/ sábado 13 de abril de 2019

CENTENARIO DE LA MUERTE DE EMILIANO ZAPATA. SEGUNDA PARTE

En la entrega pasada relaté la ejecución de Emiliano Zapata montado en el caballo As de Oros, a manos del coronel Jesús M. Guajardo. Al enterarse Venustiano Carranza, dispone que el traidor sea ascendido a general de brigada.

El pueblo lo expresó así: Varios hombres lloraban al ver el triste fin/ del hombre que luchaba por un bien nacional, / las mujeres trocaban en rabia su gemir/ al ver la declarada traición de un hombre vil/ que hablar cara a cara/ no pudo en lance tal. Zapata fue el bandido para la alta aristocracia/ mas a la vez, ignoro su criminalidad; / en su panteón lucido un ángel destaca, trayendo así en su mano, un libro lee entusiasta:/ ”La tierra para todos y el don de libertad”.

El año diez y nueve, el mes de abril por fecha,/ murió el jefe Zapata como bien lo sabrán/ del modo más aleve, en San Juan Chinameca,/ a la una y media breve de esa tarde siniestra/ dejando una era grata así a la humanidad.

¿Por qué o por quiénes luchaba Emiliano Zapata? ¿Què fue lo que movió a Zapata a lanzarse a la Revolución?. Jesús Sotelo Inclán en su libro Raíz y razón de Zapata dice: “Emiliano tenía los documentos que acreditaban la propiedad de las tierras en una caja de hoja de lata, al pie de la escalera que lleva al coro y a las alturas de la Iglesia.

Allí quedaba enterrada la raíz y la razón que lo impulsaban, su íntima verdad, la historia de su pueblo y la prehistoria de su vida. Incluso se los dio a guardar a Jesús Robles, uno de sus hombres de más confianza diciéndole -Si los pierdes, compadre, te secas colgado de un casahuate. Una vez, Zapata recibió la visita de unos emisarios del Estado de Michoacán, que venían a convencerse de la sinceridad del Caudillo del Sur; pidió a Robles que trajera los documentos y los enseñó a los visitantes diciéndoles: -Por esto peleo. Pero claro que al decir “esto” Zapata ya no sólo se refería a los derechos de Anenecuilco, sino a los de todos los pueblos.”

En cambio, el reparto de tierras le parecía ridículo a Carranza, por eso no se entendìan. Emiliano Zapata se hizo famoso en el Sur por realizar el primer reparto de tierras en la hacienda El Cuajar. Pero su agrarismo le costó caro: fue llevado de leva a Cuernavaca e incorporado al Noveno Regimiento el 11 de febrero de 1910. (La leva era el servicio forzado en el ejército federal. No importaban los hijos, las mujeres, los campos abandonados: conducidos como presos en cadena, los desdichados “soldados” eran arreados como ganado a golpe de látigo). La mayoría de las personas no regresaban vivos a sus lugares de origen).

Una de las técnicas que utilizan los historiadores, es el Testimonio Viviente. Consiste en tomar la opinión de personas que hayan vivido y tenido contacto con las personas que han hecho historia. Tal es el caso del General J. Trinidad Deloya. Este general nació en el estado de Guerrero. Estuvo junto a Zapata desde 1910. Pertenece a la Legión de Honor Mexicana desde 1956: “Conocí de cerca a Zapata. Tenía una virtud sobre de todas, nunca dejaba de hacer justicia, aunque èsta tuviera que ser dura y hasta le doliera. Su trato era siempre suave y humano. Los campesinos le querían mucho. Su rectitud y sus principios eran inconmovibles y su finalidad central la de resolver el problema agrario. Constantemente repetía que la tierra es para el que la trabaja”.

Otro caso es el del General Octavio Magaña. Éste luchó con Zapata, desde la edad de 16 años. El General Magaña nos cuenta: Tenía yo 140 hombres armados. Cuando sólo me quedaban 40 hombres, me encontré con el entonces coronel Emiliano Zapata. . –Què haces por acá, muchacho? –me dijo. Yo le conté todo a Zapata. Mi padre le entregó a mi hermano Rodolfo 10 mil pesos, para que se los diera a Zapata, como su contribución a la lucha. -Regresé con mi hermano. Rodolfo habló con Zapata y quiso entregarle los 10 mil pesos.

Éste se negó a recibirlos. Lo nombró pagador y le dijo que conservara el dinero en su poder para “socorrer a los muchachos” -Así era Zapata. Casi podría decir que el dinero le molestaba. Tenía dos objetivos fundamentales: solucionar el problema agrario y promover la educación de los pobres. En el aspecto agrario es más conocido, pero como educador se le desconoce. -Zapata luchaba y fundaba escuelas. Vivía obsesionado en sacar de la ignorancia a los campesinos”. Así luchaba Emiliano Zapata repartiendo tierras y fundando escuelas.



En la entrega pasada relaté la ejecución de Emiliano Zapata montado en el caballo As de Oros, a manos del coronel Jesús M. Guajardo. Al enterarse Venustiano Carranza, dispone que el traidor sea ascendido a general de brigada.

El pueblo lo expresó así: Varios hombres lloraban al ver el triste fin/ del hombre que luchaba por un bien nacional, / las mujeres trocaban en rabia su gemir/ al ver la declarada traición de un hombre vil/ que hablar cara a cara/ no pudo en lance tal. Zapata fue el bandido para la alta aristocracia/ mas a la vez, ignoro su criminalidad; / en su panteón lucido un ángel destaca, trayendo así en su mano, un libro lee entusiasta:/ ”La tierra para todos y el don de libertad”.

El año diez y nueve, el mes de abril por fecha,/ murió el jefe Zapata como bien lo sabrán/ del modo más aleve, en San Juan Chinameca,/ a la una y media breve de esa tarde siniestra/ dejando una era grata así a la humanidad.

¿Por qué o por quiénes luchaba Emiliano Zapata? ¿Què fue lo que movió a Zapata a lanzarse a la Revolución?. Jesús Sotelo Inclán en su libro Raíz y razón de Zapata dice: “Emiliano tenía los documentos que acreditaban la propiedad de las tierras en una caja de hoja de lata, al pie de la escalera que lleva al coro y a las alturas de la Iglesia.

Allí quedaba enterrada la raíz y la razón que lo impulsaban, su íntima verdad, la historia de su pueblo y la prehistoria de su vida. Incluso se los dio a guardar a Jesús Robles, uno de sus hombres de más confianza diciéndole -Si los pierdes, compadre, te secas colgado de un casahuate. Una vez, Zapata recibió la visita de unos emisarios del Estado de Michoacán, que venían a convencerse de la sinceridad del Caudillo del Sur; pidió a Robles que trajera los documentos y los enseñó a los visitantes diciéndoles: -Por esto peleo. Pero claro que al decir “esto” Zapata ya no sólo se refería a los derechos de Anenecuilco, sino a los de todos los pueblos.”

En cambio, el reparto de tierras le parecía ridículo a Carranza, por eso no se entendìan. Emiliano Zapata se hizo famoso en el Sur por realizar el primer reparto de tierras en la hacienda El Cuajar. Pero su agrarismo le costó caro: fue llevado de leva a Cuernavaca e incorporado al Noveno Regimiento el 11 de febrero de 1910. (La leva era el servicio forzado en el ejército federal. No importaban los hijos, las mujeres, los campos abandonados: conducidos como presos en cadena, los desdichados “soldados” eran arreados como ganado a golpe de látigo). La mayoría de las personas no regresaban vivos a sus lugares de origen).

Una de las técnicas que utilizan los historiadores, es el Testimonio Viviente. Consiste en tomar la opinión de personas que hayan vivido y tenido contacto con las personas que han hecho historia. Tal es el caso del General J. Trinidad Deloya. Este general nació en el estado de Guerrero. Estuvo junto a Zapata desde 1910. Pertenece a la Legión de Honor Mexicana desde 1956: “Conocí de cerca a Zapata. Tenía una virtud sobre de todas, nunca dejaba de hacer justicia, aunque èsta tuviera que ser dura y hasta le doliera. Su trato era siempre suave y humano. Los campesinos le querían mucho. Su rectitud y sus principios eran inconmovibles y su finalidad central la de resolver el problema agrario. Constantemente repetía que la tierra es para el que la trabaja”.

Otro caso es el del General Octavio Magaña. Éste luchó con Zapata, desde la edad de 16 años. El General Magaña nos cuenta: Tenía yo 140 hombres armados. Cuando sólo me quedaban 40 hombres, me encontré con el entonces coronel Emiliano Zapata. . –Què haces por acá, muchacho? –me dijo. Yo le conté todo a Zapata. Mi padre le entregó a mi hermano Rodolfo 10 mil pesos, para que se los diera a Zapata, como su contribución a la lucha. -Regresé con mi hermano. Rodolfo habló con Zapata y quiso entregarle los 10 mil pesos.

Éste se negó a recibirlos. Lo nombró pagador y le dijo que conservara el dinero en su poder para “socorrer a los muchachos” -Así era Zapata. Casi podría decir que el dinero le molestaba. Tenía dos objetivos fundamentales: solucionar el problema agrario y promover la educación de los pobres. En el aspecto agrario es más conocido, pero como educador se le desconoce. -Zapata luchaba y fundaba escuelas. Vivía obsesionado en sacar de la ignorancia a los campesinos”. Así luchaba Emiliano Zapata repartiendo tierras y fundando escuelas.



lunes 09 de septiembre de 2019

LUCINA KATHMANN Y PEN INTERNACIONAL

lunes 02 de septiembre de 2019

INICIO DEL CICLO ESCOLAR 2019-2020

sábado 03 de agosto de 2019

NUEVA ESCUELA MEXICANA

lunes 29 de julio de 2019

DOCTOR GERARDO URIBE AGUAYO

sábado 20 de julio de 2019

TOTAL, QUÉ TANTO ES TANTITO

domingo 05 de mayo de 2019

A PROPÓSITO DEL DÍA DEL NIÑO…

Cargar Más