/ domingo 7 de enero de 2018

PALABRAS

HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRÁN

NUNCA DEJES DE DAR ATENCION A LOS CONSEJOS, PORQUE SON BUENOS

Muchas personas tienen un don maravilloso que es un regalo de Dios, pero mucha gente no se percata de ello así pasen muchos años, sin embargo es correcto que si alguien con experiencia te da sanamente un consejo, no dejes de largo este consejo, porque tarde que temprano te puede ayudar a resolver alguna contingencia o emergencia no pensada, mucho menos imaginada.

Es verdaderamente importante que cuando platiquemos con alguna persona que nos procura con su amistad y repentinamente nos da un sabio consejo debemos escuchar con mucha atención pues es precisamente un hecho o realidad que nos puede acontecer para nuestro bien y para nuestro bienestar.

Por ejemplo tratándose del hogar para no tener que lamentar algún accidente nunca deje prendida la lavadora, o la secadora, o bien la bomba del agua, porque precisamente puede surgir un accidente por un corto circuito.

Mucho menos debe dejar prendidas velas o veladoras en su casa, o en su negocio, o en su consultorio, es bien importante que los aparatos eléctricos deban ser supervisados, porque de repente puede haber un alta en la electricidad y sobreviene el corto que acabara en incendiar la casa o el inmueble.

Lo mismo es bien importante que si en su casa hay un almacenamiento de agua, llamados aljibe nunca lo tenga abierto y mucho menos si hay niños en casa, o personas mayores que pueden caer dentro. Son múltiples estos accidentes que su resultado es mortal. En ocasiones hasta en tinas o cubetas con agua llegan a caer los niños pequeños.

Si usted tiene niños pequeños nunca salga de casa y los deje solos. Hace tiempo conocí una pareja joven que tenían un bebé recién nacido y tuvieron que irse al cine y dejaron al niño solito en la casa y cuando regresaron del cinema el bebé se había rodado entre las cobijitas y se murió asfixiado.

En su casa si tiene auto y hay niños pequeños, jamás deje las llaves en el encendido del motor porque hay niños tan traviesos que echan a andar el carro atropellando a los otros hermanitos que andan jugando detrás. Jamás deje solos a los niños en la cocina de la casa con alimentos en hervor caliente en la estufa porque surgirá un accidente que se echen encima la cazuela y queden quemados de su cara, de sus manos o de su cuerpecito.

Y estos accidentes son fatales y de un largo tratamiento para reconstruir el rostro o las partes quemadas. Jamás permita que un niño pequeño manipule una plancha caliente, o que encienda un boiler de gas porque el resultado será de fatales consecuencias. Nunca mande a mandados a sus niñas solitas a tiendas donde atiendan personas que no le inspiren confianza.

Y en estos días en que abunda la pedofilia, sea en los centros escolares, o en los cines, o en las fiestas a donde concurran niños y niñas deberá haber vigilancia por parte de los padres de familia. Nunca permita que una niña menor de edad se junte o haga amistad con hombres adultos sean jóvenes o gente mayor porque el peligro del abuso sexual predominará en el medio ambiente.

Nunca deje las llaves de su auto dentro de él, porque en menos que canta un gallo, lo abordará un delincuente y le robará su automóvil dejándolo con la boca abierta por la sorpresa y por el coraje. Cuando vaya al banco no lleve tanto dinero porque corre el peligro eminente de un asalto.

En su negocio no tenga dinero efectivo, mucho menos presuma que tiene efectivo o que es usted gente de dinero, porque la delincuencia vigila de día y de noche y le pueden dar una sorpresa. Jamás proporcione a gente desconocida sus datos personales, mucho menos su credencial del IFE, porque pueden robar sus datos y hacer mal uso de ella. Cuando venda un coche, procure quitar sus placas de su auto y darlas de baja ante la oficina de Gobierno, porque caso de tener un accidente, o participar en algún delito a usted le echarán el guante la policía simplemente porque las placas del automóvil están a su nombre.

En fin dice un dicho: EL QUE NO OYE CONSEJOS, NO LLEGARA A VIEJO, por consecuencia escucha los consejos de quién tiene ya mucha experiencia.

HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRÁN

NUNCA DEJES DE DAR ATENCION A LOS CONSEJOS, PORQUE SON BUENOS

Muchas personas tienen un don maravilloso que es un regalo de Dios, pero mucha gente no se percata de ello así pasen muchos años, sin embargo es correcto que si alguien con experiencia te da sanamente un consejo, no dejes de largo este consejo, porque tarde que temprano te puede ayudar a resolver alguna contingencia o emergencia no pensada, mucho menos imaginada.

Es verdaderamente importante que cuando platiquemos con alguna persona que nos procura con su amistad y repentinamente nos da un sabio consejo debemos escuchar con mucha atención pues es precisamente un hecho o realidad que nos puede acontecer para nuestro bien y para nuestro bienestar.

Por ejemplo tratándose del hogar para no tener que lamentar algún accidente nunca deje prendida la lavadora, o la secadora, o bien la bomba del agua, porque precisamente puede surgir un accidente por un corto circuito.

Mucho menos debe dejar prendidas velas o veladoras en su casa, o en su negocio, o en su consultorio, es bien importante que los aparatos eléctricos deban ser supervisados, porque de repente puede haber un alta en la electricidad y sobreviene el corto que acabara en incendiar la casa o el inmueble.

Lo mismo es bien importante que si en su casa hay un almacenamiento de agua, llamados aljibe nunca lo tenga abierto y mucho menos si hay niños en casa, o personas mayores que pueden caer dentro. Son múltiples estos accidentes que su resultado es mortal. En ocasiones hasta en tinas o cubetas con agua llegan a caer los niños pequeños.

Si usted tiene niños pequeños nunca salga de casa y los deje solos. Hace tiempo conocí una pareja joven que tenían un bebé recién nacido y tuvieron que irse al cine y dejaron al niño solito en la casa y cuando regresaron del cinema el bebé se había rodado entre las cobijitas y se murió asfixiado.

En su casa si tiene auto y hay niños pequeños, jamás deje las llaves en el encendido del motor porque hay niños tan traviesos que echan a andar el carro atropellando a los otros hermanitos que andan jugando detrás. Jamás deje solos a los niños en la cocina de la casa con alimentos en hervor caliente en la estufa porque surgirá un accidente que se echen encima la cazuela y queden quemados de su cara, de sus manos o de su cuerpecito.

Y estos accidentes son fatales y de un largo tratamiento para reconstruir el rostro o las partes quemadas. Jamás permita que un niño pequeño manipule una plancha caliente, o que encienda un boiler de gas porque el resultado será de fatales consecuencias. Nunca mande a mandados a sus niñas solitas a tiendas donde atiendan personas que no le inspiren confianza.

Y en estos días en que abunda la pedofilia, sea en los centros escolares, o en los cines, o en las fiestas a donde concurran niños y niñas deberá haber vigilancia por parte de los padres de familia. Nunca permita que una niña menor de edad se junte o haga amistad con hombres adultos sean jóvenes o gente mayor porque el peligro del abuso sexual predominará en el medio ambiente.

Nunca deje las llaves de su auto dentro de él, porque en menos que canta un gallo, lo abordará un delincuente y le robará su automóvil dejándolo con la boca abierta por la sorpresa y por el coraje. Cuando vaya al banco no lleve tanto dinero porque corre el peligro eminente de un asalto.

En su negocio no tenga dinero efectivo, mucho menos presuma que tiene efectivo o que es usted gente de dinero, porque la delincuencia vigila de día y de noche y le pueden dar una sorpresa. Jamás proporcione a gente desconocida sus datos personales, mucho menos su credencial del IFE, porque pueden robar sus datos y hacer mal uso de ella. Cuando venda un coche, procure quitar sus placas de su auto y darlas de baja ante la oficina de Gobierno, porque caso de tener un accidente, o participar en algún delito a usted le echarán el guante la policía simplemente porque las placas del automóvil están a su nombre.

En fin dice un dicho: EL QUE NO OYE CONSEJOS, NO LLEGARA A VIEJO, por consecuencia escucha los consejos de quién tiene ya mucha experiencia.