colección de pintura y mobiliario virreinales en su sacristía.
Su nave se articula en cuatro espaciosos, entre los que se hallan dispuestos los retablos que al caminar, los cambios de perspectiva y el juego de claroscuros los dotan de vida propia.
El templo de San Agustín constituye por sí mismo un valioso fragmento del patrimonio cultural salmantino; cuya permanencia a través del tiempo no deja de asombrar a propios y extraños.

Claustros
En el Claustro Menor de estilo Herreriano se pueden admirar hermosas escalinatas, sus relojes de sol y dieciséis arcos de medio punto. Actualmente sirve como Casa de la Cultura, pieza fundamental para el desarrollo cultural del municipio.
El Claustro Mayor del Centro de las Artes es una construcción de estilo Barroco del Siglo XVIII que antiguamente incluyera el proyecto de Universidad y actualmente alberga el Centro de las Artes de Guanajuato que impulsa la profesionalización en las diferentes disciplinas artísticas.
Este último claustro, tiene en su planta alta ventanas y en la baja, en sus cuatro lados, corredores cubiertos con bóvedas cuyos diez arcos de medio punto a cada lado, están sostenidos por peculiares y originales pilares cuadrados con peculiares decorados de molduras barrocas, que le dan un aspecto único en la arquitectura virreinal.