/ sábado 9 de abril de 2022

Zangarro, Guanajuato, donde el turismo se convierte en aventura

El templo de Nuestra Señora de Dolores sólo se aprecia cuando baja el nivel del agua de la presa

Para poder verlo en su esplendor, literalmente hay que esperar meses e incluso años. Cuando aparece, es un privilegio, pues pocos han podido presenciarlo tal cual es, pero también es una alerta de que no ha llovido lo suficiente y hay sequía.

Se trata del templo de Nuestra Señora de los Dolores, el cual ha vuelto a aparecer en tres años consecutivos, pues el nivel de agua de la Presa La Purísima, en donde se encuentra, no ha sido el óptimo, por la escasez de lluvias; en el más reciente reporte, este embalse está a un 80 por ciento de su capacidad y para abril, mayo e incluso junio se espera que disminuya un 30 por ciento este volumen.

También te podría interesar: Conoce la Toscana Mexicana en Tequisquiapan, Querétaro

No obstante, eso ha permitido que muchas personas puedan observarle, presenciarlo, ingresar a él e imaginar cómo pudo haber sido la vida en el viejo Zangarro, antes de 1979.

El templo de Nuestra Señora de los Dolores en Zangarro, Guanajuato

Fue el 15 de octubre de 1979 cuando en el Diario Oficial de la Federación fue decretado por el entonces presidente José López Portillo que el poblado de El Zangarro, ubicado en el municipio de Guanajuato y colindante con Irapuato, tenía que ser literalmente sacrificado, pues era de utilidad pública la construcción de una presa en esa zona, para evitar que las aguas serranas de la capital volvieran a causar una inundación en territorio irapuatense, como en 1973.

Las enormes huertas de El Zangarro quedarían bajo el agua; sus tierras de cultivo que producían maíz, sorgo, frijol y garbanzo quedarían cubiertas con millones de litros de agua. Sus casas, muchas de ellas de adobe aún, se desharían con el agua que sería vertida en esa presa a la que llamaron La Purísima.

También, cubierto por el agua, quedaría el templo de El Zangarro, construido en 1898 y que mezclaba estilos neoclásico y barroco, e incluso el panteón que estaba a espaldas del templo, así como un taller de costura en donde hacían camisas para hombres, también fueron sacrificados.

El templo de El Zangarro oculto bajo el agua

Durante años, el templo de El Zangarro quedó oculto bajo el agua. De vez en vez se veía la cúpula.

Francisco Jaramillo, uno de los pocos pescadores de carpas con las que hacen caldos y ceviches que todavía quedan en el nuevo Zangarro, vio en varias ocasiones cómo el agua "escupía" objetos que eran del templo.

Una vez salió una copa de oro, otra vez salió un cuadro intacto de un Sagrado Corazón de Jesús que se lo llevó un señor que andaba en una lancha; yo una vez me hallé un rosario de plata.

Salen muchas cosas, dice don Francisco, pues recordó también que la última vez salió un crucifijo de oro de donde está el templo; “quien sabe si haya cosas ahí o a alguien se le hayan caído, pero pues pocos se meten a esa zona y es raro, además, que salgan cosas, porque cuando se le cae algo a alguien, se va todo al fondo, pero yo he visto cómo salen del agua, yo me traje ese rosario de plata”.

Los vestigios de una belleza sin igual en El Zangarro

Para quien visita la presa y llega hasta el templo, lo está viendo de espaldas. Su entrada principal está es la que da hacia el agua. El templo estaba en la parte de arriba del pueblo de El Zangarro. Entonces, posicionarse en cualquier punto del templo es estar en lo alto y solo basta imaginar que debajo de esos millones de litros de agua está lo que queda de ese pueblo sacrificado que se convirtió tanto en el nuevo Zangarro como en Purísima del Progreso.

Francisco Jaramillo cuenta que la última vez que el templo abrió, se hizo una misa a la que asistió todo el pueblo y en la que él estuvo presente.

El padre Trinidad, que venía desde Morelia y que estuvo en 1940 oficiando misas en El Zangarro, vino a despedir a la Virgen de los Dolores de la gente. Todos nos acercamos a tocar a la virgen y pedirle que nos desprotegiera. La misa duró como tres horas y luego empezaron a llevarse todo.

En lo que queda de templo de Nuestra Virgen de los Dolores, todavía se ve cómo estaba conformado el sagrario, así como parte del retablo que tenía e incluso se conserva algo de la pila bautismal que tenía. También queda aún de pie parte de lo que fue la sacristía, el altar y el presbiterio, así como la nave central, donde estaban las bancas desde las que la feligresía escuchaba la misa en aquella época.

Turismo de aventura en el Zangarro, Guanajuato

Hoy el templo que está hundido debajo de las aguas de la presa La Purísima no es visitado por feligreses, sino por turistas aventureros. Para llegar al templo, cuando hay agua suficiente, tiene que ser mediante kayaks y esto se ha convertido en un atractivo turístico, sobre todo en épocas sin lluvia, que va de marzo a finales de mayo.

Ricardo Gutiérrez Centeno, guía especializado en excursionismo, explicó que el recorrido consiste en pasear sobre el agua de la presa La Purísima y, si el nivel del agua lo permite, se puede ingresar al interior del Templo del Zangarro, uno de los siete templos hundidos de México, con una gran belleza arquitectónica e imágenes elaboradas en cantera.

Marco Bedolla | El Sol de Irapuato

El recorrido es de aproximadamente cinco a seis kilómetros, dependiendo de la condición física del cliente; se hace directamente al templo y en el recorrido se pueden ir conociendo varios tramos de la presa.

Para las personas que no saben navegar en kayak, previo al recorrido el instructor capacita a las personas para que puedan abordarlo de manera segura, además de que se proporciona equipo de protección, como chalecos salvavidas, aunado a que se aplican todas las medidas de protección sanitaria, para prevenir contagios por coronavirus.

La actividad se realiza al aire libre y con grupos reducidos de máximo 11 personas, para disfrutar de este paseo, los interesados deben comunicarse a los teléfonos 462 1296233, 462 1296034 o escribir al correo moduloturistico@gmail.com, para consultar los costos y fechas disponibles.

Recorre El Zangarro en Kayak

  • Es de 5 a 6 kilómetros.
  • Para un grupo reducido de 11 personas.

Para consultar costos y fechas, debes comunicarte al 462-129-6233, al 462-129-6034 o al correo moduloturistico@gmail.com

Te recomendamos el Podcast:

Para poder verlo en su esplendor, literalmente hay que esperar meses e incluso años. Cuando aparece, es un privilegio, pues pocos han podido presenciarlo tal cual es, pero también es una alerta de que no ha llovido lo suficiente y hay sequía.

Se trata del templo de Nuestra Señora de los Dolores, el cual ha vuelto a aparecer en tres años consecutivos, pues el nivel de agua de la Presa La Purísima, en donde se encuentra, no ha sido el óptimo, por la escasez de lluvias; en el más reciente reporte, este embalse está a un 80 por ciento de su capacidad y para abril, mayo e incluso junio se espera que disminuya un 30 por ciento este volumen.

También te podría interesar: Conoce la Toscana Mexicana en Tequisquiapan, Querétaro

No obstante, eso ha permitido que muchas personas puedan observarle, presenciarlo, ingresar a él e imaginar cómo pudo haber sido la vida en el viejo Zangarro, antes de 1979.

El templo de Nuestra Señora de los Dolores en Zangarro, Guanajuato

Fue el 15 de octubre de 1979 cuando en el Diario Oficial de la Federación fue decretado por el entonces presidente José López Portillo que el poblado de El Zangarro, ubicado en el municipio de Guanajuato y colindante con Irapuato, tenía que ser literalmente sacrificado, pues era de utilidad pública la construcción de una presa en esa zona, para evitar que las aguas serranas de la capital volvieran a causar una inundación en territorio irapuatense, como en 1973.

Las enormes huertas de El Zangarro quedarían bajo el agua; sus tierras de cultivo que producían maíz, sorgo, frijol y garbanzo quedarían cubiertas con millones de litros de agua. Sus casas, muchas de ellas de adobe aún, se desharían con el agua que sería vertida en esa presa a la que llamaron La Purísima.

También, cubierto por el agua, quedaría el templo de El Zangarro, construido en 1898 y que mezclaba estilos neoclásico y barroco, e incluso el panteón que estaba a espaldas del templo, así como un taller de costura en donde hacían camisas para hombres, también fueron sacrificados.

El templo de El Zangarro oculto bajo el agua

Durante años, el templo de El Zangarro quedó oculto bajo el agua. De vez en vez se veía la cúpula.

Francisco Jaramillo, uno de los pocos pescadores de carpas con las que hacen caldos y ceviches que todavía quedan en el nuevo Zangarro, vio en varias ocasiones cómo el agua "escupía" objetos que eran del templo.

Una vez salió una copa de oro, otra vez salió un cuadro intacto de un Sagrado Corazón de Jesús que se lo llevó un señor que andaba en una lancha; yo una vez me hallé un rosario de plata.

Salen muchas cosas, dice don Francisco, pues recordó también que la última vez salió un crucifijo de oro de donde está el templo; “quien sabe si haya cosas ahí o a alguien se le hayan caído, pero pues pocos se meten a esa zona y es raro, además, que salgan cosas, porque cuando se le cae algo a alguien, se va todo al fondo, pero yo he visto cómo salen del agua, yo me traje ese rosario de plata”.

Los vestigios de una belleza sin igual en El Zangarro

Para quien visita la presa y llega hasta el templo, lo está viendo de espaldas. Su entrada principal está es la que da hacia el agua. El templo estaba en la parte de arriba del pueblo de El Zangarro. Entonces, posicionarse en cualquier punto del templo es estar en lo alto y solo basta imaginar que debajo de esos millones de litros de agua está lo que queda de ese pueblo sacrificado que se convirtió tanto en el nuevo Zangarro como en Purísima del Progreso.

Francisco Jaramillo cuenta que la última vez que el templo abrió, se hizo una misa a la que asistió todo el pueblo y en la que él estuvo presente.

El padre Trinidad, que venía desde Morelia y que estuvo en 1940 oficiando misas en El Zangarro, vino a despedir a la Virgen de los Dolores de la gente. Todos nos acercamos a tocar a la virgen y pedirle que nos desprotegiera. La misa duró como tres horas y luego empezaron a llevarse todo.

En lo que queda de templo de Nuestra Virgen de los Dolores, todavía se ve cómo estaba conformado el sagrario, así como parte del retablo que tenía e incluso se conserva algo de la pila bautismal que tenía. También queda aún de pie parte de lo que fue la sacristía, el altar y el presbiterio, así como la nave central, donde estaban las bancas desde las que la feligresía escuchaba la misa en aquella época.

Turismo de aventura en el Zangarro, Guanajuato

Hoy el templo que está hundido debajo de las aguas de la presa La Purísima no es visitado por feligreses, sino por turistas aventureros. Para llegar al templo, cuando hay agua suficiente, tiene que ser mediante kayaks y esto se ha convertido en un atractivo turístico, sobre todo en épocas sin lluvia, que va de marzo a finales de mayo.

Ricardo Gutiérrez Centeno, guía especializado en excursionismo, explicó que el recorrido consiste en pasear sobre el agua de la presa La Purísima y, si el nivel del agua lo permite, se puede ingresar al interior del Templo del Zangarro, uno de los siete templos hundidos de México, con una gran belleza arquitectónica e imágenes elaboradas en cantera.

Marco Bedolla | El Sol de Irapuato

El recorrido es de aproximadamente cinco a seis kilómetros, dependiendo de la condición física del cliente; se hace directamente al templo y en el recorrido se pueden ir conociendo varios tramos de la presa.

Para las personas que no saben navegar en kayak, previo al recorrido el instructor capacita a las personas para que puedan abordarlo de manera segura, además de que se proporciona equipo de protección, como chalecos salvavidas, aunado a que se aplican todas las medidas de protección sanitaria, para prevenir contagios por coronavirus.

La actividad se realiza al aire libre y con grupos reducidos de máximo 11 personas, para disfrutar de este paseo, los interesados deben comunicarse a los teléfonos 462 1296233, 462 1296034 o escribir al correo moduloturistico@gmail.com, para consultar los costos y fechas disponibles.

Recorre El Zangarro en Kayak

  • Es de 5 a 6 kilómetros.
  • Para un grupo reducido de 11 personas.

Para consultar costos y fechas, debes comunicarte al 462-129-6233, al 462-129-6034 o al correo moduloturistico@gmail.com

Te recomendamos el Podcast:

Local

Se manifiestan taxistas y conductores de UBER en la ciudad

En contexto de lo ocurrido en el municipio, salió a la luz de que conductores de UBER del municipio de Irapuato, de manera extraoficial, intentaron huir de una revisión por parte de los elementos de movilidad del estado

Local

Arranca vacunación para menores de 5 a 11 años en Salamanca

Aplicarán primera dosis para menores de 5 a 11 años

Local

Remplazarán luminarias que se encuentran inservibles

A fin de tener una ciudad más iluminada y con ello evitar que se presenten hechos delictivos

Local

Por concretarse 30 proyectos de inversión en Guanajuato

Las autoridades estatales realizan un gran esfuerzo para que Guanajuato cuente con el ecosistema de entidad atractiva para concretar la llegada de nuevas inversiones

Gossip

“Una artista nunca se va”: compañeros de Susana Dosamantes lamentan su muerte 

Actores como Jacqueline Andere resaltan su carretera artística y la manera de impulsar a sus hijos

Gossip

Ganadores de La Academia 20 Años cumplirán su sueño de grabar disco

El crítico Arturo López Gavito confirma que además del premio en efectivo, tendrán un contrato