/ jueves 19 de noviembre de 2020

DOS TEMAS DE NOVIEMBRE

En esta entrega escribo sobre dos temas del mes de noviembre, Calaveras literarias y Escuelas de Tiempo Completo. Título: “Director y secretaria”. Estaba Ana María escribiendo/ un oficio en la dirección, / la muerte se asomó diciendo;/ Deja eso vámonos al panteón. / No me lleves sola, por favor/ Llorando Ana María suplicaba, / Me llevé a Pedro de Gante y ahora a ti y al director/ le contestó la calaca enojada.

Título: “Calaveras sin partido”. Entre la pus de una estela/ La Parca vino a increpar/ a la pareja estelar;/ ¡Ya basta de francachelas, / eso no es tener abuela. / no me importa su adicción, / me repugna su ambición/ ¡Que mi guadaña equilibre! Yo quiero a México libre, / libre de tanto bribón. Título: Diego Sinhue.

La violencia, herencia terrible/ Miguel Márquez la dejó/ Luego vino el combustible, / ¡Pemex se lo agandalló. / Este año de repente, / Llegó el virus qué terror. / si no fuera suficiente…/ ¡Está López Obrador! / Compasiva la huesuda/ Pensó en una solución, / Decidió llevarse a Diego. / Sin una duda/ venció su desasosiego/ y dio un golpe de timón.

El segundo tema, comentario de las Escuelas de Tiempo Completo. Estas instituciones se dedicaban exclusivamente a dar alimentos y actividades extracurriculares para alumnos de primaria y secundaria en un horario extendido de 6 u 8 horas por jornada. Iniciaron en el ciclo 2007-2008, con el sexenio de Felipe Calderón. Continuaron en la administración de Enrique Peña Nieto hasta convertirse en uno de los programas estrella.

Eran 500 escuelas y tras 14 años de operación suman 27 mil planteles en todo el país hasta 2020, de las cuales 19 mil son indígenas y rurales. Todas las escuelas que participaban en este programa recibían aproximadamente 90 mil pesos cada una para la compensación del horario extendido de los maestros y para los alimentos de los alumnos.

Los mayores beneficios se observaron entre las poblaciones más vulnerables pues el programa estaba diseñado para mejorar el logro educativo y el nivel de aprendizaje, primordialmente entre los estudiantes de primaria en comunidades de alta marginación. Las evaluaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) confirman, con las Escuelas de Tiempo Completo mejoró el aprovechamiento escolar entre alumnos de educación básica. También se observó que en las escuelas primarias participantes disminuyó la reprobación y el rezago educativo.

Sin duda, el servicio de alimentación contribuyó a disminuir el abandono. El actual gobierno creó un programa: La Escuela es Nuestra, con él aumentan los apoyos. Los recursos pueden ser utilizados para el mantenimiento del inmueble escolar, construcción de aulas, baños, laboratorios y material de cómputo. En la Escuela es Nuestra después de definir sus necesidades, número de alumnos y grado de marginación podrán recibir entre 150 mil y 500 mil pesos, que son depositados directamente en la cuenta del Comité Escolar cuyo tesorero se encargará del manejo y comprobación de los recursos. Adela Piña presidenta de la Comisión de Educación del Congreso declaró “El programa La Escuela es Nuestra incluye recursos para ejecutar los objetivos del programa Escuelas de Tiempo Completo”.

ezequielsotomar@outlook.com

En esta entrega escribo sobre dos temas del mes de noviembre, Calaveras literarias y Escuelas de Tiempo Completo. Título: “Director y secretaria”. Estaba Ana María escribiendo/ un oficio en la dirección, / la muerte se asomó diciendo;/ Deja eso vámonos al panteón. / No me lleves sola, por favor/ Llorando Ana María suplicaba, / Me llevé a Pedro de Gante y ahora a ti y al director/ le contestó la calaca enojada.

Título: “Calaveras sin partido”. Entre la pus de una estela/ La Parca vino a increpar/ a la pareja estelar;/ ¡Ya basta de francachelas, / eso no es tener abuela. / no me importa su adicción, / me repugna su ambición/ ¡Que mi guadaña equilibre! Yo quiero a México libre, / libre de tanto bribón. Título: Diego Sinhue.

La violencia, herencia terrible/ Miguel Márquez la dejó/ Luego vino el combustible, / ¡Pemex se lo agandalló. / Este año de repente, / Llegó el virus qué terror. / si no fuera suficiente…/ ¡Está López Obrador! / Compasiva la huesuda/ Pensó en una solución, / Decidió llevarse a Diego. / Sin una duda/ venció su desasosiego/ y dio un golpe de timón.

El segundo tema, comentario de las Escuelas de Tiempo Completo. Estas instituciones se dedicaban exclusivamente a dar alimentos y actividades extracurriculares para alumnos de primaria y secundaria en un horario extendido de 6 u 8 horas por jornada. Iniciaron en el ciclo 2007-2008, con el sexenio de Felipe Calderón. Continuaron en la administración de Enrique Peña Nieto hasta convertirse en uno de los programas estrella.

Eran 500 escuelas y tras 14 años de operación suman 27 mil planteles en todo el país hasta 2020, de las cuales 19 mil son indígenas y rurales. Todas las escuelas que participaban en este programa recibían aproximadamente 90 mil pesos cada una para la compensación del horario extendido de los maestros y para los alimentos de los alumnos.

Los mayores beneficios se observaron entre las poblaciones más vulnerables pues el programa estaba diseñado para mejorar el logro educativo y el nivel de aprendizaje, primordialmente entre los estudiantes de primaria en comunidades de alta marginación. Las evaluaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) confirman, con las Escuelas de Tiempo Completo mejoró el aprovechamiento escolar entre alumnos de educación básica. También se observó que en las escuelas primarias participantes disminuyó la reprobación y el rezago educativo.

Sin duda, el servicio de alimentación contribuyó a disminuir el abandono. El actual gobierno creó un programa: La Escuela es Nuestra, con él aumentan los apoyos. Los recursos pueden ser utilizados para el mantenimiento del inmueble escolar, construcción de aulas, baños, laboratorios y material de cómputo. En la Escuela es Nuestra después de definir sus necesidades, número de alumnos y grado de marginación podrán recibir entre 150 mil y 500 mil pesos, que son depositados directamente en la cuenta del Comité Escolar cuyo tesorero se encargará del manejo y comprobación de los recursos. Adela Piña presidenta de la Comisión de Educación del Congreso declaró “El programa La Escuela es Nuestra incluye recursos para ejecutar los objetivos del programa Escuelas de Tiempo Completo”.

ezequielsotomar@outlook.com

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 26 de noviembre de 2020

66 ANIVERSARIO EN 2020

Ezequiel Soto

jueves 19 de noviembre de 2020

DOS TEMAS DE NOVIEMBRE

Ezequiel Soto

sábado 14 de noviembre de 2020

¡JOE BIDEN PRESIDENTE!

Ezequiel Soto

sábado 17 de octubre de 2020

REALIZANDO SUEÑOS…

Ezequiel Soto

miércoles 30 de septiembre de 2020

FORJANDO LA PAZ JUNTOS

Ezequiel Soto

Cargar Más