/ domingo 21 de octubre de 2018

PALABRAS

POR HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRAN

“LOS NIÑOS DESOBEDIENTES Y LA NECESIDAD DE CORREGIRLOS “

En muchísimos hogares los niños son desobedientes y basta un berrinche con llanto y patadas al suelo para que los padres de familia se doblen a los caprichos del pequeñín o de la nena. Tal vez en algunas situaciones familiares por ser hijos únicos les toleran sus pataletas y los consienten demasiado lo cual de acuerdo a la psicología es muy dañino para su educación.

Y de no reaccionar los padres en corregirlos así seguirán con sus caprichitos, lo cual llena de angustia a la madre que es la que más tiempo permanece en el hogar. Cuando el padre de familia se da cuenta de la situación y trata de reprender a la niña o el niño surgen discusiones que alteran el orden familiar porque en la mayoría de los padres uno es el consentidor y el otro por su lado apoya las rabietas de sus pequeños, causando un desajuste emocional de odio al padre que corrige con justicia y amor a la madre consentidora. En estos casos lo aconsejable es que padre y madre se pongan de acuerdo en cómo dar amor, apoyo, cariño, y corrección a sus hijos.

De tal manera que poniéndose de acuerdo el padre y la madre la corrección en la conducta de los hijos será autosuficiente y lograran criar hijos buenos, obedientes y estudiosos. Caso contrario de no corregir a tiempo a largo plazo tendrán hijos inadaptados, seres débiles y en algunos casos seres flojos y mantenidos, que con el temido berrinche doblan al padre y a la madre.

De tal manera que hay que corregir a tiempo para formar seres seguros, respetuosos de la familia, de la sociedad con la que conviven, es decir seres adaptados y no complicados, pues en la escuela empiezan a mostrar como son y cómo serán a futuro.

En una ocasión en un juego de básquet en la preparatoria en donde uno de mis hijos formó un equipo y estaban en la cancha, a medio tiempo un joven quiso meterse al equipo a lo cual mi hijo le dijo que ya había empezado el juego y no se podía meter a lo que el joven saco una navaja y amenazo a mi muchacho, afortunadamente no pasó de ahí pero yo personalmente me presente ante su mamá y le conté que su hijo traía una navaja de las llamadas 007, y representaba un serio peligro en caso de un pleito, la señora no creyó mi versión, pero fue más que suficiente para que ya no molestara a mi hijo, de ahí partimos de que un joven que no es educado debidamente, a largo plazo presentara problemas a sus padres.

Hoy en día que la delincuencia está a la alza, son seres inadaptados, provienen de hogares en donde el padre es alcohólico o no trabaja y la madre es la que mantiene el hogar y la disciplina no existe en estos hogares de personas que no saben trasmitir los valores espirituales y morales a los hijos y tan solo es porque de pequeños no supieron o no quisieron corregir, y al no corregir, los niños crecen en sendas de inmadurez, de odio inclusive a sus propios padres y familiares y como comentario tenemos el terrible asesinato de una familia, de un loco que mató a su padre, mató a su madre y a dos de sus hermanos en la ciudad de León, aquí en el Estado de Guanajuato.

Si señor y señora a tiempo hay que corregir, además de darles mucho amor y cariño para que crezcan sin odio ni rencores. Cuando en un hogar se enseña a orar a Dios, a respetar a su prójimo y a llevarse bien con todo el mundo serán seres útiles y no zánganos y mantenidos y por otro lado seres enfermos de la mente, del espíritu y de su alma que está llena de odio.



POR HAYDEÉ ORTIZ D’BALANDRAN

“LOS NIÑOS DESOBEDIENTES Y LA NECESIDAD DE CORREGIRLOS “

En muchísimos hogares los niños son desobedientes y basta un berrinche con llanto y patadas al suelo para que los padres de familia se doblen a los caprichos del pequeñín o de la nena. Tal vez en algunas situaciones familiares por ser hijos únicos les toleran sus pataletas y los consienten demasiado lo cual de acuerdo a la psicología es muy dañino para su educación.

Y de no reaccionar los padres en corregirlos así seguirán con sus caprichitos, lo cual llena de angustia a la madre que es la que más tiempo permanece en el hogar. Cuando el padre de familia se da cuenta de la situación y trata de reprender a la niña o el niño surgen discusiones que alteran el orden familiar porque en la mayoría de los padres uno es el consentidor y el otro por su lado apoya las rabietas de sus pequeños, causando un desajuste emocional de odio al padre que corrige con justicia y amor a la madre consentidora. En estos casos lo aconsejable es que padre y madre se pongan de acuerdo en cómo dar amor, apoyo, cariño, y corrección a sus hijos.

De tal manera que poniéndose de acuerdo el padre y la madre la corrección en la conducta de los hijos será autosuficiente y lograran criar hijos buenos, obedientes y estudiosos. Caso contrario de no corregir a tiempo a largo plazo tendrán hijos inadaptados, seres débiles y en algunos casos seres flojos y mantenidos, que con el temido berrinche doblan al padre y a la madre.

De tal manera que hay que corregir a tiempo para formar seres seguros, respetuosos de la familia, de la sociedad con la que conviven, es decir seres adaptados y no complicados, pues en la escuela empiezan a mostrar como son y cómo serán a futuro.

En una ocasión en un juego de básquet en la preparatoria en donde uno de mis hijos formó un equipo y estaban en la cancha, a medio tiempo un joven quiso meterse al equipo a lo cual mi hijo le dijo que ya había empezado el juego y no se podía meter a lo que el joven saco una navaja y amenazo a mi muchacho, afortunadamente no pasó de ahí pero yo personalmente me presente ante su mamá y le conté que su hijo traía una navaja de las llamadas 007, y representaba un serio peligro en caso de un pleito, la señora no creyó mi versión, pero fue más que suficiente para que ya no molestara a mi hijo, de ahí partimos de que un joven que no es educado debidamente, a largo plazo presentara problemas a sus padres.

Hoy en día que la delincuencia está a la alza, son seres inadaptados, provienen de hogares en donde el padre es alcohólico o no trabaja y la madre es la que mantiene el hogar y la disciplina no existe en estos hogares de personas que no saben trasmitir los valores espirituales y morales a los hijos y tan solo es porque de pequeños no supieron o no quisieron corregir, y al no corregir, los niños crecen en sendas de inmadurez, de odio inclusive a sus propios padres y familiares y como comentario tenemos el terrible asesinato de una familia, de un loco que mató a su padre, mató a su madre y a dos de sus hermanos en la ciudad de León, aquí en el Estado de Guanajuato.

Si señor y señora a tiempo hay que corregir, además de darles mucho amor y cariño para que crezcan sin odio ni rencores. Cuando en un hogar se enseña a orar a Dios, a respetar a su prójimo y a llevarse bien con todo el mundo serán seres útiles y no zánganos y mantenidos y por otro lado seres enfermos de la mente, del espíritu y de su alma que está llena de odio.



sábado 16 de marzo de 2019

PALABRAS

sábado 23 de febrero de 2019

PALABRAS

sábado 16 de febrero de 2019

PALABRAS

sábado 09 de febrero de 2019

PALABRAS

sábado 02 de febrero de 2019

PALABRAS

domingo 20 de enero de 2019

PALABRAS

sábado 12 de enero de 2019

PALABRAS

sábado 22 de diciembre de 2018

PALABRAS

sábado 15 de diciembre de 2018

PALABRAS

domingo 02 de diciembre de 2018

PALABRAS

Cargar Más