/ miércoles 31 de julio de 2019

La camarista revela el lado oculto de los hoteles

La directora Lila Avilés explora el mundo de estas mujeres que desarrollan su trabajo entre la soledad y el silencio pero que viven grandes experiencias diariamente

“Un hotel es como un mundo pequeño, donde conviven muchas personas de diferentes nacionalidades”. Con esta idea en mente, a la directora Lila Avilés le surgió la necesidad de indagar en lo que había en estos espacios donde miles de personas coinciden diariamente.

Entonces conoció a las camaristas, “que no son camareras, como muchos le dicen”, las mujeres encargadas de mantener en perfecto estado la habitación para recibir a los huéspedes. Y en su camino surgió La camarista, cinta protagonizada por Gabriela Cartol y Teresita Sánchez que estrena en cines este viernes.

Festival de Cine Guanajuato reconoce a Gus Van Sant con la Cruz de plata

“Las camaristas son estas mujeres que viven en silencio, que hacen su trabajo solas la mayor parte del tiempo”, explica la cineasta que creó esta historia a partir de indagar en las experiencias de estas trabajadoras “de las que nadie sabe, pero siempre se esfuerzan al máximo por dejar todo en perfecto estado”, dice.

Galardonada como Mejor Película en el Festival de Cine De Morelia y ganadora recientemente del Premio Ariel como Mejor Ópera Prima, La camarista cuenta el solitario y silencioso día a día de Eve, empleada de un hotel de lujo encargada de realizar la limpieza de diversas habitaciones, cuyo deseo de crecer profesionalmente la lleva a soñar a partir de los objetos de los huéspedes en el hotel donde trabaja.

“Estas mujeres son personas que entran en un espacio donde nadie más, en la intimidad de los huéspedes”, detalla Gabriela Cartol, quien da vida a Eve y se entrevistó con varias trabajadoras para conocer sus experiencias en esta labor que ella define como “un arte”.

“Físicamente requiere de mucho esfuerzo, tan sólo el cargar la colcha es muy pesado, imagínate yo que estoy tan chiquita”, bromea la actriz. “Arreglar las almohadas tiene toda una técnica, igual que doblar las toallas, por ejemplo. Es un trabajo con mucha dedicación y muchas veces ni siquiera nos detenemos a pensar en estas mujeres que están ahí”.

Gabriela Cartol recuerda que fueron varias las anécdotas que las camaristas le contaron durante sus encuentros y que le quedaron grabadas: “Cada habitación es un mundo, y muchas coincidían en que abrir puertas siempre era una sorpresa porque no sabías lo que te podías encontrar. Muchas tienen grandes experiencias, conocen a personas famosas, por ejemplo; pero también pasan la mayor parte de su tiempo sin compañía, trabajan solas y muchas veces en silencio”, detalla.

Como en toda historia, La camarista también tiene su “villana”: la Minitoy, personaje interpretado por Teresita Sánchez, compañera camarista que se vuelve cómplice en las aspiraciones de Eve, pero que termina dándole un vuelco a la historia con sus acciones. “También se trataba de explorar la naturaleza humana y la Minitoy es eso, porque las personas no somos totalmente buenas y tenemos un lado malo, que aquí se explica”, dice la actriz.

Antes de su estreno comercial, La camarista tuvo un largo recorrido por festivales internacionales, destacando el de Toronto y San Sebastián, además obtuvo otros reconocimientos como el premio Coral Especial del Jurado en el Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y el Golden Gate New Directors Award en el Festival Internacional de Cine de San Francisco.

“Un hotel es como un mundo pequeño, donde conviven muchas personas de diferentes nacionalidades”. Con esta idea en mente, a la directora Lila Avilés le surgió la necesidad de indagar en lo que había en estos espacios donde miles de personas coinciden diariamente.

Entonces conoció a las camaristas, “que no son camareras, como muchos le dicen”, las mujeres encargadas de mantener en perfecto estado la habitación para recibir a los huéspedes. Y en su camino surgió La camarista, cinta protagonizada por Gabriela Cartol y Teresita Sánchez que estrena en cines este viernes.

Festival de Cine Guanajuato reconoce a Gus Van Sant con la Cruz de plata

“Las camaristas son estas mujeres que viven en silencio, que hacen su trabajo solas la mayor parte del tiempo”, explica la cineasta que creó esta historia a partir de indagar en las experiencias de estas trabajadoras “de las que nadie sabe, pero siempre se esfuerzan al máximo por dejar todo en perfecto estado”, dice.

Galardonada como Mejor Película en el Festival de Cine De Morelia y ganadora recientemente del Premio Ariel como Mejor Ópera Prima, La camarista cuenta el solitario y silencioso día a día de Eve, empleada de un hotel de lujo encargada de realizar la limpieza de diversas habitaciones, cuyo deseo de crecer profesionalmente la lleva a soñar a partir de los objetos de los huéspedes en el hotel donde trabaja.

“Estas mujeres son personas que entran en un espacio donde nadie más, en la intimidad de los huéspedes”, detalla Gabriela Cartol, quien da vida a Eve y se entrevistó con varias trabajadoras para conocer sus experiencias en esta labor que ella define como “un arte”.

“Físicamente requiere de mucho esfuerzo, tan sólo el cargar la colcha es muy pesado, imagínate yo que estoy tan chiquita”, bromea la actriz. “Arreglar las almohadas tiene toda una técnica, igual que doblar las toallas, por ejemplo. Es un trabajo con mucha dedicación y muchas veces ni siquiera nos detenemos a pensar en estas mujeres que están ahí”.

Gabriela Cartol recuerda que fueron varias las anécdotas que las camaristas le contaron durante sus encuentros y que le quedaron grabadas: “Cada habitación es un mundo, y muchas coincidían en que abrir puertas siempre era una sorpresa porque no sabías lo que te podías encontrar. Muchas tienen grandes experiencias, conocen a personas famosas, por ejemplo; pero también pasan la mayor parte de su tiempo sin compañía, trabajan solas y muchas veces en silencio”, detalla.

Como en toda historia, La camarista también tiene su “villana”: la Minitoy, personaje interpretado por Teresita Sánchez, compañera camarista que se vuelve cómplice en las aspiraciones de Eve, pero que termina dándole un vuelco a la historia con sus acciones. “También se trataba de explorar la naturaleza humana y la Minitoy es eso, porque las personas no somos totalmente buenas y tenemos un lado malo, que aquí se explica”, dice la actriz.

Antes de su estreno comercial, La camarista tuvo un largo recorrido por festivales internacionales, destacando el de Toronto y San Sebastián, además obtuvo otros reconocimientos como el premio Coral Especial del Jurado en el Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y el Golden Gate New Directors Award en el Festival Internacional de Cine de San Francisco.

Local

Entrega cobijas: Betty Hernández

Decenas de familias de la zona sur y oriente recibieron el apoyo del Gobierno Municipal

Local

Invitan a participar en el circuito del nopal

El circuito es realizado durante todo el año

Local

Piden comparecencia de Zamarripa ante el pleno del Congreso

También piden diputados priístas comparecencia del Secretario de Salud

Finanzas

En riesgo, grado de inversión de Pemex

Carlos Capistrán considera que después de Fitch, una segunda agencia está a punto de retirarle la calificación a la petrolera

Política

Exigen piso parejo para renovar al INE

Nuevos consejeros sustituirán a Marco Antonio Baños, Benito Nacif, Pamela San Martín y Enrique Andrade

Finanzas

Pagamos impuestos a tiempo, responde América Móvil al SAT

El SAT invitó a una empresa de telecomunicaciones a pagar obligaciones por ocho mil 290 mdp

Mundo

Cae mexicano en Miami que espiaba para Rusia

El gobierno ruso reclutó a Héctor Alejandro Cabrera Fuentes el año pasado; le pidió localizar el auto de una fuente del gobierno de EU

Política

PRD denuncia al gobierno Federal por pedir "moches"

En el PRD señalaron que los empresarios accedieron porque 78 por ciento de los contratos se dan sin licitación

Política

No es necesaria una nueva Constitución, afirma ministro José Franco

El ministro de la SCJN dijo que la Carta Magna tiene que hacer eficiente a las instituciones