imagotipo

Lo que podemos aprender de Venezuela, 1ª Parte

  • Alejandra Pimentel Sánchez

Antes de entrar con más detalle sobre lo que esta sucediendo en Venezuela, que como mencioné en la introducción de esta serie se llama socialismo, es importante que nos quede claro este término, así como el de sus dos términos hermanos.

Los cuales son marxismo y comunismo, que mucha gente puede llegar a utilizar como sinónimos como si fueran la misma filosofía, los mismos conceptos, cuando en realidad no lo son, ya que tienen diferencias.

Lo que sí nos debe quedar claro es que el marxismo es el fundamento, la base ideológica desde la que se construye la perspectiva de la economía y la política del socialismo y el comunismo.

Veamos una síntesis muy breve de estos tres conceptos:

El marxismo es una corriente de pensamiento atribuida popularmente a Karl Marx junto con Friedrich Engels. Se caracteriza por su rechazo al capitalismo y su sistema económico, su tesis explicativa de la realidad es la lucha de clases sociales, así que propone la construcción de una sociedad por etapas, comenzando con la etapa del socialismo para finalmente establecer el comunismo que (ilusoriamente) propone una sociedad sin clases sociales y sin gobierno (1).

El socialismo es un sistema de organización social, económica y política que defiende que la propiedad debe ser pública así como también deben serlo los recursos naturales, rechazando de esta manera la propiedad privada. Los socialistas creen que todas las personas de la sociedad producen bienes y servicios y que sus ganancias deben ser repartidas a todos por igual, por lo cual rechazan la recompensa individual que merece una persona en base a su esfuerzo. Algunos ejemplos de políticas socialistas incluyen un salario mínimo, educación gratuita y seguro social médico (2).

El comunismo difiere del socialismo porque el comunismo defiende no solo que la propiedad y los recursos naturales deben ser públicos, sino que también deben serlo los medios de producción y servicios, rechazando así toda forma de propiedad privada y libre empresa, es decir, que nadie posea nada para que así se eliminen (según esta doctrina) las clases sociales y también todo tipo de gobierno.

Cuando uno lee estos conceptos del marxismo, socialismo y comunismo, puede uno toparse con definiciones que a simple vista parecen tener sentido, nobleza e interpretación acertada de la realidad, sin embargo, cuando uno estudia los efectos de estas doctrinas aplicadas en las sociedades, como lo haremos tomando el ejemplo del caso de Venezuela, uno puede reconocer que lejos de dar una interpretación acertada de la realidad y traer soluciones, estas doctrinas disparan efectos devastadores en las sociedades que en muchos de los casos lleva siglos romper, en otras palabras, estas doctrinas, como dice el dicho popular: dan gato por liebre, por eso necesitamos educarnos al respecto.

Esto es lo que queremos seguir analizando en la siguiente parte. Gracias por tu interés, tu paciencia y tu tiempo para seguir esta serie.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter y YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com Gracias.

____________________________________________________

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.

Referencias;

(1) Significado de Marxismo. Recuperado el 07 de septiembre de 2018 de https://www.significados.com/marxismo/

(2) Campbell, S. Las diferencias entre el marxismo, el socialismo y el comunismo. Recuperado el 07 de septiembre de 2018 de http://classroom.synonym.com