imagotipo

Nishikori y Ferrer emotiva cascarita

  • AFP Agencia
  • en Deportes

El tenista japonés Kei Nishikori y el español David Ferrer se divirtieron al jugar tenis en una cancha colgante: sobre el moderno Puente de la Mujer en un canal de Buenos Aires, en el marco del torneo anual de la ATP.

Con las maderas un poco mojadas por la lluvia en la capital argentina, Nishikori y Ferrer demostraron por unos minutos el por qué son de los mejores del mundo.

Ambos, en una cancha de pequeñas proporciones, presumieron sus habilidades para dejar en claro que son favoritos para levantar el torneo.

“Este es un lindo lugar. Es grato tener el tiempo de compartir algo así con David”, señaló Nishikori (5), tras “divertirse” un rato con su rival.

De su lado, Ferrer se dijo contento de volver y con ganas a entregar su mejor versión en la cancha. “Aquí siempre me trataron fenomenal, así que espero empezar con buen pie”, comentó el tenista hispano.

Con pocos curiosos, ambos tenistas jugaron unos minutos sobre una obra arquitectónica del español Santiago Calatrava inaugurada en 2001 en Puerto Madero, un exclusivo sector de oficinas, restaurantes y también condominios en Buenos Aires.