/ jueves 2 de julio de 2020

“Apenas lo vi el domingo”: Madre de joven asesinado en anexo de Irapuato

Dice una madre afligida por el suceso

Todavía el domingo pasado, Rosa María González vio a su hijo Víctor Guadalupe. Antes de despedirse, lo persignó y le dijo que regresaría la semana entrante; este jueves, Rosa esperó afuera de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para que le dieran el cuerpo de sus hijo, pues fue uno de los 26 asesinados en el anexo de la comunidad Arandas.

Rosa María fue una de las más de 20 madres de familia que durante la mañana del jueves acudieron a las instalaciones de Semefo en espera de reconocer los cuerpos de las víctimas del ataque armado ocurrido por la tarde del martes en un anexo de la comunidad Arandas.

⬇️Da clic aquí⬇️

Rosa comentó que recibió la desgarradora noticia de lo sucedido apenas unos minutos después del hecho.

“Mi hermana fue quien me avisó por llamada telefónica, yo me encontraba laborando en Querétaro y de inmediato tuve que venir hasta acá, me decían que estaba muerto y yo todavía quería llegar y que me dijeran que era un error”.

Su hijo Víctor Guadalupe Rodríguez tenia apenas seis meses internado en el centro de rehabilitación, pues de acuerdo con su progenitora había tenido problemas anteriormente con las drogas y aunque consiguió dejarla, tuvo una recaída en el alcoholismo.

  • Algunos de los afectados tendrán que esperar al menos hasta el viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos pues les tomo casi un dia completo realizar los tramites correspondientes

“Apenas el domingo había hablado con él, me decía que se sentía muy a gusto con lo que estaba haciendo para salir adelante y le arrebataron la oportunidad”.

⬇️Da clic aquí⬇️

Junto con Rosa María venían al menos ocho personas más como apoyo para el difícil momento que les esperaba: identificar el cuerpo de Víctor.

“Aunque mi hijo estaba enfermo por el consumo de sustancias, jamás tuvo problemas de agresividad, en realidad era muy tranquilo y tenia la intención de salir adelante”, agregó Rosa entre lagrimas que no pudo contener.

Taxis y camionetas iban y venían a las instalaciones del Semefo, pero llegar no fue el único trajín que tuvieron que pasar, incluso algunos de ellos atravesaron charcos de lodo para realizar los tramites correspondientes y de acuerdo con algunos testimonios, la mayoría tendrán que esperar al menos hasta este viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos para darles sepultura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Todavía el domingo pasado, Rosa María González vio a su hijo Víctor Guadalupe. Antes de despedirse, lo persignó y le dijo que regresaría la semana entrante; este jueves, Rosa esperó afuera de las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para que le dieran el cuerpo de sus hijo, pues fue uno de los 26 asesinados en el anexo de la comunidad Arandas.

Rosa María fue una de las más de 20 madres de familia que durante la mañana del jueves acudieron a las instalaciones de Semefo en espera de reconocer los cuerpos de las víctimas del ataque armado ocurrido por la tarde del martes en un anexo de la comunidad Arandas.

⬇️Da clic aquí⬇️

Rosa comentó que recibió la desgarradora noticia de lo sucedido apenas unos minutos después del hecho.

“Mi hermana fue quien me avisó por llamada telefónica, yo me encontraba laborando en Querétaro y de inmediato tuve que venir hasta acá, me decían que estaba muerto y yo todavía quería llegar y que me dijeran que era un error”.

Su hijo Víctor Guadalupe Rodríguez tenia apenas seis meses internado en el centro de rehabilitación, pues de acuerdo con su progenitora había tenido problemas anteriormente con las drogas y aunque consiguió dejarla, tuvo una recaída en el alcoholismo.

  • Algunos de los afectados tendrán que esperar al menos hasta el viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos pues les tomo casi un dia completo realizar los tramites correspondientes

“Apenas el domingo había hablado con él, me decía que se sentía muy a gusto con lo que estaba haciendo para salir adelante y le arrebataron la oportunidad”.

⬇️Da clic aquí⬇️

Junto con Rosa María venían al menos ocho personas más como apoyo para el difícil momento que les esperaba: identificar el cuerpo de Víctor.

“Aunque mi hijo estaba enfermo por el consumo de sustancias, jamás tuvo problemas de agresividad, en realidad era muy tranquilo y tenia la intención de salir adelante”, agregó Rosa entre lagrimas que no pudo contener.

Taxis y camionetas iban y venían a las instalaciones del Semefo, pero llegar no fue el único trajín que tuvieron que pasar, incluso algunos de ellos atravesaron charcos de lodo para realizar los tramites correspondientes y de acuerdo con algunos testimonios, la mayoría tendrán que esperar al menos hasta este viernes para que les entreguen los restos de sus seres queridos para darles sepultura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Guardia Nacional realiza sorpresivo operativo en mercados

Reportan saldo banco en las acciones sorpresivas

Sociedad

Van 1636 recién nacidos con Covid

El reporte de la Secretaría de Salud indica que al cierre de 2020 había también 242 mujeres indígenas embarazadas confirmadas con Covid-19

Mundo

Países pobres son rehenes de farmacéuticas, denuncian

Denuncian que las farmacéuticas imponen precios, plazos de entrega de dosis y exigen inmunidad legal

Finanzas

Salida de JPMorgan es estrategia comercial

El banco mantendrá su principal negocio en el país, aunque la atención a clientes será a distancia

Justicia

Envían droga a México por cinco rutas marítimas

Narcotraficantes utilizan lanchas rápidas con mayor frecuencia, alertan las autoridades de Colombia

Mundo

Investigan a alcalde de Buenos Aires por vacunación VIP

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, registró en las últimas 24 horas 1.541 muertes por covid-19

Celebridades

Betty Vázquez va por cumplir su propio reto

La juez de MasterChef México se ha propuesto llegar a 60-60 en agosto: 60 años, 60 kilos de peso