/ viernes 14 de febrero de 2020

Acusaciones contra IUSA son caricias: Carlos Peralta

Peralta Quintero, uno de los personajes icónicos del Grupo Atlacomulco, llegó tranquilo y a paso lento

El roce entre Carlos Peralta y Claudio X. González Guajardo inició en junio de 2017, cuando la asociación de este último, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, dio a conocer una investigación en la que acusó a dos empresas del primero de ganar casi en su totalidad las licitaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para adquirir medidores de luz por más de 11 mil millones de pesos.

Carlos Peralta Quintero, presidente y director general de Grupo IUSA, asegura que fueron “caricias” las investigaciones de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, una asociación civil de Claudio X. González Guajardo, que mostraron un supuesto monopolio en la venta y distribución de medidores eléctricos.

“El que nada debe, nada teme, y tenemos 80 años trabajando para nuestro país de manera constante y así seguiremos”, afirma el empresario mexiquense, quien la tarde del 12 de febrero dio su respaldo al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el sorteo que llevará a cabo la Lotería Nacional, el 15 de septiembre, del equivalente al valor del avión presidencial José María Morelos y Pavón.

El exdueño de los Tigres de Quintana Roo llegó caminando en medio de un fuerte anillo de seguridad a la cita con el fundador de Morena, en el número 8 de la Calle de Corregidora, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El empresario se acomodó el traje gris y la corbata para la cena con el expresidente del PRD. Ahí el mandatario pidió a los hombres y mujeres dueños de grandes fortunas apoyo para la adquisición y reparto de boletos dentro de sus compañías.

Peralta Quintero, uno de los personajes icónicos del Grupo Atlacomulco, llegó tranquilo y a paso lento.

El Sol de México le preguntó al empresario mexicano sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y las investigaciones periodísticas que dieron paso a una indagatoria de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre un supuesto monopolio en la venta de medidores eléctricos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

—Don Carlos Peralta Quintero ¿Cómo le va?, ¿Hay condiciones para seguir invirtiendo en México?

—Claro, siempre. México es un país que presenta muchísimas oportunidades.

—¿En qué va a invertir en los próximos años o en los próximos meses?

—Seguimos en nuestra línea de negocios para el sector eléctrico del país.

— En algún momento lo estuvieron golpeando con una investigación de monopolio en la venta de medidores eléctricos a la CFE. ¿Fueron golpes bajos? ¿Cómo lo considera?

—Son caricias de la vida.

—Pero sí lo pusieron contra la pared, ¿no?

—No, para nada, el que nada debe, nada teme. Tenemos 80 años trabajando para nuestro país de manera constante y así seguiremos—, respondió y siguió su paso el ingeniero en Sistemas por el Instituto ICM de México y el hombre que está a cargo de Grupo IUSA, fundada en 1968.

Carlos Peralta inició muy joven su encumbramiento como empresario. Ingresó a los 27 años a Grupo IUSA, la empresa que creó su padre, Alejo Peralta.

Dentro de la compañía fue el artífice de la creación de la empresa de telefonía Iusacell, que con el tiempo sería comprada por Vodafone primero y posteriormente por AT&T.

Con casi 30 años en la compañía, Peralta Quintero se convirtió en presidente del Consejo de Administración en 1997. El ingeniero también estuvo al mando de la creación de la empresa Bionatur Invernaderos Biológicos, con una inversión de dólares en una extensión de 80 hectáreas en Pastejé, Estado de México.

Grupo IUSA se consolidó en el mercado internacional gracias a la implementación de tecnología de punta y al liderazgo de Carlos Peralta.

Peralta señaló hace unos años a la revista Líderes Mexicanos que su empresa ha invertido 70 millones de dólares en la ampliación de su planta de paneles solares que forma parte del complejo industrial Pastejé, ubicado en Jocotitlán, Estado de México. Con esto impulsa la generación eléctrica distribuida en el país.

Hace más de dos años y medio inició el roce entre Claudio X. González Guajardo y Carlos Peralta.

En junio de 2017, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la asociación del empresario y activista -hijo del dueño de Kimberly Clark-, arremetió contra Grupo IUSA.

En ese entonces, MCCI publicó una investigación en la que señaló que Grupo IUSA y Controles y Medidores Especializados, ambas empresas propiedad de Peralta, ganaron casi en su totalidad las licitaciones de la CFE para adquirir medidores de luz por más de 11 mil millones de pesos.

La investigación periodística llegó hasta los escritorios de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que comenzó una pesquisa por presuntas violaciones a la Ley Federal de Competencia Económica.

Luego de más de dos años de investigaciones, en noviembre pasado el órgano regulador encabezado por Alejandra Palacios determinó que Grupo IUSA no incurrió en colusión ni en prácticas monopólicas en la licitaciones de la CFE.

Tras la resolución, Grupo IUSA publicó un desplegado en el que acusó a la asociación de Claudio X. González Guajardo de orquestar una campaña de difamación en su contra.

MCCI negó categóricamente cualquier acusación en torno a una supuesta campaña de desprestigio a Grupo IUSA o a sus directivos.

El roce entre Carlos Peralta y Claudio X. González Guajardo inició en junio de 2017, cuando la asociación de este último, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, dio a conocer una investigación en la que acusó a dos empresas del primero de ganar casi en su totalidad las licitaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para adquirir medidores de luz por más de 11 mil millones de pesos.

Carlos Peralta Quintero, presidente y director general de Grupo IUSA, asegura que fueron “caricias” las investigaciones de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, una asociación civil de Claudio X. González Guajardo, que mostraron un supuesto monopolio en la venta y distribución de medidores eléctricos.

“El que nada debe, nada teme, y tenemos 80 años trabajando para nuestro país de manera constante y así seguiremos”, afirma el empresario mexiquense, quien la tarde del 12 de febrero dio su respaldo al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el sorteo que llevará a cabo la Lotería Nacional, el 15 de septiembre, del equivalente al valor del avión presidencial José María Morelos y Pavón.

El exdueño de los Tigres de Quintana Roo llegó caminando en medio de un fuerte anillo de seguridad a la cita con el fundador de Morena, en el número 8 de la Calle de Corregidora, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El empresario se acomodó el traje gris y la corbata para la cena con el expresidente del PRD. Ahí el mandatario pidió a los hombres y mujeres dueños de grandes fortunas apoyo para la adquisición y reparto de boletos dentro de sus compañías.

Peralta Quintero, uno de los personajes icónicos del Grupo Atlacomulco, llegó tranquilo y a paso lento.

El Sol de México le preguntó al empresario mexicano sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y las investigaciones periodísticas que dieron paso a una indagatoria de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre un supuesto monopolio en la venta de medidores eléctricos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

—Don Carlos Peralta Quintero ¿Cómo le va?, ¿Hay condiciones para seguir invirtiendo en México?

—Claro, siempre. México es un país que presenta muchísimas oportunidades.

—¿En qué va a invertir en los próximos años o en los próximos meses?

—Seguimos en nuestra línea de negocios para el sector eléctrico del país.

— En algún momento lo estuvieron golpeando con una investigación de monopolio en la venta de medidores eléctricos a la CFE. ¿Fueron golpes bajos? ¿Cómo lo considera?

—Son caricias de la vida.

—Pero sí lo pusieron contra la pared, ¿no?

—No, para nada, el que nada debe, nada teme. Tenemos 80 años trabajando para nuestro país de manera constante y así seguiremos—, respondió y siguió su paso el ingeniero en Sistemas por el Instituto ICM de México y el hombre que está a cargo de Grupo IUSA, fundada en 1968.

Carlos Peralta inició muy joven su encumbramiento como empresario. Ingresó a los 27 años a Grupo IUSA, la empresa que creó su padre, Alejo Peralta.

Dentro de la compañía fue el artífice de la creación de la empresa de telefonía Iusacell, que con el tiempo sería comprada por Vodafone primero y posteriormente por AT&T.

Con casi 30 años en la compañía, Peralta Quintero se convirtió en presidente del Consejo de Administración en 1997. El ingeniero también estuvo al mando de la creación de la empresa Bionatur Invernaderos Biológicos, con una inversión de dólares en una extensión de 80 hectáreas en Pastejé, Estado de México.

Grupo IUSA se consolidó en el mercado internacional gracias a la implementación de tecnología de punta y al liderazgo de Carlos Peralta.

Peralta señaló hace unos años a la revista Líderes Mexicanos que su empresa ha invertido 70 millones de dólares en la ampliación de su planta de paneles solares que forma parte del complejo industrial Pastejé, ubicado en Jocotitlán, Estado de México. Con esto impulsa la generación eléctrica distribuida en el país.

Hace más de dos años y medio inició el roce entre Claudio X. González Guajardo y Carlos Peralta.

En junio de 2017, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la asociación del empresario y activista -hijo del dueño de Kimberly Clark-, arremetió contra Grupo IUSA.

En ese entonces, MCCI publicó una investigación en la que señaló que Grupo IUSA y Controles y Medidores Especializados, ambas empresas propiedad de Peralta, ganaron casi en su totalidad las licitaciones de la CFE para adquirir medidores de luz por más de 11 mil millones de pesos.

La investigación periodística llegó hasta los escritorios de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que comenzó una pesquisa por presuntas violaciones a la Ley Federal de Competencia Económica.

Luego de más de dos años de investigaciones, en noviembre pasado el órgano regulador encabezado por Alejandra Palacios determinó que Grupo IUSA no incurrió en colusión ni en prácticas monopólicas en la licitaciones de la CFE.

Tras la resolución, Grupo IUSA publicó un desplegado en el que acusó a la asociación de Claudio X. González Guajardo de orquestar una campaña de difamación en su contra.

MCCI negó categóricamente cualquier acusación en torno a una supuesta campaña de desprestigio a Grupo IUSA o a sus directivos.

Local

Preparan en Turismo regreso de visitantes

Aplican distintivo “Guanajuato sano”

Local

Dibuja con palabras el retorno a la "Nueva Normalidad"

Todos los días llegan personas al jardín principal en busca de un empleo

Futbol

Andrés Garza, el salmantino que marcó goles a reconocidos porteros

Antes de ser jugador profesional representó a Guanajuato en nacionales.

Política

Sánchez Cordero urge política de protección para mujeres

Los centros de Justicia para las Mujeres deben ser fortalecidos en sus capacidades institucionales para brindar servicios de calidad

Mundo

Brasil gastó millones en portales de fake news

El gobierno de Bolsonaro pagó publicidad oficial a páginas web investigadas por difundir noticias falsas

Mundo

El mundo se vuelca a encontrar la vacuna contra Covid-19

Aunque es incierto cuánto tiempo pueda tardar en encontrarse el antídoto, el laboratorio AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford, probarán una fórmula en Brasil

Mundo

Durante 2019, el mundo perdió un área de bosque equivalente al tamaño de Suiza

La epidemia del covid-19 podría agravar las cosas en todos aquellos países donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales

Mundo

Álvaro Uribe, en la mira por espionaje

La revista Semana destapó en mayo una trama de espionaje contra unos 130 periodistas, políticos, militares e incluso exfuncionarios de la Presidencia

Finanzas

Disruptores | Hero Network: Todo, menos un juego

Francisco Robin conecta a millones de aficionados al gaming con equipos de eSports de todo el mundo y que buscan monetizar su afición