/ domingo 21 de junio de 2020

Luis Miguel, otra vez en problemas; le reclaman más de cuatro mdp

El juicio laboral contra el cantante que inició hace ocho años, sigue su curso

ACAPULCO. Mientras que en el plano internacional fue noticia el cantante Luis Miguel por la venta de su yate en más de dos millones de dólares, en el puerto de Acapulco sigue su curso el juicio laboral que su ex empleado Javier Francisco Guatemala inició hace ocho años por despido injustificado y reclama el pago de más de 4 millones de pesos.

El abogado laborista Tomás Gutiérrez Álvarez, explicó en entrevista, que su cliente Francisco Guatemala fue administrador por 20 años de sus residencias que tenía en el puerto el artista Luis Miguel Gallegos Basteri, su nombre real, hasta que lo despidió sin darle su liquidación que por ley tenía derecho.

En el expediente 01494, de la sección segunda de la Junta de Conciliación y Arbitraje, contiene las pruebas y el reclamo al cantante. El abogado explicó que Luis Miguel nunca compareció y sólo acudió un representante legal, que no aportó nada al juicio 1124/2012, que ha seguido su curso, pero debido a que no tiene un domicilio oficial en Acapulco, se ha tenido que solicitar a la Sociedad de Autores y Compositores, su apoyo para poder notificar la demanda por despido injustificado.

En tanto, se sigue incrementando el pago de salarios caídos y prestaciones, porque el juicio que se le entabló al artista fue antes de la Reforma Laboral, por lo que está obligado a cubrir el monto total de lo demandado, que supera ya los cuatro millones de pesos.

ACAPULCO. Mientras que en el plano internacional fue noticia el cantante Luis Miguel por la venta de su yate en más de dos millones de dólares, en el puerto de Acapulco sigue su curso el juicio laboral que su ex empleado Javier Francisco Guatemala inició hace ocho años por despido injustificado y reclama el pago de más de 4 millones de pesos.

El abogado laborista Tomás Gutiérrez Álvarez, explicó en entrevista, que su cliente Francisco Guatemala fue administrador por 20 años de sus residencias que tenía en el puerto el artista Luis Miguel Gallegos Basteri, su nombre real, hasta que lo despidió sin darle su liquidación que por ley tenía derecho.

En el expediente 01494, de la sección segunda de la Junta de Conciliación y Arbitraje, contiene las pruebas y el reclamo al cantante. El abogado explicó que Luis Miguel nunca compareció y sólo acudió un representante legal, que no aportó nada al juicio 1124/2012, que ha seguido su curso, pero debido a que no tiene un domicilio oficial en Acapulco, se ha tenido que solicitar a la Sociedad de Autores y Compositores, su apoyo para poder notificar la demanda por despido injustificado.

En tanto, se sigue incrementando el pago de salarios caídos y prestaciones, porque el juicio que se le entabló al artista fue antes de la Reforma Laboral, por lo que está obligado a cubrir el monto total de lo demandado, que supera ya los cuatro millones de pesos.

Local

Procuran entorno libre de violencia para niñas, niños y adolescentes

Capacitación sobre hábitos de la prevención y cultura de la legalidad

Local

Disminución de defunciones permitió el Semáforo Naranja

De acuerdo con el secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, se determinó autorizar el cambio del semáforo epidemiológico a color naranja debido a que hay una tendencia a la baja en la tasa de letalidad.

Local

Avanza inclusión a discapacitados

Estamos reforzando acciones e implementando estrategias para continuar con esta lucha de promover todo el tema de inclusión.