/ jueves 13 de septiembre de 2018

La historia de un coupé nacido en México

Contra todos los pronósticos, un grupo de jóvenes logró materializar el sueño de hacer un automóvil

En el mundo de los negocios no hay una receta o fórmula para ser un emprendedor exitoso y en ese andar, el único que se puede fijar los límites es uno mismo.

Los mexicanos siempre nos hemos distinguido por ser luchadores incansables, creativos y que se atreven hacer lo que otros no. En pleno auge del emprendedurismo nacional, hay muchas historias de perseverancia que logran sus objetivos, logrando el éxito en varios rubros, como el automotriz.

Ejemplos de esto los podemos encontrar desde mediados del siglo pasado con algunos modelos que han quedado registrados en la historia de este sector en nuestro país, como es el caso de Mastretta MXT, que surgió de la inquietud de diseñar un deportivo inspirado en el famoso Lotus y que fuera de manufactura 100 por ciento mexicana.

Materializan sueño

Hace un poco más de 25 años, la pasión por los autos y la velocidad de dos hermanos, Carlos y Daniel Mastretta, los llevó a formar su propia empresa, Tecno Idea, para desarrollar prototipos dirigidos a un nicho de mercado aún sin explotar en México.

Desde 2001, los hermanos comenzaron a trabajar en todas las etapas del proyecto, desde la definición del concepto, hasta la construcción de prototipo y series piloto.

Contra todos los pronósticos y aguantando todo tipo de escarnio, los jóvenes emprendedores siguieron adelante hasta ver materializado en 2008 el fruto no solo de su esfuerzo, sino de su alma y corazón: el Mastretta MXT, el cual fue presentado en el Auto Show de Londres de aquel año.

Este coupé deportivo se empezó a fabricar bajo el formato de “vehículo boutique”, era un deportivo ligero que apenas medía 3.9 metros de longitud y por 1.15 de altura. A sus espaldas cargaba un pequeño motor de cuatro cilindros en línea de 2.0 L que desarrolla 240 CV, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Su aspecto mostraba actitud y carácter clásico con perfectas proporciones, líneas y superficies ordenadas con el fin de que no pasara de moda, mientras que en el interior hubo un trabajo muy cuidadoso para obtener un diseño ergonómico, esenciales para la conducción deportiva.

Momento de crecer

Como todo proyecto, los Mastretta querían catapultar su proyecto, que éste no solo quedará en un selecto grupo de personas, sino que pudiera hacerse en serie; se hizo necesaria la presencia de socios y en 2009 se unieron a Latin Idea, un fondo de capital de riesgo.

Un año después se presentó la versión final en el Salón de París y después, en 2011, llegaron a vender 25 autos y producir cuatro unidades al mes; en tanto, el auto deportivo obtuvo reconocimiento internacional y la admiración de muchos, incluso llegó a ser catalogado por Road & Track como uno de los 10 mejores coches en exhibición en el Salón del Automóvil de Los Ángeles de 2012.

Pero la historia de éxito empezaría a tambalearse; luego de producir a gran escala, se fueron dando decisiones erráticas al punto que los hermanos Mastretta quedaron como socios minoritarios a las órdenes de Latin Idea, de haber tenido una pobre gestión administrativa y agotar los primeros fondos de inversión.

Finalmente, el cierre de Tecno Idea y el fin del Mastretta MXT se consumó el 31 de marzo de 2014; sin embargo, su existencia quedó registrada como el primer auto deportivo concebido y fabricado totalmente en México.


En el mundo de los negocios no hay una receta o fórmula para ser un emprendedor exitoso y en ese andar, el único que se puede fijar los límites es uno mismo.

Los mexicanos siempre nos hemos distinguido por ser luchadores incansables, creativos y que se atreven hacer lo que otros no. En pleno auge del emprendedurismo nacional, hay muchas historias de perseverancia que logran sus objetivos, logrando el éxito en varios rubros, como el automotriz.

Ejemplos de esto los podemos encontrar desde mediados del siglo pasado con algunos modelos que han quedado registrados en la historia de este sector en nuestro país, como es el caso de Mastretta MXT, que surgió de la inquietud de diseñar un deportivo inspirado en el famoso Lotus y que fuera de manufactura 100 por ciento mexicana.

Materializan sueño

Hace un poco más de 25 años, la pasión por los autos y la velocidad de dos hermanos, Carlos y Daniel Mastretta, los llevó a formar su propia empresa, Tecno Idea, para desarrollar prototipos dirigidos a un nicho de mercado aún sin explotar en México.

Desde 2001, los hermanos comenzaron a trabajar en todas las etapas del proyecto, desde la definición del concepto, hasta la construcción de prototipo y series piloto.

Contra todos los pronósticos y aguantando todo tipo de escarnio, los jóvenes emprendedores siguieron adelante hasta ver materializado en 2008 el fruto no solo de su esfuerzo, sino de su alma y corazón: el Mastretta MXT, el cual fue presentado en el Auto Show de Londres de aquel año.

Este coupé deportivo se empezó a fabricar bajo el formato de “vehículo boutique”, era un deportivo ligero que apenas medía 3.9 metros de longitud y por 1.15 de altura. A sus espaldas cargaba un pequeño motor de cuatro cilindros en línea de 2.0 L que desarrolla 240 CV, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Su aspecto mostraba actitud y carácter clásico con perfectas proporciones, líneas y superficies ordenadas con el fin de que no pasara de moda, mientras que en el interior hubo un trabajo muy cuidadoso para obtener un diseño ergonómico, esenciales para la conducción deportiva.

Momento de crecer

Como todo proyecto, los Mastretta querían catapultar su proyecto, que éste no solo quedará en un selecto grupo de personas, sino que pudiera hacerse en serie; se hizo necesaria la presencia de socios y en 2009 se unieron a Latin Idea, un fondo de capital de riesgo.

Un año después se presentó la versión final en el Salón de París y después, en 2011, llegaron a vender 25 autos y producir cuatro unidades al mes; en tanto, el auto deportivo obtuvo reconocimiento internacional y la admiración de muchos, incluso llegó a ser catalogado por Road & Track como uno de los 10 mejores coches en exhibición en el Salón del Automóvil de Los Ángeles de 2012.

Pero la historia de éxito empezaría a tambalearse; luego de producir a gran escala, se fueron dando decisiones erráticas al punto que los hermanos Mastretta quedaron como socios minoritarios a las órdenes de Latin Idea, de haber tenido una pobre gestión administrativa y agotar los primeros fondos de inversión.

Finalmente, el cierre de Tecno Idea y el fin del Mastretta MXT se consumó el 31 de marzo de 2014; sin embargo, su existencia quedó registrada como el primer auto deportivo concebido y fabricado totalmente en México.


Local

Realizan Mesa de Seguridad en Salamanca

Definieron que las mesas de seguridad serán espacio de neutralidad política en beneficio de los salamantinos

Local

Restablece GM sus operaciones

Inicia reclutamientos en la región

Local

Utilizan sus aguas contaminadas para regar tierras de cultivo

“Hortalizas, maíz, trigo y otros productos agrícolas se siembran en las inmediaciones del Lerma”

Policiaca

Asesinan a un hombre en Rincón de Tamayo

Fue ejecutado sobre la calle Libertad esquina con 2 de abril.

New Articles

Abandonada Salamanca por parte de la ASEA

“Por la vocación industrial del municipio se requiere supervisión permanente”.

Policiaca

Descuartizan a hombre en Celaya

En el puente de la comunidad Trojes fueron encontrados los restos dentro de una bolsa plástica.

Cultura

Muere Alicia Alonso, leyenda del ballet mundial

La bailarina fue internada en un hospital de La Habana por complicaciones de salud