/ viernes 11 de octubre de 2019

Islandia modelo en comunidades de jóvenes saludables, alejados de las adicciones

Daniel Alberto Díaz Martínez, Secretario de Salud de Guanajuato.

En días pasados conocimos de primera mano el sistema de Islandia para formar comunidades de niños y jóvenes saludables, la estrategia a seguir en Guanajuato es la de implementar el modelo, que vengan y nos ayuden a trabajar con este sistema que ya está probado con éxito.

Se trata de un modelo saludable de prevención integral que se trabaja en cada comunidad, se realiza de manera transversal, interinstitucional e interdisciplinaria, con resultados comprobados a mediano y largo plazo.

El trabajo se realiza entre las autoridades y la comunidad, realizan trabajo en familia y escuela, actividades extracurriculares gratuitas.

El Centro de Investigaciones y Análisis de Ciencias Sociales de Islandia, ha estado liderando el proyecto, y actualmente asesora unas cien comunidades en 23 países, Chile es uno de ellos, sobre maneras de reducir el alcoholismo y la drogadicción entre los jóvenes.

La clave está en crear comunidades saludables y a partir de eso desarrollar individuos saludables. Se trata de poner las bases de lo que se quiera aprender: música, danza, deportes, artes, o cualquier actividad o pasatiempo que seleccionen los jóvenes.

Además, se fortalecieron los vínculos entre los padres de familia y la escuela, a través de organizaciones de padres que por ley tienen que establecerse en cada escuela, junto con consejos escolares con representantes de los padres.

Se alentó a los padres a asistir a charlas sobre la importancia de pasar una cantidad de tiempo con sus hijos, en lugar de "tiempo de calidad" ocasional, hablar con sus hijos sobre sus vidas, saber con quién eran amigos y estar con ellos en casa por las tardes.

Así, las diferentes asignaturas provocan una serie de alteraciones en su química cerebral y proporcionan el estímulo de lo que necesitaban para enfrentarse mejor a la vida. Mientras que algunos seleccionaban una experiencia que les ayudase a reducir la ansiedad, otros podían estar en busca de emociones fuertes como deportes extremos.

Al mismo tiempo, los participantes reciben formación en capacidades para la vida, centrada en mejorar sus ideas sobre sí mismos, sobre su cosmovisión, su relación con el entorno, y su manera de interactuar con los demás.

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable. El porcentaje de chicos de entre 15 y 16 años que habían probado el alcohol se desplomó del 42% en 1998 al 5% en 2016. El porcentaje de los que habían consumido marihuana alguna vez ha pasado del 17% al 7%, y el de fumadores diarios de cigarrillos ha caído del 23% a tan solo el 3%.

El país ha conseguido cambiar la tendencia si se adopta en otros países, el modelo islandés es beneficioso para el bienestar psicológico y físico general de los jóvenes. Es por ello por lo que Guanajuato ha establecido una alianza estratégica con Islandia, y trabajaremos juntos para elevar la calidad de vida y desarrollo social de nuestros niños y jóvenes que son el futuro del Estado.

Daniel Alberto Díaz Martínez, Secretario de Salud de Guanajuato.

En días pasados conocimos de primera mano el sistema de Islandia para formar comunidades de niños y jóvenes saludables, la estrategia a seguir en Guanajuato es la de implementar el modelo, que vengan y nos ayuden a trabajar con este sistema que ya está probado con éxito.

Se trata de un modelo saludable de prevención integral que se trabaja en cada comunidad, se realiza de manera transversal, interinstitucional e interdisciplinaria, con resultados comprobados a mediano y largo plazo.

El trabajo se realiza entre las autoridades y la comunidad, realizan trabajo en familia y escuela, actividades extracurriculares gratuitas.

El Centro de Investigaciones y Análisis de Ciencias Sociales de Islandia, ha estado liderando el proyecto, y actualmente asesora unas cien comunidades en 23 países, Chile es uno de ellos, sobre maneras de reducir el alcoholismo y la drogadicción entre los jóvenes.

La clave está en crear comunidades saludables y a partir de eso desarrollar individuos saludables. Se trata de poner las bases de lo que se quiera aprender: música, danza, deportes, artes, o cualquier actividad o pasatiempo que seleccionen los jóvenes.

Además, se fortalecieron los vínculos entre los padres de familia y la escuela, a través de organizaciones de padres que por ley tienen que establecerse en cada escuela, junto con consejos escolares con representantes de los padres.

Se alentó a los padres a asistir a charlas sobre la importancia de pasar una cantidad de tiempo con sus hijos, en lugar de "tiempo de calidad" ocasional, hablar con sus hijos sobre sus vidas, saber con quién eran amigos y estar con ellos en casa por las tardes.

Así, las diferentes asignaturas provocan una serie de alteraciones en su química cerebral y proporcionan el estímulo de lo que necesitaban para enfrentarse mejor a la vida. Mientras que algunos seleccionaban una experiencia que les ayudase a reducir la ansiedad, otros podían estar en busca de emociones fuertes como deportes extremos.

Al mismo tiempo, los participantes reciben formación en capacidades para la vida, centrada en mejorar sus ideas sobre sí mismos, sobre su cosmovisión, su relación con el entorno, y su manera de interactuar con los demás.

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable. El porcentaje de chicos de entre 15 y 16 años que habían probado el alcohol se desplomó del 42% en 1998 al 5% en 2016. El porcentaje de los que habían consumido marihuana alguna vez ha pasado del 17% al 7%, y el de fumadores diarios de cigarrillos ha caído del 23% a tan solo el 3%.

El país ha conseguido cambiar la tendencia si se adopta en otros países, el modelo islandés es beneficioso para el bienestar psicológico y físico general de los jóvenes. Es por ello por lo que Guanajuato ha establecido una alianza estratégica con Islandia, y trabajaremos juntos para elevar la calidad de vida y desarrollo social de nuestros niños y jóvenes que son el futuro del Estado.