/ lunes 11 de noviembre de 2019

Irán halla un gran campo petrolero

El país tiene dificultades para vender su producto a causa de las sanciones económicas de EU

TEHERÁN. El presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció el hallazgo de un nuevo gran campo petrolífero en el suroeste del país con reservas de 53 mil millones de barriles de crudo, las cuales equivalen a un tercio de las reservas probadas de ese país.

Rohaní explicó que el campo petrolífero se sitúa en la provincia de Juzestán y tiene una superficie de unos dos mil 400 kilómetros cuadrados y una profundidad de 80 metros, según la página de la Presidencia.

"Estados Unidos debe saber que Irán es un país rico y, a pesar de las sanciones crueles, los trabajadores e ingenieros iraníes descubrieron un nuevo campo petrolífero", dijo en un discurso ante cientos de personas en la ciudad meridional de Yazd.

El país tiene grandes dificultades para vender su petróleo al extranjero, debido a las sanciones que Estados Unidos reanudó cuando abandonó el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015 en Viena.

En mayo, Washington suspendió las exenciones para los ocho principales compradores de petróleo iraní, y reforzó la presión sobre países como China, India y Turquía para encontrar otros proveedores de crudo que no sean Irán.

Las exportaciones petroleras de Irán alcanzaron los 2.5 millones de barriles diarios antes de las sanciones, pero se han reducido drásticamente, aunque continúan con secretismo.

Debido a la dependencia del petróleo, que las autoridades iraníes tratan de disminuir, las sanciones han dañado seriamente la economía iraní que, según el Fondo Monetario Internacional, se contraerá este año 9.5 por ciento.

Rohaní intentó, sin embargo, enviar un mensaje optimista y señaló que "las cifras económicas indican que las condiciones están mejorando desde abril pasado pese a las crecientes presiones de los enemigos".

Irán posee una de las principales reservas de hidrocarburos del mundo, tanto de crudo como de gas, pero las sanciones y la falta de inversiones extranjeras han dificultado el pleno desarrollo del sector

TEHERÁN. El presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció el hallazgo de un nuevo gran campo petrolífero en el suroeste del país con reservas de 53 mil millones de barriles de crudo, las cuales equivalen a un tercio de las reservas probadas de ese país.

Rohaní explicó que el campo petrolífero se sitúa en la provincia de Juzestán y tiene una superficie de unos dos mil 400 kilómetros cuadrados y una profundidad de 80 metros, según la página de la Presidencia.

"Estados Unidos debe saber que Irán es un país rico y, a pesar de las sanciones crueles, los trabajadores e ingenieros iraníes descubrieron un nuevo campo petrolífero", dijo en un discurso ante cientos de personas en la ciudad meridional de Yazd.

El país tiene grandes dificultades para vender su petróleo al extranjero, debido a las sanciones que Estados Unidos reanudó cuando abandonó el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015 en Viena.

En mayo, Washington suspendió las exenciones para los ocho principales compradores de petróleo iraní, y reforzó la presión sobre países como China, India y Turquía para encontrar otros proveedores de crudo que no sean Irán.

Las exportaciones petroleras de Irán alcanzaron los 2.5 millones de barriles diarios antes de las sanciones, pero se han reducido drásticamente, aunque continúan con secretismo.

Debido a la dependencia del petróleo, que las autoridades iraníes tratan de disminuir, las sanciones han dañado seriamente la economía iraní que, según el Fondo Monetario Internacional, se contraerá este año 9.5 por ciento.

Rohaní intentó, sin embargo, enviar un mensaje optimista y señaló que "las cifras económicas indican que las condiciones están mejorando desde abril pasado pese a las crecientes presiones de los enemigos".

Irán posee una de las principales reservas de hidrocarburos del mundo, tanto de crudo como de gas, pero las sanciones y la falta de inversiones extranjeras han dificultado el pleno desarrollo del sector