/ sábado 9 de noviembre de 2019

Aumenta el estrés hídrico en acuífero Irapuato-Valle

El 2019 no ha llovido como se esperaba en Guanajuato.

Humberto Rosiles Álvarez, director de Japami, dio a conocer que se preve que para el 2020 el acuífero Irapuato - Valle de Santiago presente un abatimiento de dos metros, ya que se espera que la extracción de agua se realice a 107 metros de profundidad debido a que el 2019 ha sido uno de los años más secos del pasado reciente.


Refirió que el 2019 ha sido de los años con menos lluvia, situación que se ve reflejada en el acuífero que abastece del vital líquido a Irapuato, Salamanca y Valle de Santiago, por lo que se avisora que ante la gran demanda de agua y a la escasez de lluvia el acuífero se abata dos metros, ya que la extracción actualmente se hace a 105 metros de profundidad.

"El año que entra seguramente habrá un abatimiento entre uno y dos metros, este fue un año seco y entonces lo que estaría sucediendo es que estemos sacando el agua a 107 metros, ahorita se extrae a 105 metros".


Se espera que el acuífero se abata otros dos metros en el 2020.


Rosiles Álvarez explicó que la poca lluvia que ha caído en el municipio impiden que el acuífero recupere su nivel de agua, situación que se irá agravando conforme pase el tiempo, ya que el agua pluvial es menor a la que se extrae.

"La recuperación es lenta y no alcanza, porque de acuerdo a los volúmenes que ha estado informando tanto la Comisión Estatal del Agua como la Comisión Nacional del Agua es más el agua que se extrae para todos los usos contra el agua que se recarga en el tema de lluvia".

Humberto Rosiles Álvarez, director de Japami, dio a conocer que se preve que para el 2020 el acuífero Irapuato - Valle de Santiago presente un abatimiento de dos metros, ya que se espera que la extracción de agua se realice a 107 metros de profundidad debido a que el 2019 ha sido uno de los años más secos del pasado reciente.


Refirió que el 2019 ha sido de los años con menos lluvia, situación que se ve reflejada en el acuífero que abastece del vital líquido a Irapuato, Salamanca y Valle de Santiago, por lo que se avisora que ante la gran demanda de agua y a la escasez de lluvia el acuífero se abata dos metros, ya que la extracción actualmente se hace a 105 metros de profundidad.

"El año que entra seguramente habrá un abatimiento entre uno y dos metros, este fue un año seco y entonces lo que estaría sucediendo es que estemos sacando el agua a 107 metros, ahorita se extrae a 105 metros".


Se espera que el acuífero se abata otros dos metros en el 2020.


Rosiles Álvarez explicó que la poca lluvia que ha caído en el municipio impiden que el acuífero recupere su nivel de agua, situación que se irá agravando conforme pase el tiempo, ya que el agua pluvial es menor a la que se extrae.

"La recuperación es lenta y no alcanza, porque de acuerdo a los volúmenes que ha estado informando tanto la Comisión Estatal del Agua como la Comisión Nacional del Agua es más el agua que se extrae para todos los usos contra el agua que se recarga en el tema de lluvia".

Local

La FSPE cumplió su trabajo : Sophia Huett López

Si a Salamanca le va bien a Guanajuato le va bien

Local

Alarmante la cantidad de incendios de pastizales en el estado

Propietarios de predios prefieren pagar multas, que limpiar sus propiedades.