/ sábado 20 de abril de 2019

Alberto Estrella regresa como dramaturgo

Con Sombras en el paraíso demuestra que además de su talento para la actuación, también hay en la dramaturgia un espacio para él 

Alberto Estrella estuvo rodeado de los grandes dramaturgos de México como Víctor Hugo Rascón Banda, Emilio Carballido y Jesús González Dávila. Eso hizo que el actor demeritara su trabajo como escritor hasta que un día uno de ellos le hizo una observación que marcaría su camino en el mundo del teatro.

“Yo he sido muy pudoroso, porque estuve cerca de los más grandes dramaturgos contemporáneos en México, entonces obviamente yo sentía que mi trabajo se minimizaba ante los maestros, pero Víctor Hugo Rascón Banda un día leyó una obra mía y me dijo ‘tienes que seguir escribiendo’, le hice caso y tengo cerca de 15 obras que también pudorosamente he montado con mis alumnos” expresó al terminar la función de su primera obra Sombras en el paraíso.

Con la dirección de Víctor Carpinteiro y la desgarradora y camaleónica actuación de Ángeles Marín, la obra es un monologo que explora un universo femenino y las relaciones humanas existentes entre madre e hija, “es la primera vez que un texto se monta de manera profesional gracias a esta complicidad con Víctor y Ángeles”.

Hermano de seis hombres y sobrino de nueve tíos, el actor creció envuelto en un espacio primordialmente masculino, su madre ha sido la única referencia femenina y la inspiración para entender al género opuesto.

“Es algo muy curioso porque yo no tengo hermanas ni tías, una sola tía pero que vivía muy lejos de nosotros, el hecho de no tener cerca a una mujer más que a mi madre, me ha hecho querer entender el mundo femenino y tal vez por lo mismo me guste mucho la poesía de Rosario Castellanos, Nelly Campobello, Elena garro, Laura Esquivel, Rosa Montero, Sor Juana Inés, Concha Urquiza, tengo referencia de estas mujeres a través de su poesía para entender este mundo”, dijo en entrevista con El Sol de México.

Sin embargo, aunque su obra esté materializada por una mujer considera que “aquí la cuestión sería ver qué le pasa a la gente, si realmente se identifica y si se logró entender este mundo complejo, más que el femenino tal vez el mundo complejo del ser humano finalmente el teatro no tiene género”.

Alberto Estrella no está interesado en mandar un mensaje a la audiencia sino invitar a la reflexión “yo creo que lo importante es qué piensa cada persona, lo único que hice fue tratar de entender un poco la relación entre madre e hija, pero que podría ser de un padre a un hijo o de un hermano a una hermana, es decir explorar las relaciones de codependencia o de cercanía con alguien”.

Gracias al resultado que ha obtenido de la obra, el también actor, considera seguir por el camino de la dramaturgia, “a continuar con esa lucha de hace muchos años que es finalmente un proyecto de vida, auguro que el teatro es indispensable en la sociedad y que es una forma más de entendernos y de conectarnos”.

Es por eso que en sus obras busca “trabajar en los valores absolutos y que desgraciadamente se están perdiendo, como la amistad, la solidaridad, ese tipo de cosas que de pronto se olvidan, y lo vemos a través de las redes sociales con movimientos muy extraños como los que estamos viendo, en donde de pronto la mentira es como un escudo y una manera de mostrarse como si la sociedad estuviera deformándose, pero yo creo que las artes son la única manera de darnos cuenta de ello y de cambiar”.

Sobre la reconstrucción de la escuela que fundó y dirige al lado de Víctor Carpinteiro, El Círculo del teatral, tras los daños sufridos por el sismo del 2017, el actor explicó que el apoyo del gobierno que esperaban, “ni lo va a haber ni lo queremos ya, no lo digo con resentimiento, porque tienen otras prioridades y lo entendemos perfectamente, entonces lo que hemos hecho es buscar con la iniciativa privada y nos hemos llevado una sorpresa muy grata”.

Sin embargo no pueden empezar con la construcción pues “necesitamos ver cuál es el estado del edificio que está en Veracruz número 109, que fue el edificio que nos golpeó y que hizo que nuestro espacio se fracturara completamente, necesitamos que haya una verificación de que el espacio se encuentra en buen estado o que digan los peritos, no quiero pensar que hay alguien ahí importante que está deteniendo ese proceso espero que hablando de los valores absolutos tengan esta sensibilidad para decir honestamente” finalizó.

Alberto Estrella estuvo rodeado de los grandes dramaturgos de México como Víctor Hugo Rascón Banda, Emilio Carballido y Jesús González Dávila. Eso hizo que el actor demeritara su trabajo como escritor hasta que un día uno de ellos le hizo una observación que marcaría su camino en el mundo del teatro.

“Yo he sido muy pudoroso, porque estuve cerca de los más grandes dramaturgos contemporáneos en México, entonces obviamente yo sentía que mi trabajo se minimizaba ante los maestros, pero Víctor Hugo Rascón Banda un día leyó una obra mía y me dijo ‘tienes que seguir escribiendo’, le hice caso y tengo cerca de 15 obras que también pudorosamente he montado con mis alumnos” expresó al terminar la función de su primera obra Sombras en el paraíso.

Con la dirección de Víctor Carpinteiro y la desgarradora y camaleónica actuación de Ángeles Marín, la obra es un monologo que explora un universo femenino y las relaciones humanas existentes entre madre e hija, “es la primera vez que un texto se monta de manera profesional gracias a esta complicidad con Víctor y Ángeles”.

Hermano de seis hombres y sobrino de nueve tíos, el actor creció envuelto en un espacio primordialmente masculino, su madre ha sido la única referencia femenina y la inspiración para entender al género opuesto.

“Es algo muy curioso porque yo no tengo hermanas ni tías, una sola tía pero que vivía muy lejos de nosotros, el hecho de no tener cerca a una mujer más que a mi madre, me ha hecho querer entender el mundo femenino y tal vez por lo mismo me guste mucho la poesía de Rosario Castellanos, Nelly Campobello, Elena garro, Laura Esquivel, Rosa Montero, Sor Juana Inés, Concha Urquiza, tengo referencia de estas mujeres a través de su poesía para entender este mundo”, dijo en entrevista con El Sol de México.

Sin embargo, aunque su obra esté materializada por una mujer considera que “aquí la cuestión sería ver qué le pasa a la gente, si realmente se identifica y si se logró entender este mundo complejo, más que el femenino tal vez el mundo complejo del ser humano finalmente el teatro no tiene género”.

Alberto Estrella no está interesado en mandar un mensaje a la audiencia sino invitar a la reflexión “yo creo que lo importante es qué piensa cada persona, lo único que hice fue tratar de entender un poco la relación entre madre e hija, pero que podría ser de un padre a un hijo o de un hermano a una hermana, es decir explorar las relaciones de codependencia o de cercanía con alguien”.

Gracias al resultado que ha obtenido de la obra, el también actor, considera seguir por el camino de la dramaturgia, “a continuar con esa lucha de hace muchos años que es finalmente un proyecto de vida, auguro que el teatro es indispensable en la sociedad y que es una forma más de entendernos y de conectarnos”.

Es por eso que en sus obras busca “trabajar en los valores absolutos y que desgraciadamente se están perdiendo, como la amistad, la solidaridad, ese tipo de cosas que de pronto se olvidan, y lo vemos a través de las redes sociales con movimientos muy extraños como los que estamos viendo, en donde de pronto la mentira es como un escudo y una manera de mostrarse como si la sociedad estuviera deformándose, pero yo creo que las artes son la única manera de darnos cuenta de ello y de cambiar”.

Sobre la reconstrucción de la escuela que fundó y dirige al lado de Víctor Carpinteiro, El Círculo del teatral, tras los daños sufridos por el sismo del 2017, el actor explicó que el apoyo del gobierno que esperaban, “ni lo va a haber ni lo queremos ya, no lo digo con resentimiento, porque tienen otras prioridades y lo entendemos perfectamente, entonces lo que hemos hecho es buscar con la iniciativa privada y nos hemos llevado una sorpresa muy grata”.

Sin embargo no pueden empezar con la construcción pues “necesitamos ver cuál es el estado del edificio que está en Veracruz número 109, que fue el edificio que nos golpeó y que hizo que nuestro espacio se fracturara completamente, necesitamos que haya una verificación de que el espacio se encuentra en buen estado o que digan los peritos, no quiero pensar que hay alguien ahí importante que está deteniendo ese proceso espero que hablando de los valores absolutos tengan esta sensibilidad para decir honestamente” finalizó.

frontpage

Respaldan obispos manifestaciones de mujeres, pero sin vandalismo

Enrique Díaz y Benjamín Castillo aseguraron que la violencia en manifestaciones desprestigia a los movimientos

Local

Sacerdote acusado de violación podría ser destituido: Obispo

No podemos guardar silencio ante casos como éste, dijo Enrique Díaz díaz

Círculos

“Feliz cumpleaños”

Compañeras del Club de Esposas de Jubilados de Pemex, le organizaron una comida en su honor.

Policiaca

Ejecutan a hombre en Nativitas

Suman 20 muertes dolosas en lo que va del mes.

Policiaca

Encuentran otro ejecutado en la Capital

Está vinculado al homicidio del sábado.

Justicia

Ola de violencia en Oaxaca deja 15 muertos en las últimas 24 horas

Los homicidios se registran en el marco de la gira de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador en el estado

Literatura

Muere la poeta Thelma Nava a los 87 años

La mexicana fue una de las poetas más reconocidas del siglo XX, acreedora del Premio Ramón López Velarde 1962

Sociedad

Se amotinan 400 indocumentados en la casa del migrante de Villahermosa

Acusan malos tratos por parte de elementos del INM que están comisionados en estas instalaciones además de que las personas y niños que se encuentran enfermos no reciben la atención médica adecuada

Doble Vía

Mujer pensó que sufría dolor renal pero ¡estaba dando a luz a trillizos!

La mujer estaba convencida que sus dolores se debían cálculos renales