/ viernes 10 de marzo de 2017

Impuesto fronterizo eliminaría utilidades de automotrices de la Unión Americana

DETROIT, EU. (Notimex).- Las propuestas del presidente DonaldTrump y del Partido Republicano de imponer impuestos o tarifas alos productos que ingresan a Estados Unidos, en especial aquellosque vienen desde México, eliminaría las utilidades de lasautomotrices estadunidenses, según un informe.

Elaborado por la consultoría Roland Berger, en el estudio seindicó que el impuesto en la frontera del país, que Trump hadicho que en el caso de México podría ser de entre 20 y 35 porciento, causaría el efecto “exactamente contrario” al deseadoy eliminaría empleos en Estados Unidos.

Presentado el miércoles en la ciudad alemana de Berlín y en laestadunidense Detroit, en el reporte se destacó que de aplicarseel impuesto fronterizo los consumidores estadunidenses tendríanque soportar costos adicionales, los márgenes de ganancia de losfabricantes del sector automotriz se reducirían y sus ventascaerían.

“Para los fabricantes de automóviles, el resultado másprobable será la presión intensa del margen y la reducción delas ventas de vehículos, posiblemente resultando en más pérdidasde empleo”, expresó Wolfgang Bernhart, socio de Roland Berger,en una declaración emitida con el análisis.

Explicó que el impuesto añadiría un costo promedio de tresmil 300 dólares por vehículo. Incluso los vehículos fabricadosen Estados Unidos experimentarían un alza de mil 500 dólares ensus costos, debido a la gran proporción de contenidoextranjero.

El informe, basado en las cifras del sector automotriz en 2015,resaltó que los vehículos asiáticos verían aumentar los costosen dos mil dólares; mientras que los modelos europeosexperimentarían un alza de cinco mil 300 dólares.

“Los costos de fabricación añadidos convertirían el mercadoestadunidense en un generador de pérdidas para casi todos losfabricantes de equipo original (del sector automotriz)”, explicóBernhart.

Precisó que los fabricantes estadunidenses perderían tanto desus utilidades en su importante mercado interno que éstas seextenderían a sus operaciones a nivel global.

Estas pérdidas de utilidad no serían contrarrestadas altrasladar la producción desde el extranjero a Estados Unidosdebido a los costos de reconstrucción de las capacidades y a quela manufactura de automóviles pequeños y medianos, “ya no eseconómicamente viable” en este país.

En el documento se precisó que incluso si se toman en cuentalos beneficios que tendrían los hogares en caso de que paguenmenos impuestos con una reforma, “el mayor costo de losvehículos borraría todos los beneficios fiscales para el hogarestadunidense promedio casi por completo”.

El informe subrayó además que todos los grandes fabricantes deequipos originales están produciendo la mayoría de sus vehículospara el mercado norteamericano en Estados Unidos, donde haninvertido mucho más que en México o Canadá.

Sin embargo, en los casos de los automóviles pequeños, enparticular las empresas, ni siquiera pueden contrarrestar loscostos de fabricación de vehículos en Estados Unidos, por lo quela producción en países como México “es inevitable”.

El documento también resaltó que la pérdida de empleos de laindustria automotriz en Estados Unidos antes de la recesión (600mil puestos eliminados entre 2000 y 2009) tiene poco que ver conMéxico, donde en ese periodo se crearon solo cerca de 100 milempleos del sector automotriz.

DETROIT, EU. (Notimex).- Las propuestas del presidente DonaldTrump y del Partido Republicano de imponer impuestos o tarifas alos productos que ingresan a Estados Unidos, en especial aquellosque vienen desde México, eliminaría las utilidades de lasautomotrices estadunidenses, según un informe.

Elaborado por la consultoría Roland Berger, en el estudio seindicó que el impuesto en la frontera del país, que Trump hadicho que en el caso de México podría ser de entre 20 y 35 porciento, causaría el efecto “exactamente contrario” al deseadoy eliminaría empleos en Estados Unidos.

Presentado el miércoles en la ciudad alemana de Berlín y en laestadunidense Detroit, en el reporte se destacó que de aplicarseel impuesto fronterizo los consumidores estadunidenses tendríanque soportar costos adicionales, los márgenes de ganancia de losfabricantes del sector automotriz se reducirían y sus ventascaerían.

“Para los fabricantes de automóviles, el resultado másprobable será la presión intensa del margen y la reducción delas ventas de vehículos, posiblemente resultando en más pérdidasde empleo”, expresó Wolfgang Bernhart, socio de Roland Berger,en una declaración emitida con el análisis.

Explicó que el impuesto añadiría un costo promedio de tresmil 300 dólares por vehículo. Incluso los vehículos fabricadosen Estados Unidos experimentarían un alza de mil 500 dólares ensus costos, debido a la gran proporción de contenidoextranjero.

El informe, basado en las cifras del sector automotriz en 2015,resaltó que los vehículos asiáticos verían aumentar los costosen dos mil dólares; mientras que los modelos europeosexperimentarían un alza de cinco mil 300 dólares.

“Los costos de fabricación añadidos convertirían el mercadoestadunidense en un generador de pérdidas para casi todos losfabricantes de equipo original (del sector automotriz)”, explicóBernhart.

Precisó que los fabricantes estadunidenses perderían tanto desus utilidades en su importante mercado interno que éstas seextenderían a sus operaciones a nivel global.

Estas pérdidas de utilidad no serían contrarrestadas altrasladar la producción desde el extranjero a Estados Unidosdebido a los costos de reconstrucción de las capacidades y a quela manufactura de automóviles pequeños y medianos, “ya no eseconómicamente viable” en este país.

En el documento se precisó que incluso si se toman en cuentalos beneficios que tendrían los hogares en caso de que paguenmenos impuestos con una reforma, “el mayor costo de losvehículos borraría todos los beneficios fiscales para el hogarestadunidense promedio casi por completo”.

El informe subrayó además que todos los grandes fabricantes deequipos originales están produciendo la mayoría de sus vehículospara el mercado norteamericano en Estados Unidos, donde haninvertido mucho más que en México o Canadá.

Sin embargo, en los casos de los automóviles pequeños, enparticular las empresas, ni siquiera pueden contrarrestar loscostos de fabricación de vehículos en Estados Unidos, por lo quela producción en países como México “es inevitable”.

El documento también resaltó que la pérdida de empleos de laindustria automotriz en Estados Unidos antes de la recesión (600mil puestos eliminados entre 2000 y 2009) tiene poco que ver conMéxico, donde en ese periodo se crearon solo cerca de 100 milempleos del sector automotriz.

Deportes

Campeón en Liga de Ascenso, refuerzo del CIS FC Salamanca

Fueron superados tres a cero por Auténtico Querétaro

Policiaca

Tres lesionados en choque

Aparentemente se encontraban bajo los influjos del alcohol

Policiaca

Hallan dos cuerpos asfixiados en Villa de las Flores

Al revisar los cuerpos confirmaron que ya no contaban con signos vitales, por lo que dieron aviso a la Policía Municipal

Policiaca

Asesinan a una mujer a balazos

Al ser revisada por los oficiales se percataron que presentaba varios balazos, tanto en la cabeza y diferentes partes del cuerpo