/ viernes 18 de diciembre de 2020

Aumento salarial pone en riesgo empleos: CCE

La decisión de Conasami aumentará las presiones financieras sobre las pymes, que tendrán que cerrar

El aumento de 15 por ciento al salario mínimo desembocará en la pérdida de empleos, la aceleración del cierre de pequeñas y medianas empresas, así como un incremento de la informalidad advirtió Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

De acuerdo con el CCE, sólo por las afectaciones de la crisis sanitaria pueden desaparecer 700 mil empresas, por lo que aumentar el salario mínimo en sus trabajadores generará una mayor carga financiera en el corto plazo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Es obvio que las empresas grandes, que exportan y están orientadas a otros mercados, no se preocupan por el tema del salario mínimo, porque sus trabajadores no ganan este sueldo. Las pymes que no tengan vínculos con firmas extranjeras serán las más impactadas”, destacó Salazar Lomelín.

Aseguró que son las pymes las que tienen el mayor riesgo de bajar la cortina por este incremento, por lo que habrá quienes decidan trasladarse a la informalidad para evitar la supervisión de sueldos que cumplan con la normativa o ambientes de trabajo adecuados.

El empresario recordó que, según el Inegi, al menos 56 millones de mexicanos pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA), de los cuales 35 millones trabajan en condiciones informales. “La gran fuerza laboral del país está en la informalidad, nos debería dar pena a todos”, criticó.

El miércoles pasado, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobó un incremento de 15 por ciento al indicador, por lo que en 2021 el pago será de 213.39 pesos en la Zona Libre de la frontera norte y de 141.70 pesos en el resto del país. En esta segunda región, el incremento para 2021 será de 18 pesos.

Es insensato hablar de que esto va a afectar la economía. ¿En la economía no cuentan los trabajadores?Andrés Manuel López Obrador / Presidente de México

Sin embargo, la decisión de la comisión tripartita, integrada por la Conasami, los trabajadores y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), se aprobó sin el aval de los patrones.

Desde 2016, los patrones, empleados y gobierno acordaron promover aumentos salariales para recuperar el poder adquisitivo y generar un bienestar en la sociedad. El objetivo a mediano plazo era que, a partir de 2019, el salario mínimo general cubriera 100 por ciento de la línea de bienestar urbana individual y que desde 2020, superara este indicador en 19 por ciento.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, aseguró que el incremento al salario mínimo aprobado para el próximo año afectará a la competitividad de las empresas, pero especialmente de las más pequeñas.

“En el tema de competitividad (el aumento) nos preocupa un poquito, esperemos poder salir adelante, vamos hacer el mejor esfuerzo. Si hacemos una suma de los eventos que tuvimos en el año y de algunas iniciativas, y a esto se lo sumamos el incremento al salario mínimo, sí puede afectar, ha costado trabajo reponernos”, apuntó.

STPS QUIERE MÁS AVANCES

Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), dijo que el país debe seguir avanzando en la materia de incrementos salariales, pues en 2018, el salario mínimo no alcanzaba para comprar la canasta básica de una persona.

“Hemos superado esa línea de bienestar pero tenemos que seguir avanzando para llegar a la canasta mínima familiar, garantizar que el que trabaja pueda no sólo comprar la canasta básica de él (el jefe de familia), sino también de sus dependientes económicos”, sostuvo.

Alcalde refirió que el aumento anunciado por la Conasami se suma a los incrementos de 2019 y 2020 que son parte de “una política de recuperación responsable, paulatina, pero decidida para ir recuperando todo lo que se perdió durante la época neoliberal”.

Recordó que en cuatro décadas México pasó del lugar 12 al 82 entre 135 países en términos de poder adquisitivo.

“Fue mucho lo que se perdió durante muchos años y los argumentos principales se han vinculado a que (un alza en el salario) afectaba a la economía y que generaba inflación”, apuntó.

Sin embargo, destacó que el incremento al salario mínimo ha aumentado el poder adquisitivo y fortalecido la capacidad de consumo. Estos pasos, dijo, dinamizaron al mercado, y los incrementos de años anteriores no han tenido un impacto en la inflación.


Con información de Miguel Ensástigue

El aumento de 15 por ciento al salario mínimo desembocará en la pérdida de empleos, la aceleración del cierre de pequeñas y medianas empresas, así como un incremento de la informalidad advirtió Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

De acuerdo con el CCE, sólo por las afectaciones de la crisis sanitaria pueden desaparecer 700 mil empresas, por lo que aumentar el salario mínimo en sus trabajadores generará una mayor carga financiera en el corto plazo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Es obvio que las empresas grandes, que exportan y están orientadas a otros mercados, no se preocupan por el tema del salario mínimo, porque sus trabajadores no ganan este sueldo. Las pymes que no tengan vínculos con firmas extranjeras serán las más impactadas”, destacó Salazar Lomelín.

Aseguró que son las pymes las que tienen el mayor riesgo de bajar la cortina por este incremento, por lo que habrá quienes decidan trasladarse a la informalidad para evitar la supervisión de sueldos que cumplan con la normativa o ambientes de trabajo adecuados.

El empresario recordó que, según el Inegi, al menos 56 millones de mexicanos pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA), de los cuales 35 millones trabajan en condiciones informales. “La gran fuerza laboral del país está en la informalidad, nos debería dar pena a todos”, criticó.

El miércoles pasado, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobó un incremento de 15 por ciento al indicador, por lo que en 2021 el pago será de 213.39 pesos en la Zona Libre de la frontera norte y de 141.70 pesos en el resto del país. En esta segunda región, el incremento para 2021 será de 18 pesos.

Es insensato hablar de que esto va a afectar la economía. ¿En la economía no cuentan los trabajadores?Andrés Manuel López Obrador / Presidente de México

Sin embargo, la decisión de la comisión tripartita, integrada por la Conasami, los trabajadores y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), se aprobó sin el aval de los patrones.

Desde 2016, los patrones, empleados y gobierno acordaron promover aumentos salariales para recuperar el poder adquisitivo y generar un bienestar en la sociedad. El objetivo a mediano plazo era que, a partir de 2019, el salario mínimo general cubriera 100 por ciento de la línea de bienestar urbana individual y que desde 2020, superara este indicador en 19 por ciento.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, aseguró que el incremento al salario mínimo aprobado para el próximo año afectará a la competitividad de las empresas, pero especialmente de las más pequeñas.

“En el tema de competitividad (el aumento) nos preocupa un poquito, esperemos poder salir adelante, vamos hacer el mejor esfuerzo. Si hacemos una suma de los eventos que tuvimos en el año y de algunas iniciativas, y a esto se lo sumamos el incremento al salario mínimo, sí puede afectar, ha costado trabajo reponernos”, apuntó.

STPS QUIERE MÁS AVANCES

Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), dijo que el país debe seguir avanzando en la materia de incrementos salariales, pues en 2018, el salario mínimo no alcanzaba para comprar la canasta básica de una persona.

“Hemos superado esa línea de bienestar pero tenemos que seguir avanzando para llegar a la canasta mínima familiar, garantizar que el que trabaja pueda no sólo comprar la canasta básica de él (el jefe de familia), sino también de sus dependientes económicos”, sostuvo.

Alcalde refirió que el aumento anunciado por la Conasami se suma a los incrementos de 2019 y 2020 que son parte de “una política de recuperación responsable, paulatina, pero decidida para ir recuperando todo lo que se perdió durante la época neoliberal”.

Recordó que en cuatro décadas México pasó del lugar 12 al 82 entre 135 países en términos de poder adquisitivo.

“Fue mucho lo que se perdió durante muchos años y los argumentos principales se han vinculado a que (un alza en el salario) afectaba a la economía y que generaba inflación”, apuntó.

Sin embargo, destacó que el incremento al salario mínimo ha aumentado el poder adquisitivo y fortalecido la capacidad de consumo. Estos pasos, dijo, dinamizaron al mercado, y los incrementos de años anteriores no han tenido un impacto en la inflación.


Con información de Miguel Ensástigue

Local

Nombra gobernador a Libia Denisse García como Secretaria de Gobierno

Una vez que se le autorice su licencia como diputada local tomará el cargo

Mundo

A debate, futuro de la realeza británica

Laboristas piden indagar los dichos de los duques de Sussex; republicanos urgen a “abolir la monarquía”

Gossip

Bricia Orozco vive su propia realidad en escena

La actriz Bricia Orozco comparte sus impresiones a través de su participación en Confesiones de mujeres de 30

Finanzas

Scotiabank dio apoyos por más de 100 mil mdp durante pandemia: Adrián Otero

Adrián Otero, director general del banco, asegura que en la pandemia respaldaron a 200 mil clientes

Mundo

Pandemia pega más a mujeres de América Latina

Crecen las desigualdades; el mundo no funciona como debería para las mujeres: Kamala Harris