/ martes 25 de agosto de 2020

El drama del tango se traslada al entorno virtual

El mundial de la especialidad se hará a distancia y sin contacto físico, lo que ha levantado protestas entre jueces y músicos

BUENOS AIRES. Bailarines de todo el mundo competirán desde el próximo miércoles en un inédito mundial de tango virtual que organiza la alcaldía de Buenos Aires, mientras Argentina enfrenta su peor momento de la pandemia.

En medio de las restricciones sanitarias, el mundial que engalana de 2x4 a Buenos Aires cada agosto se limitará a actividades virtuales y a un singular concurso que el día 30 definirá a los ganadores a partir de videos y por suma de "clicks".

SIN MILONGAS NI ESCENARIOS

Las milongas, espacios tradicionales donde se baila tango todo el año, están moribundas después de cinco meses cerradas. En Buenos Aires la actividad artística y las reuniones sociales permanecen vedadas.

"Apostamos a un Festival de Tango que se adapta a la situación que nos atraviesa por la pandemia. Diferente, virtual, pero con la misma fuerza que los de años anteriores", explicó el ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro.

En la edición 2019 compitieron 500 parejas y alrededor de 500 mil personas participaron de espectáculos, clases, recitales y milongas en "el encuentro tanguero más importante del mundo", como lo define la alcaldía.

El mundial 2020, que homenajeará el rol de la mujer en el tango, transcurrirá en una ciudad a media marcha, golpeada por la crisis económica.

Este miércoles inicia la versión virtual de un mundial sin precedentes, que antes de la pandemia se realizaba en el Ayuntamiento de Buenos Aires, y hoy se hará desde las computadoras de los interesados / Foto: AFP

¿DOS PARA BAILAR TANGO?

Para adaptarse a bailarines bajo confinamiento, la organización del mundial habilitó la participación individual, pese a ir contra la lógica de la danza rioplatense.

Así, solos "o en parejas de convivientes" y con tapabocas, según recomienda el reglamento, competirán en las categorías habituales: "pista", la modalidad popular, o "escenario", la más acrobática.

La participación será a través de videos que un jurado preseleccionará para su exhibición en las rondas finales a través delas distintas redes sociales.

"Es controversial. No es lo mismo grabar un video que se puede editar que hacerlo sobre el escenario frente al jurado", explicó Virgina Vasconi, bailarina, coreógrafa y habitual jurado.

Tampoco apoya que compitan bailarines solitarios. "El tango es de a dos, no puede haber un 'campeón solo', después va a la milonga y resulta que no sabe abrazar a nadie".

En Buenos Aires con salones de ensayo cerrados, coreógrafos y alumnos sin poder reunirse y limitaciones domésticas, los

bailarines están en desventaja frente a los de otros países con menos restricciones.

"Así, no tiene ningún crédito ser campeón versión virtual", afirmó Vasconi.

CONTROVERSIA

El Mundial de Tango y el Festival que lo acompaña es además una oportunidad de trabajo para la comunidad artística del tango, declarado patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Pero la modalidad virtual excluyó a cientos de artistas que reclaman ayuda.

"Es un momento crítico donde la industria cultural del tango se cae a pique, no hay trabajo", explicó Julio Bazán, presidente de la Asociación de Organizadores de Milongas.

Su espacio, junto a otra treintena de organizaciones de la Asamblea Federal de Trabajadores del Tango rechaza la versión virtual por considerarla improvisada.

"Es ridículo, deberían repartir ese presupuesto entre los trabajadores que hacen que el tango siga vivo en las 191 milongas porteñas a las que asisten un millón de personas por año y atraen turismo", opinó.

La controversia generó bajas en la programación artística. La orquesta femenina La Rantifusa, fue una de las que desistió.

"La propuesta era hacer videos de cuarentena y pagarnos un monto muy pequeño, después lo subieron pero estaba lejos de lo que un festival internacional debe pagar a sus artistas", explicó la cantante y guitarrista Natalia Martínez. "El trabajo del artista está precarizado, este festival es un parche adonde hay una herida gigante que necesita políticas concretas".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

BUENOS AIRES. Bailarines de todo el mundo competirán desde el próximo miércoles en un inédito mundial de tango virtual que organiza la alcaldía de Buenos Aires, mientras Argentina enfrenta su peor momento de la pandemia.

En medio de las restricciones sanitarias, el mundial que engalana de 2x4 a Buenos Aires cada agosto se limitará a actividades virtuales y a un singular concurso que el día 30 definirá a los ganadores a partir de videos y por suma de "clicks".

SIN MILONGAS NI ESCENARIOS

Las milongas, espacios tradicionales donde se baila tango todo el año, están moribundas después de cinco meses cerradas. En Buenos Aires la actividad artística y las reuniones sociales permanecen vedadas.

"Apostamos a un Festival de Tango que se adapta a la situación que nos atraviesa por la pandemia. Diferente, virtual, pero con la misma fuerza que los de años anteriores", explicó el ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro.

En la edición 2019 compitieron 500 parejas y alrededor de 500 mil personas participaron de espectáculos, clases, recitales y milongas en "el encuentro tanguero más importante del mundo", como lo define la alcaldía.

El mundial 2020, que homenajeará el rol de la mujer en el tango, transcurrirá en una ciudad a media marcha, golpeada por la crisis económica.

Este miércoles inicia la versión virtual de un mundial sin precedentes, que antes de la pandemia se realizaba en el Ayuntamiento de Buenos Aires, y hoy se hará desde las computadoras de los interesados / Foto: AFP

¿DOS PARA BAILAR TANGO?

Para adaptarse a bailarines bajo confinamiento, la organización del mundial habilitó la participación individual, pese a ir contra la lógica de la danza rioplatense.

Así, solos "o en parejas de convivientes" y con tapabocas, según recomienda el reglamento, competirán en las categorías habituales: "pista", la modalidad popular, o "escenario", la más acrobática.

La participación será a través de videos que un jurado preseleccionará para su exhibición en las rondas finales a través delas distintas redes sociales.

"Es controversial. No es lo mismo grabar un video que se puede editar que hacerlo sobre el escenario frente al jurado", explicó Virgina Vasconi, bailarina, coreógrafa y habitual jurado.

Tampoco apoya que compitan bailarines solitarios. "El tango es de a dos, no puede haber un 'campeón solo', después va a la milonga y resulta que no sabe abrazar a nadie".

En Buenos Aires con salones de ensayo cerrados, coreógrafos y alumnos sin poder reunirse y limitaciones domésticas, los

bailarines están en desventaja frente a los de otros países con menos restricciones.

"Así, no tiene ningún crédito ser campeón versión virtual", afirmó Vasconi.

CONTROVERSIA

El Mundial de Tango y el Festival que lo acompaña es además una oportunidad de trabajo para la comunidad artística del tango, declarado patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Pero la modalidad virtual excluyó a cientos de artistas que reclaman ayuda.

"Es un momento crítico donde la industria cultural del tango se cae a pique, no hay trabajo", explicó Julio Bazán, presidente de la Asociación de Organizadores de Milongas.

Su espacio, junto a otra treintena de organizaciones de la Asamblea Federal de Trabajadores del Tango rechaza la versión virtual por considerarla improvisada.

"Es ridículo, deberían repartir ese presupuesto entre los trabajadores que hacen que el tango siga vivo en las 191 milongas porteñas a las que asisten un millón de personas por año y atraen turismo", opinó.

La controversia generó bajas en la programación artística. La orquesta femenina La Rantifusa, fue una de las que desistió.

"La propuesta era hacer videos de cuarentena y pagarnos un monto muy pequeño, después lo subieron pero estaba lejos de lo que un festival internacional debe pagar a sus artistas", explicó la cantante y guitarrista Natalia Martínez. "El trabajo del artista está precarizado, este festival es un parche adonde hay una herida gigante que necesita políticas concretas".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

Flor Silvestre Emblemática artista salmantina

Siempre manifestó su especial admiración por esta ciudad.

Local

Una reinfección de Covid, por descuido

La mayoría de las reinfecciones que se han generado por Covid-19, se debe a bajas defensas e incluso a la irresponsabilidad en los cuidados diarios que corresponden.

Deportes

Reconocen a participantes en Carrera Salmantina 10 y 5 km

La carrera se realizó apegada a normas sanitarias.

Mundo

Aumentan feminicidios en AL; México, el segundo país con más casos

Brasil contabilizó la cifra de asesinatos machistas más alta, con 1,941 casos, seguido de México, con 983 feminicidios reportados el año pasado

Finanzas

Apoyan a pequeños negocios para impulsar la economía en el país

De acuerdo con datos recientes de la Canacope, las ventas han caído entre 50 y 70 por ciento en comparación con los niveles previo a la pandemia

Finanzas

Ellas trabajan 42 horas a la semana... sin paga

México ocupa el tercer lugar en América Latina en trabajo no remunerado para mujeres

Finanzas

Disruptores | Seedtag promete impulsar tus ingresos con la publicidad

Seedtag, una plataforma de Albert Nieto y Jorge Poyatos, es capaz de detectar los intereses de los clientes y aumentar la efectividad de los anuncios en los sitios de internet

Mundo

El Paso vuelve a encerrarse por repunte de contagios

Se decretó un nuevo toque de queda parcial que entró en vigor esta medianoche

Tecnología

Home office muta hacia las oficinas digitales

Ante el aburrimiento por las sesiones de telellamadas, las empresas cambian al uso de avatares y oficinas virtuales para sentir más cercanía