imagotipo

Reflejos de Sol

  • El Sol de Salamanca
  • en Local

¿Y EL DOBLE 0?

Fue en enero del 2017 en el que el gobernador Miguel Márquez y el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, firmaron un convenio para que a los vehículos de guanajuatenses se les otorgue el holograma cero y doble cero, claro, previa verificación, para que puedan circular tranquilamente por las avenidas, periférico, etc., de la capital del país.

HOLOGRAMA

El acuerdo, sin embargo, no ha podido ser aterrizado. El director del Instituto de Ecología del Estado, Juan Ángel Mejía Gómez dijo en marzo pasado que Guanajuato tendría tres verificentros para expedir esos hologramas y estarían ubicados en Celaya, en Irapuato y en León que, en ese entonces, contaban con un avance del 80% en el equipamiento.

DESFASE

Mejía había dicho que comenzarían a operar a partir del segundo trimestre del año; pero este ya va a terminar y no se ha visto nada; hay un desfase importante en los tiempos porque seguramente deben estar a la par con los sistemas que operan en la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México y también en el Estado de México.

LENTITUD

Por lo pronto, el convenio no se ha cumplido. Los 60 mil guanajuatenses que se iban a ver beneficiados pues van a tener qué esperar quizá hasta el tercer trimestre para que el Instituto de Ecología de Guanajuato se ponga las pilas y acelere los trámites, porque da la impresión de que no está haciendo las cosas como debiera.

LAMBISCÓN

Sí fastidia. El alcalde Ortiz se cansó de tanto incienso por parte de su director de Desarrollo Social, Martín López, el eterno aspirante a una diputación pero no se le ha hecho pese a tantas lisonjas que ha dirigido a sus jefes en turno. Ricardo de plano lo paró en seco en un evento oficial y le dijo que ya no ande de lambiscón con él, de arrastrado. La verdad, una gente así hasta cae mal. Las posiciones se ganan con capacidad, con trabajo, no con servilismo ni lambisconerías.

DESCUENTO

No es venganza, es “desquitanza”, parece decir el presidente del Congreso, el panista Alejandro Navarro, cuando anuncia que siempre sí les descontarán (¡horror!) 5 días de su apetitoso salario a los 13 diputados de oposición que irresponsablemente abandonaron la sesión del Congreso, hace un mes. Es que así lo ordena la ley, se justifica el panista.

A BOCAJARRO

En la capital del estado iniciaron las tradicionales Fiestas de San Juan y Presa de la Olla. En la época de Luis Felipe Luna Obregón como alcalde, éstas cobraron cierto realce, pero posteriormente volvieron a recaer para convertirse en un festejo de mala calidad y un programa de actividades ligeramente jodidísimo, como diría el maestro Catón. No son las fiestas que merecen los capitalinos. Si no tienen presupuesto, mejor que ni hagan nada. Están peor que fiestas de rancho. La verdad.